miércoles, 6 de abril de 2011

2012, ¿EL FIN DE INTERNET?

Aquí está la información que hemos comentado en el foro y que los escépticos, que son legión, se niegan a aceptar. Lamentablemente, la acepten o no, estamos aquí.

Y esto podría evitarse sólo si corremos la voz y hacemos algo por organizarnos en contra de la que nos viene encima.

¿Pagarías Un Peso por Leer tu Sitio Web?



Para leer la noticia y los comentarios de Paul Joseph Watson al respecto de los rumores que aseguran que esta noticia es una patraña.

P. Watson repasa una por una todas las noticias aparecidas en los últimos años sobre la agenda preparada para Internet. Te darás cuenta de que esta posibilidad es más que real y que puede que nos espere a la vuelta de la esquina. Para los lectores que no lean inglés traduzco la parte gruesa del artículo.

Dice el artículo de Watson:
La gente se pregunta sobre la precisión de esta noticia porque no está avalada por ninguna otra fuente, sólo por la “promesa” de que pronto será publicada por el Time Magazine y hasta que no aparezca tal confirmación esta información ha sido desechada por algunos por considerarla una “patraña”.

Lo que sí está bien documentado (y lo hemos publicado) es el hecho de que los paquetes de la red sin cable TELUS permiten sólo acceso restringido de pago a una selección de sitios de noticias corporativos. Este es el modelo de Internet en el que el post basaría la noticia.

La gente ha percibido que los autores del video parecen más preocupados por que la gente se suscriba a su cuenta de YouTube que de luchar por la neutralidad de la red poniendo a una chica atractiva que muestra su escote sin pudor.

La gran mayoría de sus otros vídeos YouTube alojados consisten en una bizarra muestra de avant-garde lo que ha levantado sospechas de que la historia fuera simplemente fabricada para llamar la atención sobre el grupo.

Independientemente de si el informe que mencionan existe o es una mera fabricación, existe una agenda muy real para restringir, regular y sofocar el uso libre de Internet y lo hemos venido documentando a lo largo de estos años.

Los primeros pasos en esta dirección han sido cobrar por cada correo enviado, medida que ya se producido. Bajo el pretexto de eliminar spam, Bill Gates y otros grandes de la industria han propuesto a los usuarios de Internet comprar crédito sobre el número de correos que sean capaces de enviar, lo cual es el final para las newsletters políticas y las listas de correo.

El New York Times confirmó que,
“America Online y Yahoo, dos de los proveedores más importantes del mundo en cuentas de correo, van a comenzar a usar un sistema que da tratamiento preferencial a los mensajes de empresas que paguen de ¼ de céntimo a un penique por cada uno entregado. Estos remitentes deben prometer que contactarán sólo a las personas que están de acuerdo con recibir sus mensajes, o corren el riesgo de que su correo se bloquee por completo”.
La primera ola o paso en esa dirección dirigirá sus esfuerzos a poner un precio a la gente para usar el Internet convencional y forzar a la gente a usar Internet 2, un centro regulado por el estado, donde se requerirá permiso de una agencia gubernamental o del gobierno para crear un sitio Web.

El Internet original se convertirá en una base de datos bajo vigilancia y en una herramienta de marketing.

La revista Nation reportó en el 2006 que,
“Verizon, Comcast, Bell South y otros gigantes de la comunicación están desarrollando estrategias para hacer seguimiento y almacenamiento de información de cada movimiento que hacemos en el ciberespacio en un sistema de recolección de datos gigantesco y un sistema de marketing. El alcance de todo esto rivalizaría con la Agencia de Seguridad Nacional.

Según los informes o white papers que circulan ahora en las industrias del cable, teléfono y telecomunicaciones, los grandes anunciantes, grupos de interés especial, corporaciones, etc. tendrían tratamiento preferencial. El contenido de estos proveedores tendría prioridad en nuestros ordenadores y pantallas de televisión mientras que la información considerada indeseable, tal como comunicaciones P2P quedaría relegada a un carril lento o simplemente se restringiría”
Durante los últimos años, un coro de propaganda con intención de demonizar Internet para someterlo a estrictos controles se ha orquestado desde muchos órganos de poder:
  1. La revista Time reportó el pasado año que los investigadores financiados por el gobierno federal quieren cerrar Internet y comenzar de nuevo, citando el hecho de que por el momento existen bucles en el sistema que no pueden ser rastreados todo el tiempo. El eco de esos proyectos va dirigido a restringir la neutralidad de Internet e incluso diseñar una nueva forma de Internet 2.
     
  2. Se han producido peticiones públicas, por parte tanto de republicanos como demócratas, para poder entrar en las cuentas privadas de correo de los ciudadanos de USA.
La estrategia desclasificada recientemente por la Casa Blanca para “ganar la Guerra contra el terror” apunta a las teorías conspirativas en Internet como una base para el reclutamiento de terroristas y amenaza con “debilitar” su influencia.

El Pentágono recientemente anunció su esfuerzo de infiltrarse en Internet y hacer propaganda de “guerra contra el terror”.

En un discurso del pasado octubre, el Director de Seguridad Nacional, Michael Chertoff, identificó a la red como “campo de entrenamiento del terror” por medio del cual,
“la gente desafectuosa que vive en Estados Unidos están desarrollando ideologías radicales y habilidades potencialmente violentas”.
Su solución son “centros de fusión de inteligencia” con personal de la Agencia de Seguridad Nacional que entrarán operativos para el próximo año.

El Gobierno de los Estados Unidos quiere forzar a los blogeros y a los activistas online a registrar y reportar su actividad regularmente al Congreso. Los cargos criminales por no cumplimiento de esta medida incluyen una temporada entre rejas (hasta un año).

Otra medida que viene desde Sydney va aun más allá en la destrucción de Internet y propone que se considere robo de copyright y piratería enlazar información con otros sitios Web.

La Unión Europea, dirigida por el ex-estalinista y potencial futuro primer ministro británico John Reid, también ha prometido acabar con los “terroristas” que usen Internet para difundir propaganda.

La ley de retención de información de la UE que se aprobó el año pasado con mucha controversia y cuya implementación estaba marcada para finales del 2007 obliga a los operadores de telefonía y a los proveedores de servicio de Internet a almacenar información sobre quién llama a quién y quién envía correos a quién por un período de al menos seis meses. Bajo esta ley, los investigadores en cualquier país de la UE y aun más raro en USA, pueden acceder a los datos sobre llamadas de teléfonos de los ciudadanos de la Unión Europea, sus mensajes SMS, correos y servicios de mensajería instantánea.

La Unión Europea recientemente propuso una ley para prevenir que los usuarios descarguen cualquier forma de vídeo sin licencia.

El Gobierno de USA también está financiando investigación sobre sitios Web de red social y cómo obtener y almacenar datos personales publicados en ellos, según la revista New Scientist,
“Al mismo tiempo, los legisladores están intentando forzar a los sitios de red social a controlar la cantidad y tipo de información que la gente, y particularmente los niños, pueden publicar en los sitios Web”.
El desarrollo de una nueva forma de Internet en base a nuevas regulaciones está también diseñada para crear un sistema online de “castas” en el cual los centros del viejo Internet quebrarían y morirían forzando a la gente a usar la nueva red censurada, tasable y regulada.
Hasta aquí la noticia...

Recordemos la reciente noticia publicada aquí que apuntaba a un 9/11 digital para poner en pie leyes para “luchar contra el terror” que ya estarían diseñadas para Internet. Algo podría ser la nota final.

De manera que no tenemos que esperar al futuro para ver adónde se dirigen las cosas porque todo esto está sucediendo ya delante de nuestras narices.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada