viernes, 15 de marzo de 2013

11 de septiembre de 2001: La pelea por abrir los archivos

La batalla para que se abra el archivo sobre el papel de la monarquía saudí en el ataque del 11 de septiembre de 2001 se encuentra ahora en un punto decisivo, después del ataque bipartidista al intento inconstitucional de Obama por tomar el poder absoluto en Estados Unidos.

Según fuentes de inteligencia bien ubicadas en Washington DC, la Casa Blanca quedó pasmada por la participación bipartidista y el amplio apoyo al obstruccionismo parlamentario en contra del nombramiento de John Brennan como director de la CIA.
Ahora, hacer público el archivo saudí puede empezar inmediatamente con la publicación de las infames 28 páginas que la Investigación Conjunta del Congreso redactó en el informe sobre el 11 de septiembre y que se decretó que eran secretas. Esa información será un paso importante también para sacar a Obama por su alianza con las fuerzas de al-Qaeda controladas por los británicos y saudíes en Libia y Siria y la creciente diseminación del terrorismo de al-Qaeda por todo el sudoeste asiático, África y ahora en Asia del Este.
La C.I.A. ha adoptado la posición de que solo el Congreso de Estados Unidos y no la C.I.A., tiene la autoridad para desclasificar la información de un informe realizado por una comisión del Congreso, así que el Congreso es la vía para dar a conocer esta crucial información sobre seguridad nacional.
Ya, el congresista Walter Jones (republicano de Carolina del Norte) puso el tema sobre la mesa con su carta al congresista Mike Rogers (republicano de Michigan) y al congresista C.A. Dutch Ruppersberger (demócrata de Maryland), presidente y miembro de mayor jerarquía respectivamente en la Comisión Permanente de Inteligencia de la Cámara de Representantes, solicitando una revisión para que se den a conocer esas páginas.
En su carta el congresista Jones dice: “Las familias de las víctimas del 11 de septiembre tienen derecho a esta información así como también el pueblo estadounidense”. El congresista Jones cita la correspondencia anexada del señor Mike Low, cuya hija murió en el vuelo de American Airlines 11 en el ataque del 11 de septiembre del 2001.
En una discusión con colegas el 7 de marzo, Lyndon LaRouche, quien insistentemente ha pedido que se den a conocer las 28 páginas suprimidas del informe de la comisión del Congreso, dijo que el nexo saudí-británico es el arma de la reina que ahora está destruyendo a África y la mayor parte del mundo musulmán, con su estrategia imperialista. Agregó que ahora se debe golpear duro este flanco saudí-británico, en especial en este momento que el congresista Walter Jones ha puesto su demanda sobre la mesa para que se den a conocer las 28 páginas sobre la participación saudí.
A continuación el texto de la carta del representante Jones
Estimados presidente Rogers y miembro de mayor jerarquía Ruppersberger:
Quiero agradecerles que la semana pasada hayan realizado audiencias muy importantes sobre el asesinato del embajador estadounidense Chris Stevens y los otros tres funcionarios del Departamento de Estado durante el ataque en Bengasi el 11 de septiembre del 2012.
A la luz de estas audiencias, yo los exhorto, en su calidad de presidente y miembro de mayor jerarquía, a que recomienden la desclasificación de las 28 páginas del informe de la Investigación Conjunta del Congreso, en donde se describe el papel del gobierno de Arabia Saudita en el ataque terrorista del 11 de septiembre.
Como ustedes saben, el ex senador Bob Graham ha llevado a cabo una investigación exhaustiva sobre este asunto y ha sido reconocido nacionalmente y se le ha entrevistado por su creencia en que se deben desclasificar estas 28 páginas.
Las familias de las víctimas del 11 de septiembre tienen derecho a esta información, así como también el pueblo estadounidense.
Dado que su Comisión tiene jurisdicción sobre este asunto, yo le pido a usted y al miembro de mayor jerarquía que revisen por favor la correspondencia que se adjunta del señor Mike Low, quien perdió una hija en el vuelo 11 de American Airlines ese trágico día.
Como lo afirma el señor Low, “nuestra esperanza es que con el tiempo, la historia conocerá toda la verdad sobre los acontecimientos del 11 de septiembre”.
Señor presidente, el pueblo estadounidense tiene derecho a saber la verdad. Es fundamental que los ciudadanos de este país tengan confianza en su gobierno. Yo espero que tome usted esto en consideración y espero recibir pronto su respuesta.
Sinceramente
Walter B. Jones Miembro del Congreso
Fuente :  LaRouchista

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada