martes, 21 de febrero de 2012

El niño que no estudie religión caerá en una secta

El cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach. EPApocalíptico, ¿verdad? La cruzada de la Iglesia y del sector más conservador de la sociedad en contra de la extinta asignatura de Educación para la Ciudadanía ha dejado decenas de titulares en los últimos días. Desde aquellos que aseguraban que la materia adoctrinaba hasta los que decían que los niños que no estudien Religión caerán en las redes de las sectas.
Concretamente, quien se ha expresado en estos términos este fin de semana es el cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, advirtiendo a las familias y escuelas que rechazan la formación religiosa de que las sectas y los fundamentalismos pueden convertirse en una alternativa para los alumnos. "Se pueden preguntar si la atracción de la juventud hacia las sectas y los fundamentalismos no es una consecuencia de haber ocultado algo tan normal y humano como es la experiencia religiosa seria", ha  asegurado Sistach en su carta dominical.
Relacionado: [El Gobierno elimina Educación para la Ciudadanía por su "adoctrinamiento"]
Para él, esta clase "ayuda" a la aspiración de los jóvenes a encontrar valores sólidos y permanentes que den sentido a su vida, y a satisfacer el deseo innato de trascendencia, dice. Por eso, el arzobispo de Barcelona insta a las familias a matricular a sus hijos ejerciendo el "muy importante" derecho de pedir la clase de moral y religión católicas con el fin de conseguir una educación integral en la escuela.
"Hoy los niños y adolescentes padecen un analfabetismo de cultura religiosa y esto incide en su nivel cultural general, más bien bajo. La clase de religión contribuye a que los alumnos puedan comprender muchísimos contenidos de nuestra historia, de nuestra cultura que están tejidos de contenidos cristianos", argumenta el prelado.
El arzobispo va más allá y pide que los padres católicos sean "coherentes" ante los centros docentes adonde acuden: alega que los centros docentes son una continuación de la familia y que así se puede erradicar lo que considera analfabetismo de cultura religiosa.
Sistach, además,  afirma que la historia, el arte y la cultura son difícilmente comprensibles sin un conocimiento "notable" del Catolicismo porque forma parte de la identidad propia.
FUENTE http://es.noticias.yahoo.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada