sábado, 30 de abril de 2011

¿Por qué la gasolina sube a pesar de que el petróleo baje?




 
 
La gasolina está en precios similares a los records históricos en España. Cuesta casi tanto como en mayo de 2008, cuando el petróleo rondaba los 140 $ el barril, pero ahora está a unos 90 $ el barril. ¿Por qué está tan cara si el petróleo no está tan caro? Es preciso distinguir entre el mercado del petróleo y los precios finales de los carburantes al consumidor, hacer una correlación directa entre uno y otros es un error por los siguientes motivos:
 
-- Los precios de los carburantes no tienen una relación directa con la cotización del barril de petróleo: dependen de las cotizaciones de la gasolina y gasóleo en los mercados al por mayor del Mediterráneo y del Norte de Europa, todos ellos en dólares. Estos mercados, a parte de la cotización del crudo, están influidos por la oferta y demanda de dichos productos, el coste de producción de carburantes de mejor calidad y la cotización euro/dólar. Las olas de frío en Europa y las huelgas en refinerías han hecho que el precio se cotice al alza más de lo esperado. La oferta y demanda ha provocado este efecto de subida extra.
 

 
-- El Platt, clave de la subida de la gasolina. La cotización del Platt no funciona como cualquier futuro. El precio Platt se fija con la cotización más alta que haya tenido durante la negociación del día anterior. Eso da una ventaja a las compañías que operan con estos productos, puesto que conocen con un día de antelación a qué precio comprarán las materias con las que van a trabajar.
 
 
-- Los impuestos representan más del 50% del precio al consumidor: estas tasas forman parte de la composición del precio en el surtidor y amortiguan las variaciones porcentuales de éste, tanto en las subidas como en las bajadas de las materias primas. Al precio resultante de la gasolina o gasóleo hay que sumarle el IVA -no hay que olvidar que desde el pasado se sitúa en el 18%-, los Impuestos Especiales, que subieron 4,4 céntimos en 2009, y el Impuesto sobre ventas minoristas (conocido popularmente como el céntimo sanitario).
 
 
-- El tipo de cambio euro/dólar. El crudo y la gasolina/gasóleo en el mercado al por mayor se negocian en dólares, por lo que el tipo de cambio euro/dólar tiene una gran incidencia en los precios finales. En julio de 2008, el cambio llegó a 1,6 dólares por €, y ahora, está en 1,48, o lo que es lo mismo, el dólar se ha apreciado un 15%. El coste actual a precios iguales que en verano de 2008 es, en parte, por culpa de la devaluación del euro respecto al dolar que hemos vivido desde entonces.
 
 
-- El aumento de costes de distribución: ya sea por subida de salarios, por aumento de los precios del transporte o simplemente un incremento de márgenes empresariales.
 La comparativa más precisa es la que se realiza comparando las cotizaciones internacionales o coste de la gasolina/gasóleo al por mayor con los precios antes de impuestos y haciendo las comparaciones de la evolución en valores absolutos, es decir en €/litro, y no en porcentajes. Si se comparan porcentualmente cantidades de diferente orden de magnitud, se producen también distorsiones.
 
 
Si se comparan los precios antes de impuestos (PAI) en el surtidor en España, de la gasolina SP95 y del gasóleo A, desde el 14 de julio de 2008 hasta hoy, y de los costes de la gasolina y del gasóleo al por mayor, se observa que los precios antes de impuestos evolucionan de forma simétrica al comportamiento del coste del producto o coste de aprovisionamiento de los operadores en los mercados internacionales al por mayor. 
 
 
La relación euro/dólar no ha sido favorable durante los últimos meses. El cambio ha pasado desde los máximos de 1,60 euros/dólar de julio de 2008 a los 1,48 euros/dólar de la actualidad, una caída del 15%. Pese a que se use el Platt como referencia y a que el euro haya caído respecto al dólar, los expertos coinciden en que tanto gasoil como gasolina deberían haber ajustado más su precio respecto al Brent.
Pinche aquí para ver cómo se compone el precio de los carburantes en España.
 
 
¿Por qué el gasoil sigue tan caro?
El gasoil representa ya más del 70% del parque automovilístico español. En marzo de 2008, el diesel superó el precio de la gasolina por primera vez. Una situación que se extendió durante 43 semanas consecutivas, hasta que a principios de 2009 la gasolina volvió a colocarse por encima del precio del gasóleo.
El cambio del parque automovilístico es también una de las explicaciones del alto precio alcanzado por el gasoil en los últimos meses. En la actualidad, menos del 30% del total del parque automovilístico español es gasolina.
 
España es un país en el que el trasporte se hace mayoritariamente a través de carretera y la mayor parte de camiones funciona con diesel. Este hecho podría explicar el precio de este combustible: a mayor demanda, sube el precio.
Los expertos vaticinan que será difícil llegar a los consumos de crudo de 2007, ya que ahora los coches son más eficientes y la crisis ha golpeado muy fuerte al consumo industrial. Desde que estalló la crisis hace unos tres años, el consumo de combustibles suma un descenso superior al 10%.

Fuente: http://www.elconfidencialdigital.com/TeLoAclaro.aspx?IdObjeto=28580

No hay comentarios :

Publicar un comentario