martes, 24 de mayo de 2011

Estados Unidos y Pakistán se acercan a una Guerra Abierta

 Por Webster G. Tarpley

China ha advertido oficialmente a Estados Unidos que el ataque planeado de Washington contra Pakistán será interpretado como un acto de agresión contra Beijing. Esta advertencia contundente representa el primer ultimátum estratégico conocido recibido por Estados Unidos en medio siglo, remontándose a las advertencias soviéticas durante la crisis de Berlín de 1958-1961, e indica el grave peligro de una guerra general emergiendo de la confrontación entre Estados Unidos y Pakistán.

"Un ataque a Pakistán podría interpretarse como un ataque a China"

En respuesta a informes de que China había solicitado a Estados Unidos respetar la soberanía de Pakistán a raíz de la operación contra Bin Laden, el portavoz de la cancillería china, Jiang Yu, utilizó la rueda de prensa del 19 de mayo para expresar la categórica demanda de Beijing de que la soberanía "y la integridad territorial de Pakistán deben ser respetados." De acuerdo con fuentes diplomáticas paquistaníes citadas por el Times of India, China, "advirtió en términos inequívocos que cualquier ataque a Pakistán sería interpretado como un ataque a China." Este ultimátum fue emitido por informes del 9 de mayo respecto al diálogo estratégico entre China y Estados Unidos el diálogo y las negociaciones económicas en Washington, donde delegación china fue encabezada por el viceprimer ministro Wang Qishan y el consejero de Estado Dai Bingguo. [1] Las advertencias chinas están respaldada implícitamente por los misiles nucleares de esa nación, incluyendo un estimado de 66 misiles balísticos intercontinentales, algunos capaces de alcanzar los Estados Unidos, además de 118 misiles de alcance intermedio, de 36 misiles lanzados desde submarinos, y numerosos sistemas de menor alcance.

El apoyo de China es visto por los observadores regionales como de importancia crítica para Pakistán, que de otra forma estaría atrapado en una pinza entre Estados Unidos y la India: "Si las presiones de Estados Unidos y la India continúan, Pakistán puede decir que 'China está detrás de nosotros. No creo que estemos aislados, tenemos una superpotencia potencial con nosotros'", dijo a AFP, Talat Masood, un analista político y general paquistaní retirado. [2]

El ultimátum chino se produjo durante la visita del primer ministro paquistaní Gilani, en Beijing, durante la cual el gobierno anfitrión anunció la transferencia de 50 jets de combate modernos JF-17 a Pakistán, de forma inmediata y sin costo. [3] Antes de su partida, Gilani había subrayado la importancia de la alianza de Pakistán y China, declarando: "Estamos orgullosos de tener a China como nuestro amigo de confianza y el mejor de los mejores. Y China siempre estará de pie junto a Pakistán en todo momento.... Cuando decimos que esta amistad es más alta que el Himalaya y más profunda que los océanos realmente se entiende la esencia de nuestra relación." [4] Estos comentarios fueron recibidos por el lloriqueo de portavoces estadounidenses, incluyendo el senador republicano Risch de Idaho.

La crisis estratégica latente entre Estados Unidos y Pakistán estalló con toda su fuerza el 1 de mayo, con la incursión de comandos estadounidenses no autorizada y unilateral que presuntamente mató al fantasmagórico Osama Bin Laden en un complejo en Abottabad, una violación flagrante a la soberanía nacional de Pakistán. El compás de esta maniobra militar diseñada para inflamar las tensiones entre los dos países no tenía nada que ver con alguna supuesta guerra global contra el terrorismo, y mucho que ver con la visita a finales de marzo a Pakistán del príncipe Bandar, jefe del Consejo de Seguridad Nacional de Arabia Saudita. Esta visita dio lugar a una alianza de facto entre Islamabad y Riad, con Pakistán prometiendo tropas para acabar con cualquier copia de las revoluciones de color estadounidenses en el reino, además de ampliar la protección nuclear a los saudíes, lo que los hace menos vulnerables a las amenazas de extorsión estadounidense de abandonar la rica monarquía petrolera a merced de Teherán. Una movida conjunta entre Pakistán y Arabia Saudita para salir del imperio estadounidense, sin importar lo que uno pueda pensar de estos regímenes, representaría un golpe fatal hacia la desaparición del imperio estadounidense en el sur de Asia.

En cuanto a las declaraciones estadounidenses relativas a la supuesta incursión contra Bin Laden, el 1 de mayo, son una masa de contradicciones sin esperanza que cambian día a día. Es mejor dejarles un análisis de esta historia a los críticos literarios y escritores de críticas teatrales. El único hecho sólido e incontestable que surge es que Pakistán es el principal objetivo de Estados Unidos – intensificando entonces la política estadounidense anti-pakistaní que ha estado en vigor desde el famoso discurso de Obama de diciembre de 2009 en West Point.

Gilani: Represalias para Defender los Activos Estratégicos de Pakistán

La advertencia china llegó a Washington tras la declaración de Gilani al parlamento pakistaní donde señaló: "Que nadie saque conclusiones erróneas. Cualquier ataque contra los activos estratégicos de Pakistán, ya sea abierta o encubierta, encontrará una respuesta adecuada.... Pakistán se reserva el derecho a tomar represalias con toda su fuerza. Nadie debe subestimar la determinación y capacidad de nuestra nación y fuerzas armadas de defender nuestra sagrada patria". [5] Una advertencia de represalias con toda su fuerza de una potencia nuclear como Pakistán debe ser tomado en serio, incluso por los endurecidos agresores del régimen de Obama.

Los activos estratégicos de los que Gilani está hablando son las fuerzas nucleares de Pakistán, la clave de la estrategia de disuasión del país contra una posible agresión de la India, azuzados por Washington en el marco del acuerdo de cooperación nuclear entre India y Estados Unidos. Las fuerzas estadounidenses en Afganistán no han podido ocultar su extensa planificación en los intentos de apoderarse o destruir las bombas y ojivas nucleares de Pakistán. Según un informe de Fox News del 2009, "Estados Unidos tiene un plan detallado para infiltrarse en Pakistán y asegurar su arsenal de ojivas nucleares móviles, si pareciera que el país está a punto de caer bajo el control de los talibanes, Al Qaeda u otros extremistas islámicos." Este plan fue desarrollado por el general Stanley McChrystal, cuando dirigió el Común Comando de Operaciones Especiales de Estados Unidos (JSOC) en Fort Bragg, Carolina del Norte. El JSOC, la fuerza presuntamente implicada en la operación de Bin Laden está compuesto por la Fuerza Delta del Ejército, los SEAL de la marina y una "unidad especial de inteligencia de alta tecnología conocida como Orange Task Force." "Pequeñas unidades pueden capturar [las armas nucleares de Pakistán], desactivarlas, y luego centralizarlas en un lugar seguro", afirmó un fuente citada por Fox. [6]

Obama: Ataque Furtivo contra las Armas Nucleares de Pakistán


De acuerdo con el Sunday Express de Londres, Obama ya ha aprobado una movida agresiva siguiendo estas líneas: "tropas estadounidenses serán desplegadas en Pakistán si las instalaciones nucleares de la nación están bajo amenaza de los terroristas que buscan vengar la muerte de Osama Bin Laden... El plan, que se activaría sin el consentimiento del Presidente Zardari, provocó una airada reacción de las autoridades de Pakistán... Barack Obama podría ordenar a tropas de paracaidistas proteger los principales sitios de misiles nucleares. Estos incluyen la base central de la fuerza aérea en Sargodha, base de operaciones para jets de combate F-16 con capacidades nucleares y al menos 80 misiles balísticos." De acuerdo con un funcionario estadounidense," El plan tiene la luz verde encendida y el Presidente ya ha demostrado que está dispuesto a desplegar tropas en Pakistán si él considera que es importante para la seguridad nacional." [7]

La extrema tensión sobre este tema destaca la arriesgada política de incalculables locura del ataque unilateral de Obama en mayo, que fácilmente podría haber sido interpretado por los paquistaníes como el largamente esperado ataque a sus fuerzas nucleares. Según el New York Times, Obama sabía muy bien que estaba contemplando detonar una guerra inmediata con Pakistán, e "insistió en que la fuerza de asalto de la cacería a Bin Laden de la semana pasada fuese lo suficientemente grande para luchar por su cuenta para salir de Pakistán si se enfrentaban a oficiales de policía local y tropas hostiles."

Los Tiroteos ya han Comenzado

El tiroteo entre fuerzas estadounidenses y fuerzas paquistaníes intensificó el martes 17 de mayo, cuando un helicóptero estadounidense de la OTAN violó el espacio aéreo paquistaní en Waziristán. Las fuerzas paquistaníes presentaron un elevado estado de alerta, y abrieron fuego inmediatamente, con el helicóptero estadounidense disparando en respuesta. Dos soldados en un puesto de control en la frontera paquistaní en la zona de Datta Khel resultaron heridos. [8]

Posibles represalias de Pakistán por esta incursión fronteriza se produjeron en Peshawar el viernes 20 de mayo cuando un coche bomba apuntó aparentemente a 2 coches de un convoy del consulado estadounidense, pero no causó muertes o lesionados estadounidenses. Un transeúnte paquistaní fue asesinado y varios fueron heridos. En otro enfrentamiento de inteligencia, la televisión Ary One reveló el nombre del jefe de la estación de la CIA en Islamabad, el segundo residente estadounidense más importante tuvo que hablar entonces tras haberle quitado su cobertura de seis meses.

Pakistán solicita detener las Violaciones Fronterizas

El Representante Especial de Estados Unidos para Afganistán y Pakistán, Marc Grossman, que sustituyó al fallecido Richard Holbrooke, rechazó arrogantemente el 19 de mayo los pedidos de Pakistán de garantiza que no se realicen más operaciones unilaterales tipo Abottabad en Pakistán. [9] Al negarse a ofrecer esas garantías, Grossman afirmó que las autoridades paquistaníes no habían exigido el respeto de su frontera en los últimos años. [10]

En medio de esta crisis estratégica, la India ha seguido adelante con inherentemente con sus provocativas maniobras militares programadas contra Pakistán. Eso fue el simulacro "Vijayee Bhava" (Ser Victorioso), que se celebró en el desierto de Thar del norte de Rajastán. Este simulacro de guerra relámpago biológico-químico-atómica involucró al Segundo Cuerpo de Blindados, "considerado como el más importante las tres formaciones de ataque del ejército indio encargadas de cortar a Pakistán prácticamente en dos durante una guerra en toda regla." [11]

Una Contra-Pandilla Talibán de la CIA, el Mossad y el RAW

Una manera de proporcionar la provocación necesaria para justificar un ataque de Estados Unidos y la India sobre Pakistán sería a través del incremento en las actividades terroristas atribuibles a los llamados talibanes. De acuerdo con los principales medios de Pakistán, la CIA, el Mossad israelí, y el RAW (Ala de Investigación y Análisis) de la India han creado su propia versión de los talibanes en la forma de un contra-pandilla terrorista que controlan y dirigen. Según una versión, "La Agencia Central de Inteligencia (CIA) ha infiltrado agentes y redes de Al-Qaeda, talibanes, y han creado su propia Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), la fuerza con el fin de desestabilizar a Pakistán". El ex comandante regional del Punjab del Ínter-Servicio de Inteligencia de Pakistán (ISI), general de brigada retirado Aslam Ghuman, comentó: "Durante mi visita a Estados Unidos me enteré de que la agencia de espionaje israelí Mossad, en connivencia con la agencia india RAW, bajo la supervisión directa de la CIA, busca desestabilizar Pakistán a cualquier precio." [12] ¿Fue esta contra-pandilla responsable del doble atentado de la semana pasada en Waziristán, en el que murieron 80 policías paramilitares?

De acuerdo con el mismo reporte, la inteligencia rusa "reveló que el contratista de la CIA, Raymond Davis, y su red han proporcionado a Al-Qaeda agentes con armas químicas, nucleares y biológicas, por lo que pueden apuntar a instalaciones estadounidenses y culpar a Pakistán...." Davis, el mismo un veterano JSOC, fue detenido por el asesinato de dos agentes del ISI, pero luego liberado por el gobierno de Pakistán después de un sospechoso nota y lloriqueos del Departamento de Estado.

CIA: El Nuevo Líder de Al Qaeda vive en Waziristán

Si Estados Unidos necesita un pretexto más para los ataques adicionales, también será fácil citar la supuesta presencia en Waziristán del Saif al-Adel, ahora promocionado por la CIA como probable sucesor de Bin Laden al mando de Al Qaeda. [13] Es sin duda conveniente para las agresivas intenciones de Obama decir que Saif al-Adel reside tan cerca de lo que hoy es la frontera más caliente del mundo, y no en Finsbury o Flatbush.

A raíz de la incursión estadounidense no autorizada del 1 de mayo, el jefe militar paquistaní, el general Kayani emitió su advertencia respecto a que similares "desventuras" no podrían repetirse, al tiempo que anunció que el personal estadounidense dentro de Pakistán sería reducido drásticamente. En la estimación de una fuente de ISI, en la actualidad hay unos 7.000 agentes de la CIA en el país, muchos de ellos desconocidos para el gobierno paquistaní. El intercambio de informes de inteligencia entre Estados Unidos y Pakistán, ha sido degradado. En respuesta a las movidas de Kayani, Wikileaks fue utilizada una vez más para tratar de desacreditar al comandante de Pakistán, con dudosos informes de cables estadounidenses en que habría exigido más ataques con drones Predator, no menos, en los últimos años.

Sobre desde el discurso de Obama en West Point, la CIA ha utilizado ataques con drones Predator masacrando a la población civil con objeto de fomentar la guerra civil en Pakistán, lo que llevará a una desintegración del país a lo largo de las líneas étnicas de Punjab, Sindh, Baluchistán y Pushtunistan. El objetivo geopolítico es destruir el potencial de Pakistán de ser el corredor energético entre Irán y China. Selig Harrison se ha convertido en una tapadera estadounidense abogando por la secesión de Baluchistán.

Desde 1 de mayo, se informó que seis ataques con drones Predator estadounidenses han matado a unos 42 civiles paquistaníes, incitando la opinión pública a un frenesí de odio antiestadounidense. En respuesta, una sesión conjunta del parlamento pakistaní aprobó por unanimidad el 14 de mayo exigir un fin a los ataques con misiles estadounidenses, pidiendo al gobierno que corte de suministro de línea de la OTAN en Afganistán si los ataques continúan. [13] Dado que la línea de suministro del Paso Khyber a Karachi traslada hasta dos terceras partes de los suministros necesarios por los invasores de Afganistán, semejante corte podría causar caos entre las fuerzas de la OTAN. Todo esto apunta a la locura inherente de provocar la guerra con el país que atraviesa su línea de suministro.

EE.UU quiere usar al talibán Mulá Omar contra Pakistán

El Departamento de Estado se retractó de todas las condiciones previas para la negociación con los talibanes en febrero, y ahora es reportado por el Washington Post que Estados Unidos entrará en conversaciones con los enviados del mulá Omar, el legendario líder tuerto de la Shura de Quetta o consejo de resolución talibán. Es evidente que Estados Unidos está ofreciéndole a los talibanes una alianza contra Pakistán. El enviado regional estadounidense, Grossman, es hostil a los paquistaníes, pero cuando se trata de los talibanes ha sido apodado "el Sr. Reconciliación." [15] Por el contrario, Estados Unidos dice que está decidido a asesinar al jefe de la red Haqqani a través de una redada tipo Bin Laden. Los paquistaníes están igualmente decididos a mantener a los Haqqani como aliados.

Si China está detrás de Pakistán, entonces podría decirse que Rusia está detrás de China. Mirando hacia adelante a la próxima reunión del 15 de junio de la Organización de Cooperación de Shanghai, el presidente chino Hu caracterizó las relaciones entre China y Rusia como "en un punto alto sin precedentes", con un "evidente ingrediente estratégico." En una conferencia de prensa esta semana, el presidente ruso Medvedev se vio obligado a reconocer indirectamente que el muy publicitado "reinicio" de Obama con Rusia ha avanzado muy poco, puesto que el programa de misiles estadounidenses ABM en Rumanía y el resto de Europa del Este, que obviamente está dirigido contra Rusia, significa que el tratado START tiene dudoso valor, elevando así el espectro de una "nueva Guerra Fría." Teniendo en cuenta el asalto de la OTAN en Libia, no habría ninguna resolución de la ONU contra Siria, dijo Medvedev. Putin siempre tuvo la razón, y Medvedev está tratando de imitar a Putin para salvar alguna posibilidad de permanecer en el poder.

¿Estamos en Julio de 1914?


La crisis que llevó a la Primera Guerra Mundial comenzó con el Asesinato de Sarajevo del 28 de junio de 1914, pero la primera declaración de guerra importante no se produjo hasta el 1 de agosto. En el mes interino de julio de 1914, gran parte de la opinión pública europea se retiró en un trance onírico, una idílica tierra la-la de ilusión elegíaca, incluso mientras la mortal crisis cobraba impulso. Algo similar puede verse hoy en día. Muchos estadounidenses con regocijo imaginan que la supuesta muerte de Bin Laden marcó el final de la guerra contra el terror y la guerra afgana. Sin embargo, la operación contra Bin Laden ha marcado claramente el comienzo de una emergencia estratégica. Las fuerzas que se opusieron a la guerra de Irak, de MSNBC a muchos liberales de izquierda del movimiento por la paz, expresan diversos apoyos a la agresión sangrienta de Obama en Libia, o incluso lo celebran como un belicista más eficaz que Bush y Cheney por su supuesto éxito a expensas de Bin Laden. En realidad, si alguna vez existió un momento para movilizamos a detener una nueva y más amplia guerra, es éste.
____________________________________________________________________________________

Webster G. Tarpley
es un historiador y periodista estadounidense. Su último libro publicado: Barack H. Obama: The Unauthorized Biography (Progressive Press, 2008)
Original en: Tarpley.net

No hay comentarios :

Publicar un comentario