martes, 22 de noviembre de 2011

Nuestros Hermanos Galácticos y nuestra perspectiva Humana desde éste lado del Velo. (por Daniel Cipolat)



Estimados Amigos: Creo oportuno compartir una consulta respecto a algunos artículos que generaron cierta inquietud o aprehensión en algunos de ustedes, el tema es referido a nuestros hermanos galácticos (ETs) y algunas experiencias y encuentros poco agradables que alguno de nosotros hemos tenido que experimentar en el pasado. El cuestionamiento venía relacionado respecto al miedo que se puede generar cuando se habla o se publican notas o videos relacionados con éste tema. Entonces, publicar o no publicar?. Para éste tipo de situaciones no hay nada mejor que compartir las experiencias de cada uno. En mi caso, puedo hablar únicamente desde mi perspectiva y experiencia personal, que aunque no es algo habitual lo que experimenté, de alguna u otra manera es más común de lo que hace años pensaba. No me detendré demasiado en lo que viví, pero haré referencia a algunos detalles, para que tengan alguna pauta de lo que les hablo y porqué siento que es importante comunicarlo sin ningún ánimo de inspirar miedo.

El miedo es algo con lo que tenemos que lidiar e integrar constantemente. Resumiendo, desde que tengo uso de razón y hasta los 10 años, fui visitado diariamente por entidades E.T. de muchos origenes diferentes, aún me pregunto cuál era el objetivo, ya que, por ejemplo, a diferencia de Matías De Stéfano, al menos hasta ahora, no me quedó el recuerdo de algún mensaje determinado, ni tampoco cuál era el verdadero objetivo de esas visitas, más allá de las prácticas que me realizaron que, como se dice, tienen que ver con estracción de material biológico y genético.
Mi última experiencia conciente con ellos fué hace 7 años, en esa oportunidad sufrí un intento de abducción en el que tengo mis serias sospechas de haber sido implantado. Pero lo que ahora les puedo contar, es que me han visitado seres positivos y negativos según los clasificamos desde nuestra perspectiva como lo que nos toca ser ahora que es ser seres Humanos.

Recuerden que lo que nos dá la condición de humanos es el estado encarnatorio. Si hubiermos decidido encarnar en cualquiera de los infinitos mundos que existen seríamos seres diferentes en nuestra morfología y adaptados a la experiencia que nos hubiera tocado vivir. A veces se nos pasa por alto, que nuestro espíritu, nuestra escencia Divina, ha emprendido un largo viaje evolutivo sin principio ni fin, y que en éstos ultimos milenios, hemos decidido experimentar la dualidad desde una perspectiva de 3ra dimensión. Para poder crear las condiciones necesarias para absorber el mayor conocimiento posible, era necesario contar con ciertos medios que hicieran de ésta misión, una experiencia única, la cual era necesario contar con un archivo que nos permitiera almacenar todo el conocimiento y la sabiduría de la cual debíamos nutrirnos, y para eso el espiritu, nuestra escencia Divina, se valió de lo que denominamos comunmente como Alma. Y resumiendo, (y para ir al punto al que quiero llegar), era necesario que el Alma, estuviera encapsulada con el Velo de la Conciencia, tal como a un caballo se le ponen las "anteojeras" en sus ojos para que no se distraiga con lo que sucede a ambos lados, y sólo se pueda concentrar en el camino que debe seguir.

Este Velo, está ligado de manera directa al Alma y al Ego al que llamamos la estuctura de caracter y de la personalidad. Entonces, todo los conceptos y razonamientos que podamos tener desde éste lado del Velo, siempre será parcial, distorsionado y dual. Por eso les digo, cuando llegue el momento que sólo Diós conoce, el Velo de la Conciencia será levantado y podremos estar en condiciones de hacer una desición correcta respecto a cómo continuaremos nuestro viaje galáctico. Reconoceremos perfectamente y recordaremos cuál es nuestra familia estelar y nuestro origen. Las historias que podemos contarles los que hemos tenido la posibilidad estando encarnados de traspasar el Velo y compartir nuestras experiencias (sean agradables o no), no son mas que eso, experiencias desagradables, aunque todo responde a un plan mayor. Si fuéramos una ratita de laboratorio, diríamos que los humanos son los seres más crueles del universo, lo mismo si fueramos una vaca, o una ballena. Algo parecido pasa a otras escalas y por otros motivos. Pero de ninguna manera debemos tener miedo. Hoy estoy mucho más preparado que cuando era un niño y sufría el terror a lo desconocido y las sensaciones de ser manipulado por aquellos ET.

Mi labor de difundir es un compromiso tomado con anterioridad y es raro que transmita algo que no haya pasado de antemano por mi propio cuerpo. Para finalizar, quiero transmitirles nuevamente que no tengan miedo, si alguien elige sentir miedo es una decisión de la persona que debe lidiar con sus propios miedos e inseguridades, que, a pesar que desde aquí ponemos a disposición toda la información y conocimiento necesario para disolverlo, tampoco podemos ni debemos hacernos responsables por una desición personal de permanecer en el miedo. Para despedirme, citaré algunas palabras de Jesus respecto al Velo de la Conciencia:

"...Cuando llegue lo que es perfecto, cesará lo que es imperfecto.
Mientras yo era niño, hablaba como un niño, sentía como un niño, razonaba como un niño, pero cuando me hice hombre, dejé a un lado las cosas de niño. "Ahora vemos como en un espejo, confusamente, mas después veremos cara a cara". Ahora conozco todo imperfectamente; después conoceré como soy conocido".

Un saludo y abrazo grande! Daniel.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada