sábado, 26 de mayo de 2012

Monsanto mata 7 millones de murciélagos esparciendo un virus que los extinguirá en Norteamérica

Más de 7 millones de murciélagos han sido arrasados ​​por una rara enfermedad, que se está extendiendo rápidamente en América del Norte. Diversos científicos apuntan directamente hacia Monsanto.

Estamos hablando de un proceso de extinción por una enfermedad que no tiene precedentes en la historia, y que salió, literalmente, de la nada. El virus fue “identificado” por primera vez en el noreste de Estados Unidos, como “WNS”.
Ya exterminó al 95% de la población de murciélagos de Pennsylvania y se propaga rápidamente por toda la nación. Fue hallado también en Missouri, Delaware y Alabama.
“Sin duda, es un desastre sin precedentes en la vida silvestre de América del Norte “, dijo el profesor de la Universidad de Bucknell, Dr. DeeAnn Reeder. Reeder es uno de los principales expertos del país en este virus probablemente transgénico, conocido como WNS.
Este científico fue el “descubridor” de la enfermedad en el año 2011. “No podemos detener esto. Se está expandiendo a todo el país y vamos a ver presenciar un evento de extinción”, aseguró.
El hongo que causa la enfermedad, Geomyces destructans, se extendió demasiado rápido por Estados Unidos y Canadá. Afectando a a 19 estados de EE.UU. y cuatro provincias canadienses. El WNS tiene una tasa del 70 por ciento de mortalidad, no tiene cura ni tratamiento, ni tampoco está del todo claro cómo mata a los murciélagos.
A pesar de WNS y el hongo Geomyces destructans parecen inofensivos para los seres humanos, sus posibles efectos sobre la salud son preocupantes. Si los murciélagos desaparecen, crecerán las poblaciones de insectos que podrían propagar enfermedades o devastar poblaciones. Esto sin contabilizar el desequilibrio absoluto que produce la extinción de una especie animal, inofensiva para la humanidad, pero que cumple un rol importante para el planeta.
¿A quién beneficiaría la desaparición de los murciélagos?
Los “expertos” de Monsanto dicen que debido a la mortandad de los murciélagos se hará necesario un uso más extensivo de pesticidas para compensar la invasión de insectos destructores de cultivos…
Monsanto dice que la cantidad de insectos ya no será regulada por la depredación por mamíferos voladores nocturnos. Lo cual es irónico, ya que muchos científicos y expertos ecologistas señalan que los plaguicidas de Monsanto, junto con los cultivos de OGM, causaron la epidemia asesina de murciélagos en primer lugar, y probablemente su extinción.
Mientras un brazo del gobierno de EE.UU., la Fish and Wildlife Management, finge trabajar para contener la enfermedad, otras agencias del mismo gobierno, continúan aprobando nuevos pesticidas y semillas Frankestein genéticamente modificadas cuya seguridad no es verificada.
Los murciélagos son esenciales para el equilibrio ecológico. Además, nos ayudan a detectar sustancias químicas tóxicas en el medio ambiente. Su pequeño tamaño y fragilidad (pesan alrededor de 8 gramos), lo cual los hace especialmente vulnerables. Por esta razón no solo devoran insectos perjudiciales para el ser humano, sino que también son utilizados en la exploración minera.
Un experto en murciélagos, investigador y doctorado en la Boston University denunció: “Pasamos mucho tiempo acumulando plaguicidas y contaminantes. Sabemos que los pequeños murciélagos están expuestos y acumulan organoclorados, mercurio, arsénico, plomo, y dioxinas, pero no entendemos los efectos”.
Independientemente de lo que ocurra, libre de la influencia corporativa, es necesario investigar seriamente la relación entre el WNS (SNB Síndrome de Nariz Blanca) y los pesticidas de Monsanto. Porque esta vez la corporación fue demasiado lejos, y va a extinguir una especie animal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada