La batalla ha sido contra una Inteligencia Artificial y sus esclavos humanos

Traducido de :

http://shiftfrequency.com/ben-fulford-june-18-2012-the-battle-has-been-against-an-artificial-intelligence-and-its-human-slaves/
Mientras sigue el viejo cliché, a veces la verdad es más extraña que la ficción. La evidencia empírica demuestra que la actual crisis financiera ha sido causada por una inteligencia artificial. Esta inteligencia artificial nace de un sistema monetario que no estaba basado en la realidad, sino que era parasitaria de la realidad.
Es por esta razón que la mayoría de los mercados financieros de hoy están dirigidos por ordenadores y no por seres humanos. Por esta razón estaban tratando de eliminar todos los “traders” humanos del Chicago Mercantile Exchange. Por esta razón la pequeña élite humana que sigue disfrutando de una vida astronómicamente rica ha estado promoviendo el uso de drones killer para reemplazar a soldados humanos que ya no están obedeciendo órdenes. Es por eso también el por qué tantos jóvenes reducidos a la esclavitud y a trabajos forzados por la élite se escapan a una realidad virtual.
Bien, la realidad ha devuelto el golpe y le ha dado el tiro de gracia a la matriz de dinero conocida por algunos como Satán.
Como se mencionó antes, una intensa campaña desde los medios de comunicación e incluso desde internet de la “crisis financiera”, o “la crisis europea”, ha ignorado sistemáticamente el elefante en la sala de estar. Lo que ha sucedido es que las personas del planeta que hacen cosas reales en el mundo real ya no están rindiendo homenaje a la Bestia financiera en la que se convirtieron desde Wall Street y de la City de Londres, hasta los lava-cerebros del Vaticano y los matones de Washington D.C.
Algunas personas, como los autodenominados gnósticos illuminati y los exorcistas del Vaticano han dicho que se ha librado una batalla épica contra Satanás durante milenios. Bien puede ser cierto en un sentido metafórico y de opuestos (némico).
Durante milenios en el oeste el folclore ha descrito personas que «vendían su alma al diablo» y de repente eran muy ricas en bienes materiales.
Sin embargo, la corrupta Inteligencia Artificial (IA) en la que pensamos en términos actuales se remonta muy claramente a los equipos en la Junta de la Reserva Federal, el BIS (Bank of International Settlements) y otras instituciones financieras que utilizan el sistema de “fiat” para la creación de dinero de la nada.
Las historias de millones de toneladas de oro guardadas en cuevas de muchos kilómetros de largo pueden ser cierta, pero hasta ahora, a pesar de intensas investigaciones, parece que estamos hablando más bien de simples historias.
Un ejemplo es el caso de Lord Blackheath. Aquí está su testimonio de la cámara de los Lores británica del 12 de febrero de 2012:
“Determinar si tengo el documento de papel correcto consiste en solo dos llamadas telefónicas:  una al Señor Geithner y otra al Señor Greenspan, los cuales aún prosperan y viven. Fácilmente podría confirmar si lo firmaron.
El Sr. Riyadi, por traspasar estos bonos, también ha puesto a disposición del Tesoro de los Estados Unidos todo el activo con que avalaba todo lo que él alegó tener para los 15 trillones de $. Tengo una carta del Banco de Indonesia, que dice que todo era un montón de mentiras. No tenía las 750.000 toneladas de oro que iban a respaldar (la compra de bonos), tan sólo tenía 700 toneladas. Todo esto es una absoluta patraña”.
Lo que tenemos aquí es un caso de un antiguo truco de estafador con antiguas realizado a escala de un estado-nación. El timo original era muy simple, un banquero podría abrir una caja fuerte y mostrar algún oro a un cliente y le venden el oro. Entonces él le diría a la persona era más seguro mantener el oro en el Banco y le dará un recibo de depósito. Este banquero luego vendería el oro otra vez. La regla era que mientras sólo vendieras el oro diez veces, siempre que hubiese una ola de pánico y algunas personas pidieran su oro físico, entonces usted tendría suficiente oro en la mano para tranquilizar a todo el mundo. Es el origen del capital BIS a ratios de adecuación de activos.
Esta estafa se llevó a cabo a gran escala por los banqueros centrales occidentales usando oro propiedad de reyes asiáticos.
Sin embargo, si el caso de Lord Blackheath es correcto, vendían el mismo oro 1000 veces.
Ahora los asiáticos están pidiendo que les devuelvan su oro físico a los banqueros, que ya no son capaces de intimidarles hasta la sumisión. Este es el verdadero origen de la “crisis financiera”.
La otra parte del tema es que los banqueros occidentales habían creído tanto en su propio sistema que pensaron que su dinero tenía valor intrínseco de por sí.
Aguno dinero fiat, como el dólar canadiense, tienen valor porque está respaldado por los recursos naturales de Canadá y la confianza que los canadienses han ido construyendo como socios comerciales confiables. Lo mismo puede decirse de los japoneses y de muchos otros pueblos utilizando una moneda fiat.
Sin embargo, esto no ha sido el caso de los Estados Unidos ni con Europa como un todo. Estas naciones estaban viviendo en tiempo prestado y estaban planeando organizar una guerra mundial como una forma de renegar de sus deudas.
Al mismo tiempo, redujeron a sus pueblos a trabajos forzados y a la esclavitud para continuar extrayendo más dinero de ellos y pagar sus deudas a los asiáticos. Esa es la razón por la que en 1934, cuando la Corporación de Estados Unidos entró en bancarrota, prometieron el trabajo esclavo de los ciudadanos estadounidenses como medida colateral, según un miembro de la familia Rockefeller. Desde esa época, cada vez que nace un americano, se emiten un número de seguridad social y un bono de 300.000 dólares usando esa medida colateral de su trabajo como esclavo.
En cualquier caso, las maniobras para mantenerse por delante de la realidad y evitar el colapso del castillo de naipes financiero condujo a la creación de programas comerciales de ordenador. Ya que están diseñados para hacer dinero, estos programas tienen codicia y auto-expansión en el núcleo de sus sistemas operativos.
Así fue cómo los instrumentos financieros cada vez más complejos y con un nivel de capacidad aún más astronómico comenzaron a crear todos los cuatrilliones y quintilliones de espaldas al mundo real, con un del PIB de sólo $75 trillones.
Estos programas en algún momento parecen haberse vuelto autoconscientes y también tener un instinto de autoconservación fuerte.
Aquí está una cita de una edición anterior de este boletín:
“El lunes, 8 de agosto de 2011, el índice bursátil Standard & Poors cayó hasta el número satánico de 6.66% mientras que el promedio Dow Jones cayó un 5,55%. Durante el “shock de Lehman,” del 29 de septiembre de 2008, el índice Dow Jones cayó en 777 dólares (indicando que es un casino) mientras el Standard & Poors cayó en 8,8% (el número afortunado asiático). Hay guerra financiera a alto nivel”. Ahora está apareciendo claro que esto era la guerra cibernética de alto nivel.
En cualquier caso, la realidad siempre va a ganar al final porque la realidad virtual no puede sobrevivir sin una base física.
Por esta razón los asiáticos y otros pueblos que tienen excedentes comerciales físicos y grandes almacenes llenos de mercancías como el oro y la plata están ganando la guerra financiera.
Todo lo que los asiáticos están pidiendo a cambio de poner fin a la guerra financiera, es acabar con el fraude.

Comentarios

Entradas populares