Teclado
Teclado
La organización de Consumidores en Acción Facua ha advertido a los usuarios de Megaupload (cerrada por el FBI, acusada de piratería) de que tienen derecho a recuperar los archivos privados almacenados en sus servidores, por lo que el Gobierno estadounidense debe ponerlos a su disposición.
Sin embargo, en la lista de condiciones de uso de Megaupload, el portal de descargas se desentendía de cualquier tipo de responsabilidad en caso de interrupción del servicio. Tampoco se hacía cargo de los posibles daños o incluso pérdida material subido al servidor. También se reservaba "el derecho a modificar o interrumpir el Servicio en cualquier momento, temporal o permanentemente, previa notificación o sin ella".
Estas condiciones, que aún pueden consultarse en Internet (puntos 8, 0 y 10) y que raramente son leidas a fondo por los usuarios, debían ser aceptadas obligatoriamente por todos aquellos que deseasen operar con la cuenta 'Premiun'.
Estos son los usuarios más perjudicados por el cierre, ya que, pagando 60 euros al año, se aseguraban una capacidad de almacenaje ilimitada en Megaupload, además de descargas hasta 100 gigas. Ahora, se desconoce si podrán recuperar sus archivos.
También eran de aplicación a aquellos que utilizaban el servicio sin registrarse, que obtenían poco más de 2 gigas de subida.
Defensa de los intereses
Facua ha reclamado al Gobierno de España que actúe en defensa de los intereses de los ciudadanos españoles y reclame al Gobierno de EEUU que adopte las medidas necesarias para garantizar la recuperación de sus archivos privados.
Facua aclara que con su posicionamiento ante este caso no pretende defender ni los intereses de Megaupload ni los de las multinacionales de la industria cultural, sino derechos fundamentales de los ciudadanos.
La asociación recuerda que independientemente de las posibles actividades y usos ilícitos de Megaupload, éste era un repositorio de archivos que millones de usuarios utilizaban para almacenar o compartir archivos privados de manera absolutamente legal.
En los servidores de Megaupload están las imágenes, vídeos y documentos de millones de personas que los utilizaban como disco duro virtual.
Facua considera que la protección de los derechos de propiedad intelectual no puede llevarse al extremo de crear un Estado policial del copyright en el que los usuarios se encuentren sometidos a un 'Gran Hermano' que pisotee derechos tan básicos como la intimidad, la privacidad y el secreto de las comunicaciones.
La asociación recuerda que el artículo 12 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece que "nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada" y "su correspondencia", entre otros, algo que también recoge el artículo 17 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de la ONU.
Reclamar por el cierre
Por su parte la Asociación General de Consumidores, Asgeco, anima a los usuarios que hayan pagado por el uso de Megaupload a reclamar el reembolso proporcional de la cuota por los días durante los cuales el sitio web no sea accesible. Para ello es necesario reunir todas las pruebas (cargos efectuados a cuenta, correos electrónicos de Megaupload, etc.) con el fin de sustentar una reclamación contra la empresa ante las autoridades de consumo.
Además esta asociación denuncia la indefensión que ha supuesto el cierre para muchos usuarios que utilizaban los servicios de esta empresa para compartir archivos propios, sin derechos de autor o abiertos al intercambio (copyleft o creative commons). Y, aunque reitera que siempre ha estado en contra de webs que operan lucrándose con la oferta de vínculos a obras con derechos de autor, lamentan el cierre discrecional de la totalidad de un servicio que afecta a usuarios de buena fe, alejados a los hechos delictivos que se imputan a los directivos de Megaupload.
FUENTE http://noticias.es.msn.com