domingo, 19 de febrero de 2012

El Pentágono copiará la película Avatar en su próximo proyecto

La DARPA del Pentágono echará a andar el proyecto Avatar, inspirado netamente en la película de James Cameron, con el que busca perfeccionar la comunión entre el hombre y las máquinas de guerra.
Sonará increíble o no, pero parece que altos directivos del Pentágono quedaron lo suficientemente fascinados por el más reciente éxito de taquilla de James Cameron, Avatar, que se animaron a aprobar un millonario presupuesto para desarrollar tecnología bélica similar a la que se muestra en la película. Y al parecer la calca será tal, que incluso conservaron el nombre del filme para el proyecto.
Con 7 millones de dólares aprobados inicialmente, “el programa Avatar desarrollará interfaces y algoritmos que permitan al soldado asociarse efectivamente con una máquina semiautónoma y bipedal que además actúe como un sustituto suyo”, según la descripción de DARPA, la agencia encargada de la investigación militar en el gobierno estadounidense.
Supuestamente dichos robots, situados en un campo de batalla, serían capaces de limpiar una zona, realizar tareas de vigilancia y recuperar a los caídos en combate, siempre siguiendo las órdenes de su contraparte humana.
Pero este parece ser solo el comienzo, pues la DARPA parece estar encaminada totalmente a la investigación en robótica militar, especialmente en máquinas cada vez más similares a seres vivientes: Petman —un humanoide acéfalo diseñado para imitar la fisiología de un soldado— y AlphaDog —una gigantesca bestia cuadrúpeda creada para cargar equipo de campaña— son ya realidades robóticas cuya perfección se alcanzará cuando “interactúen [con los soldados] en una forma natural”.
Otro proyecto de DARPA con tintes sci-fi es la pretensión de construir un láser de gran energía, con un costo aproximado de 4 millones de dólares, con cierta similitud a la célebre “Estrella de la Muerte” de Star Wars.
Quizá el Pentágono podría empezar a emplear su presupuesto en apoyar realmente proyectos fílmicos, a fin de cuentas su efecto en la psique colectiva y el carácter ficticio de ambos no son muy distintos entre sí.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada