miércoles, 28 de septiembre de 2011

Obama.Un presidente depresivo adicto a las búsquedas en Google sobre sí mismo

Durante mucho tiempo, y hasta el día de hoy, hemos sido dirigidos por sicópatas, narcisistas, obsesos del poder, enfermos del control, megalomaníacos, personas con un alto déficit intelectual, depresivos crónicos, etc. etc. Esto no es una exageración. La única posibilidad que tienen la mayor parte de los que dirigen la política, la economía, o los sistemas de creencia religiosa en el mundo, de que la gente soporte, a duras penas, su liderazgo es ocultando las apariencias creando un falso sentido de la realidad respecto a lo que son sus personalidades y sus vidas.
Obama es un buen ejemplo de ello.

Desde  1983-84, Barack
Obama trabajó como Editor en la  Business International Corporation, una corporación bien conocida por ser un frente de la CIA


El padre africano de Obama fue llevado a Hawaii por la CIA y en la foto aparece con el abuelo del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama a su derecha. Esto fue en 1959. Oficialmente, su madre y su padre se conocieron en la universidad un año después. Un signo de la victoria aparece entre ambos. Muchos hechos investigados apuntan a la idea de que la operación “Dar a USA un presidente de color” fue diseñada por la CIA   años antes del propio nacimiento de Obama. 

El escenario que pinta Obama en  “Sueños de Mi Padre” sobre su vida es el de unos  padres que se encontraron por primera vez en la Universidad de Hawaii en 1959, cuando se sabe que, en realidad su madre, Ann, estaba  cursando estudios en el Instituto Mercer Island en Seatlle en esa época. Este es sólo uno de los ‘errores’ biográficos de la vida de Obama que se suma a la falsificación de su certificado de nacimiento, que, según las leyes americanas, le deberían haber impedido llegar a la presidencia por no haber nacido en territorio norteamericano.
El investigador Wayne Madsen ha demostrado además que su abuelo,  Stanley Armour Dunham, padre de Ann, ya conocía entonces a Obama padre. En esa foto de abajo, datada en 1959, se puede ver a Dunham, el abuelo de Obama, dando la bienvenida oficial a Hawaii a Obama padre con una ceremonia lei tradicional.
Esta escena se produce un año antes de que oficialmente se conocieran la madre y el padre de Obama en Hawaii aprendiendo ruso. La foto muestra además cómo una persona que está entre el abuelo y padre de Obama hace  el signo de la victoria. Oficialmente, el abuelo de Obama era vendedor de muebles y la pregunta obvia es qué pintaba un vendedor de muebles dando la bienvenida a la comunidad de Honolulu a un estudiante keniata de la Universidad de Hawaii. Esta es sólo una de las muchas pruebas de que la biografía de Obama ha sido trucada para parecer algo diferente de lo que es, un producto made in CIA.

Soy un ‘snob’ y haré cualquier cosa por mantener mi imagen de mí mismo ante el espejo.

En este artículo de Madsen, se apunta además al carácter narcisista, enfermizamente obsesionado con su imagen, de Barack Obama.Pero muestra, además, el carácter colérico de Obama y   su determinación de eliminar cualquier crítica sobre su persona, incluso empleando métodos violentos. Creo que el artículo es de interés general.


Sencillamente, me adoro.
Por Wayne Madsen
Traducción Trinity a Tierra
WMR ha sabido por fuentes gubernamentales, con contactos muy cercanos dentro de la Casa Blanca, que los informes de medios como el New York Times  sobre el asunto de cómo el presidente Obama sufre de depresión clínica son correctos y que Obama está totalmente obsesionado con el modo en que los medios, incluyendo algunos sitios web, miran a su presidencia.
.
WMR ya había reportado previamente sobre la personalidad narcisista de Obama y cómo esto ha afectado de forma negativa a sus capacidades de liderazgo como presidente. El día a día de Obama comienza con sus “búsquedas vanidosas” en google para ver cómo está siendo tratado, tanto por los medios de comunicación de masa, como por los blogs políticos. Cuando encuentra artículos negativos, Obama se enfurece de forma terrible, hasta el punto de emplear lenguaje inapropiado, todo ello de acuerdo a las fuentes cercanas a la Casa Blanca. Obama, según estos informes, es un personaje completamente obsesionado con la forma en que los medios hablan de él.
Los tres principales interlocutores entre su administración y los funcionarios del Partido Demócrata y el Congreso, el jefe de gabinete Bill Daley, La primera dama, Michelle Obama y el consejero político Valerie Jarret, han llegado a la conclusión de que la mejor estrategia es mantener a Obama en el ambiente que maneja mejor: en escenario de campaña donde él está en el centro de adulación de multitudes que se derriten con su presencia.
¿Cuándo vas a mirar en el espejo y ver  las señales?
WMR ha sido informado por fuentes consultadas que cuando leyó por primera vez sobre su pasado en la CIA, incluyendo su empleo con el Business International Corporation, y la historias relacionadas con su madre y la CIA, así como sus abuelos, Obama se enfureció de un modo espectacular, y tres reportes independientes indicaban que la Casa Blanca quería al editor de aquella información “muerto”.
En privado, algunos oficiales de la Casa Blanca habían expresado sus temores a miembros del Partido Demócrata y a cargos electos en el Partido Demócrata en todo el país, sobre que Obama estaba cercano a sufrir un colapso nervioso. Los funcionarios de la Casa Blanca creen que sólo poniendo a Obama frente a las multitudes que le adoran en una campaña cuidadosamente orquestada, les permitirá ganar tiempo para la administración. Sin embargo, fuentes de la Casa Blanca han expresado grandes dudas  respecto a la capacidad de Obama para mantener la compostura cuando se enfrenta a críticas cada vez más duras. Su miedo más terrible es que Obama pueda sufrir una crisis en público,  enterrando, de ese modo, cualquier posibilidad para una reelección y anulando así cualquier posibilidad electoral para el Partido Demócrata en el 2012 y más allá de esa fecha.
Cuando se enfrentó al ‘impeachment’ durante sus meses finales en el cargo, Richard Nixon, quien también sufrió de depresión y bebía mucho alcohol además de tomar anti-depresivos, optó por dejar su cargo en Agosto de 1974. Los predecesores de Nizon, Lyndon Johnson, que cayó en depresión tras su fallo de la estrategia de la guerra de Vietnam, optó por no encabezar la campaña de reelección en marzo de 1968.
 Observadores de la política de la Casa Blanca han señalado que Daley está empleando de modo creciente el término “Yo” cuando trata de políticas de la administración, un indicador de que Daley está tomando mayor protagonismo en los asuntos de la Casa Blanca. El perfil cada vez más activo de Daley está dando como resultado mayores fricciones entre él y Jarret y la Primera Dama.
Se sabe que Obama  busca en Internet historias sobre sí mismo antes de recibir el Resumen Diario al Presidente de mano de los oficiales de inteligencia. Pobre del que le haga un resumen sobre información que él ya ha obtenido de fuentes abiertas en la red. Obama, que en muchos casos ya conoce esos informes por sus búsquedas en la red, les regala a sus consultores una colección de epítetos que pueden llegar a sentencias tales como “Eso ya lo sé yo, estúpido hijodeputa”.
 El nuevo libro de Ron Suskind, “Hombres Seguros”, que se refiere específicamente a la naturaleza disfuncional de la Casa Blanca de Obama, ha resultado enn una campaña de tribunal en pleno dirigida por La Casa Blanca que ha puesto a los doctores contra el periodista ganador del premio Pulitzer.
Cuando este editor ha preguntado sobre si uno o más de uno ayudantes de la Casa Blanca pueden haberse enfurecido por los informes sobre el pasado en la CIA de Obama y su familia puede haber razones para temer una amenaza pesonal contra este editor, la respuesta obtenida fue que dada la naturaleza de la plantilla de la Casa Blanca, tal escenario era más que probable. También hemos sabido que Obama es muy consciente del reciente viaje de Indonesia de este editor en búsqueda de detalles sobre él y su familia en dicho país.
Fuente


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada