viernes, 27 de enero de 2012

Opción número uno en el Golfo Pérsico: Un Ataque de Falsa Bandera

la+proxima+guerra+ataque+israeli+al+uss+liberty+guerra+de+los+6+dias+falsa+bandera

"¡Recuerden el Maine!", fue el grito en 1898 de William Randolph Heart en el New
York Journal - un precursor de la moderna prensa de Murdoch. En aquel
entonces, unos 274 hombres perdieron la vida como consecuencia de la
explosión que hundió el USS Maine en el puerto de La
Habana.
Hearst incluso contó una historia de cómo el enemigo había
plantado un torpedo debajo del Maine y lo detonó desde la costa.
El único problema era - que nunca ocurrió. Sin embargo, el evento se
utiliza como pretexto popular para la entrada de Estados Unidos en la
Guerra Española-Americana, y en última instancia, para la adquisición de
la propia Cuba por los EE.UU.
Este fue el modelo moderno para el uso
de propaganda en conjunto con, lo que es aceptado por muchos
historiadores, como un tipo de evento o ataque de falsa bandera.
70 años más tarde, el 8 de junio de 1967, durante la Guerra de los Seis Días,
un evento similar tuvo lugar en la costa de Egipto. Aquello bien podría
haber sido: "¡Recuerden el Liberty!", después de un evento que vio a 34
hombres muertos y a 170 que resultaron heridos cuando el USS Liberty fue atacado por la Fuerza Aérea israelí y por torpedos de barcos de la marina israelí. La historia revela ahora que la masacre de Israel contra la tripulación del USS Liberty fue diseñada como un evento de bandera falsa,
pero, afortunadamente, Rusia intervino en el último minuto antes de que
Israel pudiera hundir el barco americano. Si hubiera funcionado,
podría haber sido utilizado para arrastrar a los EE.UU. y a sus aliados a
una nueva guerra regional, o incluso a una tercera guerra mundial - con quién sabe qué consecuencias.
Si está por encenderse un conflicto en el Golfo Pérsico en 2012, es muy probable que los EE.UU. o Israel utilicen la opción de bandera falsa.
Dos razones apoyan esto. En primer lugar, Irán carece de un motivo para
querer participar en un ataque suicida contra las potencias del Eje -
un movimiento que sin duda les costaría miles de vidas inocentes y miles
de millones en infraestructura. Francamente, es seguro decir que no
está en absoluto en el interés nacional de Irán el comenzar el
conflicto. La historia muestra, sin embargo, que los EE.UU. e Israel pueden emplear -y lo harán- la técnica del ataque de falsa bandera, donde fabricarían un incidente y luego le echarían la culpa a los iraníes.
Por todas las cuentas, se trató también de la manera cómo los EE.UU.
fue capaz de falsificar su entrada en la costosa y sangrienta guerra de Vietnam, a través del tristemente célebre Incidente del Golfo de Tonkin.
Las últimas semanas han visto un aumento masivo de los activos navales
en el Golfo Pérsico por parte de los EE.UU. y de los británicos.
La ironía del poder naval de superficie en el siglo 21 es que sólo es
bueno para una cosa, y es la "proyección de fuerza". De hecho, el Poder
Naval dejó de ser un importante factor geopolítico en el juego de poder
desde los albores del siglo 20
, cuando fue usurpado por el poder aéreo.

Como Gran Bretaña aprendió en la parte posterior de la Guerra de las Malvinas
en 1982, incluso un solo misil Exocet francés puede hundir un acorazado
o un portaaviones. Irán tiene más que esa capacidad, por lo que a
efectos prácticos, los barcos estadounidenses en la región no son más
que cebos - objetivos grandes y lentos sentados a la espera.
Lo cual plantea la pregunta obvia: ¿por
qué los EE.UU. envian su portaaviones de propulsión nuclear USS
Enterprise, una pieza de ajedrez oxidada de 50 años de edad que pronto
será retirado al desguace, a la primera línea de fuego en el Golfo
Pérsico?

Un museo flotante gigantesco y prescindible y
que curiosamente con sus ocho reactores nucleares ... probablemente les
costaría una fortuna desmantelar....

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada