miércoles, 19 de septiembre de 2012

La Tortuga y el Hipopotamo

Esta es una historia real que ocurrió en el año 2005 tras el tsunami y
que nos demuestra que no hay diferencias insalvables cuando se trata de hacer el bien a los demás, y los protagonistas son un hipopótamo recién nacido, llamado Owen, y
una tortuga centenaria llamada Mzee.
Todo ocurrió de la siguiente manera: Un hipopótamo bebé de 300 kg, que sobrevivió a las olas del tsunami en la costa de Kenia, fue rescatado en mal estado de salud y deshidratado y llevado a la Reserva Natural de Mombasa.
Allí, y ante el asombro de todos, fue adoptado por una tortuga centenaria, que tiene un color gris oscuro similar al de los hipopótamos adultos, y establecieron un vinculo tan fuerte que se volvieron inseparables.
Nadaban, comían y dormían juntos. El hipopótamo seguía a la tortuga a todas partes como lo haría con su madre biológica, le lamía la cara y la protegía cuando alguien se acercaba a ella.
Las fotos hablan por si solas de su unión y la gran ayuda mutua que se dispensaron.
Y aunque finalmente fueron separados, la tortuga, como el referente primario de ese bebé, desempeñó un gran papel en la vida del hipopótamo. ✰˚

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada