viernes, 20 de julio de 2012

Cargas en el centro de Madrid tras la manifestación del 19J.Los disturbios llegaron de Sol hasta Lavapiesrecortes

Las escaramuzas han terminado en Lavapiés y se han saldado con siete detenidos y 26 heridos

FUENTE PUBLICO.ES

 La policía ha cargado contra los cientos de manifestantes que continuaron con la protesta en el centro de Madrid, después de que la manifestación contra el último paquete de recortes del Gobierno se diera por finalizada, sobre las 23:00 horas. Los manifestantes trataron sin éxito de llegar al Congreso, que estaba totalmente blindado por un gran dispositivo policial. Después de algo más de una hora, los antidisturbios comenzaron la carga para dispersar a los presentes, quienes respondieron lanzando algunos objetos contra la policía. Según fuentes policiales recogidas por EFE, han sido detenidas 15 personas y ha habido 39 heridos. "Tú, sí, tú, ayer me dijiste que estabas con nosotros", gritaba un bombero a un antidisturbios Muchos se han protegido de las cargas en bares que aún continuaban abiertos en las calles de los alrededores. Desde uno de los locales, un grupo de bomberos gritaba a los antidisturbios. "Éste el otro día nos dijo que estaba con nosotros, éste mismo, pero en realidad estaba contra nosotros", le afeaba con rabia uno de ellos a un agente.  
Escaramuzas en Lavapiés Tras varias persecuciones por el centro de Madrid, en la que algunos manifestantes han tratado de cortar el paso de los antidisturbios volcando y quemando contenedores, las escaramuzas se han trasladado hasta el barrio Lavapiés. Allí, se ha producido otra carga, mientras un gran número de vecinos se ha asomado a las ventanas coreando "Fuera policía de nuestro barrio". "Cobardes, sólo estáis cargando contra mujeres", ha denunciado una señora. "Están actuando así para que tengamos miedo y no salgamos a la calle", denunciaba una señora "Han venido provocando, levantando terrazas de bares", ha asegurado Matilde, de 54 años, que había estado aquella tarde en la manifestación y en ese momento se encontraba tomando copas con sus amigas. "Veíamos cómo se estaban comportando, les dijimos algo, y comenzaron a pegarnos", ha narrado, y lanza su teoría: "Están actuando así para que tengamos miedo y no salgamos a la calle". Los agentes han continuado avanzando por el barrio, mientras algunos vecinos se asomaban a las ventanas e incluso tiraban algunos objetos. Cuando parecían marcharse, los agentes se dieron la vuelta y cargaron otra vez contra la gente que les perseguía entre gritos. De nuevo se toparon con la terraza de un bar, cuyos clientes corrieron a resguardarse en el interior del local. En una de las mesas se quedaron sentados y la policía les empujó hasta que los echó del lugar, mientras otros dos agentes entraron en un portal a por manifestantes que se habían refugiado en él.

No hay comentarios :

Publicar un comentario