miércoles, 5 de diciembre de 2012

ESPACIO Y TIEMPO



LA CIENCIA MISMA EMPIEZA A SOÑAR CON LA CONQUISTA FISICA DE LA MUERTE. Las cualidades del Espacio-Tiempo cada vez son más fantásticas, el espacio-tiempo es capaz de contraerse en sus construcciones hasta un punto en que el paralelismo se quiebra, pugnando de cien modos distintos para liberar al hombre de las cadenas de la CAUSALIDAD y convertirlo en amo de las circunstancias.
Con los últimos descubrimientos de la Física Cuántica, toda imposibilidad parece desvanecerse, cualquier posibilidad admite una cierta probabilidad en el espacio tiempo. No obstante la mente humana parece negarse a comprender estos signos, actuando como una observadora exterior, incapaz aún de sacar las enormes consecuencias de su puesta en valor práctico y experimental.
La Materia se expresa a sí misma, eventualmente, como una formulación de alguna Fuerza desconocida. La Vida también, de forma que el misterio incomprendido, comienza a revelarse por sí mismo como una obscura energía de sensibilidad encarcelada en su formulación material; y cuando la divisora ignorancia sea curada de aquello que nos da la sensación de un abismo entre la Vida y la Materia, ya podremos suponer que Mente, Vida y Materia sean consideradas como algo más que una misma Energía tres veces formulada, el triple mundo de los videntes Védicos. Tampoco podrá durar el concepto de una Fuerza bruta material inconsciente como la madre de la Mente. La Energía que crea el mundo no puede ser nada más que una Voluntad, y esa Voluntad es sólo conciencia que se aplica por sí misma a un trabajo y un resultado.
¿Qué es ese trabajo y ese resultado sino una auto-involución de la Conciencia en la forma y una auto-evolución externa de la forma para revelar, para hacer presente alguna poderosa posibilidad en el universo que ha creado? ¿Y cómo es su Voluntad en el Hombre si no una voluntad a la Vida interminable, al Conocimiento ilimitado, al Poder sin trabas? La ciencia misma comienza a soñar con la conquista física de la muerte, expresando una sed insaciable por el conocimiento, queriendo realizar algo así como una omnipotencia terrestre para la humanidad. El Espacio y el Tiempo se contraen en sus obras hacia el punto de fuga pugnando de cien modos distintos para hacer del hombre el amo de las circunstancias aligerándole los grilletes de la causalidad. La idea de limitación de lo imposible comienza a crecer poco a poco y, en cambio, parece que cualquier cosa que el hombre desee o aspire con constancia, él debe al final ser capaz de hacerla; pues la conciencia en la especie tarde o temprano encuentra el medio. No es en el individuo donde esta omnipotencia se ha de manifestar, sino que ha de ser la colectiva Voluntad de la humanidad quien ha de llevarlo a cabo con el individuo como el medio adecuado. Y aún más, cuando miramos más profundamente, no es cualquier consciente Voluntad de la colectividad, sino un superconsciente Poder que emplea al individuo como el centro y el medio, y a la colectividad como condición y campo. ¿Que es esto, sino Dios en el hombre, la Identidad infinita, la Unidad multitudinaria, el Omnisciente, el Omnipotente, quién habiendo hecho al hombre a Su propia imagen, con el ego como un centro de funcionamiento, con la especie, el colectivo, como molde y circunscripción, procurando expresar en ellos alguna imagen de la unidad, la omnisciencia, la omnipotencia que son la autoconcepción del Divino? ” Aquello que es inmortal en los mortales es Dios y fue establecido interiormente como una energía obrando en nuestros poderes divinos”9. Es a ese enorme impulso cósmico al que el mundo moderno, sin conocer suficientemente su propio objetivo, aún sirve en todas sus actividades y labores subconscientemente para realizarlo.
Hay que tener cuidado con la cuántica, ya que esta explica mejor los fenómenos del mundo atómico que los de la vida mas compleja, la cuántica necesita reducirse al Universo como átomos y partículas subatómicas, donde la materia se comporta mas como onda que como partícula, cuando la materia ha evolucionado mas cada vez se comporta mas como partícula en formas mas evolucionadas, caso del hombre.
La cuántica presupone un universo caótico, donde todo es posible y por lo tanto en un azar no puede estar la Voluntad Divina. En realidad saben lo que pasa pero no el porque ni el como.
Para lo macro o complejo funciona la relatividad einsteniana, aunque el no pudo demostrarle a Schrodinger que Dios no jugaba con nosotros a los dados. Obviamente en este caso, para mi Einstein tenia mayor intuición.
Niels Bhor, que andaba por ahí, les decía de vez en cuando que los dos tenían razón, era tremendamente intuitivo: Lo contrario de una verdad suprema era otra verdad suprema.
Aproximadamente esto ocurría en el año 1927.
Aurobindo, entre el año 1910 y 1914 aproximadamente, escribió sobre, la relatividad del espacio-tiempo, la relatividad de la materia, la constitución del átomo, la constitución de las partículas subatómicas, la ley del caos ordenado, las distintas leyes que regulan cada complejidad creciente de la evolución de la naturaleza, la ley de la naturaleza superior, el origen del universo, las fuerzas que dominan la relatividad del pasado y el futuro, el porque de la continua expansión del universo, la ley que regula la contracción del espacio tiempo, la naturaleza no continua del tiempo, la naturaleza del cero como continente del todo, la del infinito como naturaleza de lo finito, la ley parabólica del desarrollo evolutivo, la materia y energía oscura, ………………
Hasta nuestros días, todo lo escrito por Aurobindo, ha sido corroborado por la Ciencia, porqué la ciencia no va a seguir corroborando lo que aun no ha descubierto.
La Cuántica en comparación aun esta en pañales, de momento y hasta que no una a las tres fuerzas unificadas la fuerza gravitatoria, sigue estando incompleta y particularmente con la teoría de cuerdas no creo que lo consiga. Por cierto ya hay bastantes científicos que saben que la fuerza no es mecánica sino dinámica, creo que este tabú esta a punto de caer, porque ya saben que su actuación es deliberada y mucho mas compleja (Scientific Americam)
Empero, la idea de poner límites a lo denominado “Imposible”, empieza a crecer tímidamente y terminará por asentarse en su propia verdad, ya que cualquier cosa que el hombre quiera con aspiración y constancia debe finalmente ser posible para el; pues la consciencia eventualmente hallará el medio, la forma y el método.
La Fuerza-Consciente que mora y crea el Universo, confiere a sus formas diversas capacidades; el hombre despierto descubrirá que no solo los fenómenos físicos gravitatorios o de grandes masas en su atracción deforman el Universo confiriéndole en su movimiento un programa de información que termina siendo junto a otros muchos factores un determinante relativo. Sino que otras facultades que ahora se pueden expresar en el ser humano también deforman o contraen el campo espacio temporal, contribuyendo de cien maneras distintas a acercar las líneas de tiempo futuro al presente y por lo tanto no solo es posible acelerar el futuro y la denominada evolución humana, sino que también el hombre podrá llegar a ser consciente de su capacidad para crear o manifestar construcciones de toda índole, que ahora mismo aparentemente parecerían lejanas o remotas, e incluso imposibles de concretar en lo material.
Ahora bien, la física moderna contempla un Universo de infinitas posibilidades, pero no es esta la explicación completa. El determinismo de la física clásica indicaba un Universo regido por leyes inmutables y por lo tanto fijo y determinado en su devenir futuro, en este caso hablamos de Causa-Efecto “Causalidad” y por lo tanto ningún grado de libertad. La física Moderna ahora decimos que todo es posible y por lo tanto “Casualidad”. Esto último también implicaría una determinación absoluta, ya que todo seria azar y una construcción azarosa tiende tarde o temprano al caos.
¿Qué es lo que hace posible, que un mundo de infinitas posibilidades no tienda al caos, permitiendo una libertad sin restricción teórica y al mismo tiempo admita la determinación de la emergencia de un ordenado crecimiento evolutivo de las formas y de la consciencia ascendente?
Si no admitimos una reconciliación entre causalidad y casualidad no resolveremos el problema, y por muchas vueltas que demos, al final tendremos que admitir que el Universo material se construye sobre la base de las infinitas posibilidades de variación, formación, expresión y consciencia de las formas en su evolución. Mientras, una Determinación general contrabalancea sin cesar este mundo de infinitas posibilidades para amparo de su desarrollo y término.
La mente debe ser capaz en su desarrollo de abarcar los opuestos no mediante la observación separada de los mismos, sino mediante su armonización e integración en Leyes Mayores que los hagan desaparecer mediante su unión. Por decirlo de otra manera: no existen opuestos irreconciliables. Sólo son verdad aquellos pensamientos cuyos contrarios son también verdad en su propio tiempo y lugar; los dogmas irrefutables constituyen el tipo de falsedad más peligroso.
El hombre puede atreverse a buscar lo imposible mediante sus facultades de Voluntad, Concentración y Aspiración en la Idea que quiere manifestar o construir, incluso aunque sea remota y difícil. Si bien tendrá que ser consciente que su voluntad se soporta y ampara en una Voluntad Mayor que en cada momento decide la corrección necesaria en las líneas espacio-temporales para que el sistema logre sus últimos objetivos permitiendo a la vez una inmensa variación en los caminos que llevan al mismo.
“Por todos los caminos los hombres se dirigen hasta Mí, y de esa manera yo los acepto. Ese es el camino mío que los hombres siguen desde todos lados pero el fruto de esos caminos es limitado. Pues quienes trazan el Camino directamente hacia Mí, llegan a Mí.”
Por último señalar los resultados teóricos de las avanzadillas científicas ligadas a las teorías de cuerdas o supercuerdas. Esto último parece señalar la existencia de dimensiones adicionales a las dimensiones que observamos con nuestra consciencia general actual, dimensiones que se dicen están envueltas o enrolladas. Si bien la teoría de cuerdas para representar algo valido tendrá que desacomplejarse y embellecerse, podemos avanzar algo más sencillo y bello: en el Universo que conocemos, en la materia ya estaban envuelta, enrolladas o latentes aquellas dimensiones que ahora nuestra consciencia puede observar, podrá sugerir esto, que una vez haya una consciencia humana que pueda observar las dimensiones ocultas, las descubrirá desarrolladas y desenvueltas o en periodo de desarrollo, todas aquellas dimensiones aun enrolladas o envueltas en la materia.
Salgamos ahora de lo físico y vayamos a concretar que aplicación tiene esto en las posibilidades espirituales de evolución del hombre. Y cuando miramos mas en profundidad el hombre depende de la colectividad humana (el individuo como centro y medio, la colectividad como condición y campo). Y no existe algo que podríamos llamar la “voluntad colectiva de la humanidad” ¿Cómo entonces funciona esto si la voluntad individual del hombre no puede apoyarse en una inexistente voluntad colectiva?
Sabemos que hay un Vasto Impulso cósmico que la humanidad moderna, aun desconociendo absolutamente su propio objetivo, lo sirve en todas sus actividades y se esfuerza subconscientemente por satisfacer, aquí esta la posibilidad para el hombre individual ya que la Voluntad que opera sobre la naturaleza en la colectividad prepara su labor. Y si esta Voluntad otorga su sanción, la aspiración individual del hombre tendrá el camino abierto para sus conquistas.
No obstante estos son los lineamientos generales, una vez definidos simplificadamente, no deben dar la impresión de simpleza ilusoria. Porque siempre en esta armonía de fuerzas en acción existen temporalmente limites e impedimentos (el limite del campo material del conocimiento y el impedimento de la maquinaria material del poder). No obstante las últimas tendencias son altamente significativas de un futuro más libre. Allí, una vez que lleguemos a reconocer y hacer consciente esto, están las puertas que se abren ante el gigantesco panorama del Futuro.
¿Cuál es, entonces, la naturaleza de la dificultad para el hombre que debe considerar al mundo tal como es, vivir en él, y sin embargo desear llevar dentro de si mismo, la vida espiritual y LA VIDA DIVINA? ¿Cual es este aspecto de la existencia que horroriza a su mente despierta y provoca lo que el título del primer capitulo de la Gíta denomina muy expresivamente el Yoga del abatimiento de Arjuna, su depresión y el descorazonamiento experimentado por el ser humano cuando se ve forzado a enfrentarse al espectáculo del mundo, tal y como es realmente, una vez que el velo de la ilusión ética, de la ilusión de la rectitud, quede desprendido de sus ojos, y antes de que pueda efectuar una reconciliación mas alta consigo mismo?.
Todo esto está figurado exteriormente en la carnicería y masacre de KURUSHETRA.
Arjuna, el discípulo humano que recibe su iniciación en el campo de batalla; ES EL TIPO DE ALMA HUMANA LUCHADORA QUE TODAVIA NO HA RECIBIDO EL CONOCIMIENTO, PERO QUE LLEGARA A SER CAPAZ DE RECIBIRLO MEDIANTE SU ACCION EN EL MUNDO.
Desde lo alto de su CRUZ, Cristo humanizo Europa. Sin embargo el Coloquio observando los campos de batalla de KURUSHETRA ha de liberar definitivamente a la humanidad; escribió Sri Aurobindo.
Si la humanidad pudiera vislumbrar, aunque fuera tan sólo en una experiencia fugaz, los goces infinitos, las fuerzas perfectas, los horizontes luminosos de conocimiento espontáneo, las vastas calmas de nuestro ser que nos esperan en las zonas no conquistadas todavía por nuestra evolución animal, lo dejaría todo y no descansaría hasta que hubiera obtenido estos tesoros. Pero el camino es estrecho, las puertas son difíciles de forzar, y el miedo, la duda y el escepticismo están allí, centinelas de la Naturaleza, para prohibirnos que alejemos nuestros pasos de los pasos ordinarios.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada