sábado, 23 de abril de 2011

LA REALIDAD OCULTADA Y LA HISTORIA DE LAS COSAS

Queridas amigas y amigos, estamos gobernados por una élite que opera en la sombra, sus armas son muy poderosas: el engaño, el temor, y el secretismo.
Trabajan en la instauración de un Gobierno Mundial, con un líder, un ejército, un sistema económico y una religión. Muchos líderes mundiales lo nombran sin cesar: “El Nuevo Orden Mundial”. Según su agenda, el planeta está super poblado y sobramos la mitad de los seres humanos que vivimos actualmente en el mundo.
Esa es la causa por la que permiten que millones de personas mueran de hambre en los países pobres, en las guerras que ellos mismos provocan, en las epidemias fabricadas en sus laboratorios, los alimentos transgénicos, el flúor en el agua potable, las vacunas con metales, el Aspartamo, en los refrescos y en todos los productos “sugar-free”. Nos fumigan casi a diario con los “Chemtrails”, nos castigan con la crisis económica y el desempleo, etc, etc.
Esta minoría en el poder, no tiene escrúpulos. Mataron a más de tres mil personas en las demoliciones controladas de las tres torres de Nueva York, las dos gemelas, y la torre numero 7, con casi 50 pisos de altura. (Está sobradamente demostrado que el choque de los dos aviones fue irrelevante), y así, con esa excusa y con ese auto-atentado de falsa bandera, invadieron dos países y siguen matando miles de personas inocentes para controlar el petróleo. Ellos mismos crean “el problema”, y luego ofrecen “la solución”.
Querido amigo, no pongas tu esperanza en el gobierno, es una marioneta subordinada a las corporaciones y los poderes económicos que pagan su campaña electoral y prestan su poderosa maquinaria de los medios de comunicación masivos para que sea elegido.
Infórmate por Internet, es el único medio que escapa un poco de su férrea censura. Apaga esa TV que han colocado en el corazón de tu hogar y de tu vida. Enciende tu mente y abre los ojos. ¡Piensa y medita las cosas!
Los que realmente nos gobiernan son las grandes corporaciones. Por debajo de ellos está el Gobierno, y en la base de la pirámide, el pueblo, o “la masa sucia, y los borregos” como suelen llamarnos en sus reuniones.
Los poderes que nos gobiernan no son políticos, sino financieros, y son ellos mismos los que eligen a nuestros gobernantes políticos. Han logrado que el mundo entero esté endeudado con ellos y eso hace que todos seamos meros peones en sus manos.
Cuando les conviene, nos inundan con prestamos sencillos y baratos para luego cerrar el grifo y dejarnos a todos desamparados. Muchísima gente está sufriendo y lo está perdiendo todo.
Dicen que la economía y el dinero se pierde, pero en la realidad, nada se pierde, simplemente cambia de manos. En este juego, ellos siempre salen ganando. Tu y yo, querida amiga, el pueblo, la gente, somos los perdedores.
Vivimos en una sociedad corrompida desde sus cimientos. No te puedes guiar por lo que dice la tele; antes, al contrario, si la tele te guía para el norte, posiblemente el mejor camino sea el que te lleva al sur. Así están las cosas actualmente. Nada es lo que parece.
Todos los esfuerzos que puedas realizar para aliviar tu dependencia de este sistema van a ser una ayuda y una bendición para tí y tus amados. Los amos del mundo nos quieren dependientes, divididos, temerosos, esclavizados, endeudados y también, todo hay que decirlo, para lograrlo, nos tienen muy entretenidos.
Mientras tanto, recortan nuestras libertades, nos engañan, nos empobrecen, y siguen construyendo su obra maestra. “El Gobierno Mundial”. En ese “Nuevo Orden Mundial”, unos pocos, la élite, serán los amos, y pretenden que nosotros, el pueblo, seamos sus esclavos.La impresionante degradación del sistema religioso, junto con la poderosa maquinaria mediática han destruido todo indicio de sana espiritualidad en la sociedad. El cine, la TV, y los demás medios, han colaborado con ellos para destruir el verdadero y sencillo mensaje del amor de Jesús de nuestras vidas.
Están destruyendo todos los valores que antaño hacían del ser humano personas admirables.
Cuando era niño, la palabra de una persona, tenía mas valor que un acta notarial hoy en día. Hemos perdido el respeto por nuestros mayores, el valor, la amistad, el honor y la integridad. Desaparecen la buena educación, el agradecimiento, y el compañerismo. Incluso el amor, se está enfriando.

Y lo peor de todo este lamentable y triste escenario, lo representa el hecho de que no es casual, sino que obedece y forma parte de una agenda perfectamente planeada en el tiempo para hacer de las personas verdaderos borregos autómatas y sumisos.
Pero, el mal no reside meramente en esas personas, la élite que nos gobierna en secreto. La raíz de esa maldad es espiritual. Son unas fuerzas muy poderosas, engañosas y destructivas que les guía, les inspira y les fortalece. San Pablo las describió diciendo: “No tenemos lucha contra carne y sangre, sino contra principados, contra potestades, contra huestes de maldad en las regiones celestes.” Efesios 6:12
No te dejes engañar amigo, lo que está ocurriendo en el plano físico, es solamente una sombra de la verdadera lucha que se está librando en el mundo espiritual por el control de nuestras mentes. Se trata de una guerra entre el bien y el mal, entre el amor y el temor, la verdad y la mentira. Solamente la ganaremos si la luchamos en nuestros corazones con el bien, la verdad, la luz y el amor.
Sobre el amor y las palabras de Jesucristo, han vertido toneladas de mentiras y desinformación. En la actualidad, para poder volver al fundamento de su mensaje de amor y de salvación, debemos ir directamente a su palabra escrita en los evangelios. Especialmente recomiendo el libro de S. Juan, en el Nuevo Testamento.
Jesucristo dijo: “Conoceréis la Verdad, y la Verdad os hará libres.” Juan 8:32
                                              FUENTE http://teatrevesadespertar.wordpress.com/

No hay comentarios :

Publicar un comentario