lunes, 29 de octubre de 2012

Cómo crear nuestra propia realidad según la Metafísica Cuántica, por Christian Franchini




 ¿Qué es la Metafísica Cuántica?
 Este Neologismo abarca distintas vertientes, que conjugan conocimientos antiguos y modernos, la Filosofía y Ciencia, dando origen a un nuevo concepto de Magia, el cual nos permitirá crear nuestra propia Realidad.

 Esta cosmovisión ya era conocida por todas las culturas Iniciáticas.

 Este término se lo utiliza de diferentes formas, pero el sentido que le damos desde nuestro enfoque (en el Grupo Metafísico Millenium), posee una connotación diferente. Va más allá de los decretos y las afirmaciones que comúnmente se vincula la palabra “metafísica”, donde su verdadero significado se aplica a todo lo que está “más allá de la física”.

Hoy sabemos por la Física Cuántica que la realidad se conforma en un nivel subatómico, cuántico, sutil… donde podemos tener ingerencia en ese proceso (si conocemos las leyes estos niveles o planos sutiles), no hay que entenderlo como un experimento de laboratorio, como se lo suele exponer.

La Metafísica Cuántica, no es una técnica, ni una ciencia, ni un arte… pero se nutre de estas disciplinas y permite plasmar un paradigma personal, desde donde Creamos nuestra Realidad. Podemos decir que es un camino de autoconocimiento que permite acceder a un nivel de conciencia diferente, logrando fundar una vida en un presente extendido, como lo entendieron diferentes místicos, chamanes y alquimistas en diferentes épocas, quienes codificaron las claves para acceder a este conocimiento.

Muchos quisieron reducir estos conocimientos antiguos a unas cuantas técnicas prácticas y nada más, pero no funciona así, despojado de la responsabilidad y el compromiso de transitar seriamente un camino de crecimiento espiritual, no para crear artilugios donde el ego rápidamente se aburre, sino como un auténtico proceso de Evolución Conciente.


  Las etapas que comprende este Camino
La Metafísica Cuántica como todo camino de Ascensión (al igual que en las distintas tradiciones esotéricas), es siempre desde abajo (lo denso) hacia arriba (lo sutil). El proceso es el siguiente: Inicialmente hay que reconocer en qué paradigma estamos atrapados, qué elementos nos condicionan desde las programaciones y reconocer aquellos mandatos sociales que nos configuran, aquí se requiere un gran esfuerzo y valentía en desarticular estos condicionamientos. En este nivel se está bombardeado de datos inconexos.

La siguiente etapa deberá desarrollar una estrategia que le permita recuperar su energía Vital, la que deberá incrementar, tendrá que equilibrar y curar sus cuerpos sutiles, y desarticular los dramas de control en los que se ha movido con total naturalidad durante su historia personal. Aquí el objetivo es: Alcanzo mi equilibrio Electromagnético (en primera persona y en presente). Sin esta etapa completa no es posible establecer un contacto directo con la Fuente, ni salir del tiempo lineal en el que estamos atrapados. En este plano la influencia de la información externa -desde los medios de comunicación- formatean la realidad que es creada desde afuera hacia adentro.

En este contexto de incertidumbre se inicia un camino espiritual, donde se avanzará mediante tres características del guerrero espiritual: Valentía, Voluntad y Valor. El Autoconocimiento es la clave fundamental para así lograr identificar los elementos a ser transformados. El aprendizaje en esta etapa suele ser mediante el sufrimiento, ya que el proceso de desapego es paulatino.

El contacto con la Fuente es la siguiente etapa, donde erróneamente todos quienes comenzar a transitar un camino espiritual, ya que en el entusiasmo por conectar con las energías sutiles muchos olvidan que el proceso comienza antes, así fue siempre en todos las iniciaciones de las culturas que han transmitido estas enseñanzas. Sino se comienza desde el “inicio” el ego tomará el control de nuestros actos y no tendremos la estructura energética requerida de nuestros cuerpos sutiles así soportar el caudal energético de alta vibración que estamos siendo sometidos.

La Metafísica Cuántica te enseña a “Conectar” con estas energías sutiles, denominada Plasma, conocida antiguamente con diversos nombres como Kausay, Chi, Ki, Prana, etc. Quien alcance un nivel donde aprenda como trasmitir la “información” de sus deseos a esta corriente energética podrá Crear una realidad propia, pero será necesario antes vaciarse de conceptos y condicionamientos del pasado.

Solo de esta manera podrá establecer un contacto con un flujo del tiempo diferente, lo que se conoce como el Tiempo Circular, para ello en necesario salir del 3D y conectar con 5D accediendo a un Presente Extendido, al principio solo por momentos esporádicos, pero paulatinamente se experimentará de forma más estable y naturalmente, desde allí es posible transmitir esta información a la conciencia universal, La Fuente.

La Metafísica Cuántica te Enseña a utilizar los 4 Pilares y 3 Vehículos energéticos con los que podrás operar en un nivel cuántico. Desde allí el Verbo creador cobra una directriz en la realidad que estarás Plasmando. Este nivel el aprendizaje se establece desde resultados que iras alcanzando (mediante la prueba-error), donde aprenderás a crear lo que no existía en tu universo. De esta manera se adquiere la Maestría en este plano que permitirá ir integrando distintos conocimientos que todavía no están totalmente integrados.

El proceso de ascensión no termina ahí, adquirir una autoridad frente a la materia implica una conciencia y responsabilidad que será puesta a prueba por las jerarquías superiores. Quien demuestre una utilización coherente y no egoísta de la Maestría adquirida, podrá acceder al siguiente nivel de co-Creador, donde prestará servicio en el Plan Cósmico, del que solo tendremos solo un fragmento del “guión” que se está ejecutando en esta Gran Obra en los diferentes planos del Universo.

Esta colaboración activa en este Plan no nos da privilegios, sino la oportunidad de brindar ayuda a otros seres que necesiten evolucionar en el plano físico donde también seguiremos transitando nuestra existencia, pero nosotros ya no seremos los mismos, ya habremos transitado ese tramo del Camino y hemos sido transformados durante el proceso.

Esto también nos permitirá seguir evolucionando y así dar un nuevo Salto Cuántico a una octava superior, a un estado de conciencia diferente. Aquí aprenderemos mediante el Propósito. Solo en este nivel, accedemos a un nivel de contacto con la Fuente de Sabiduría universal, donde tendremos acceso a una biblioteca de experiencias integradas de las diferentes épocas, pudiendo acceder cuando la necesitemos, la cual deberá ser utilizada con responsabilidad y conciencia de co-Creador como las distintas culturas iniciáticas supieron hacerlo.

Ahora es nuestro momento de Iniciar este Camino.

Christian Franchini
Grupo Metafísico Millenium – grupo.millenium8@gmail.com
 Fuente del artículo: http://www.grupo-millenium.com.ar/leer_noticias.php?id_new=80

GHB - Información difundida por http://hermandadblanca.org/

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada