sábado, 30 de marzo de 2013

Una buena señal de que Corea del Norte no piensa ir a la guerra nuclear ...todavía.

FUENTE http://www.laproximaguerra.com
la-proxima-guerra-complejo-industrial-corea-del-norte-kaesongf
Ya hemos vivido esto antes. Corea del Norte amenaza con la guerra, prepara sus fuerzas armadas, emite una serie de declaraciones cada vez más siniestras y categóricas acerca de sus intenciones. Incluso corta una de las líneas telefónicas cruciales entre las dos Coreas. Está enviando casi cualquier tipo de señal posible que enviaría un país antes de ir a la guerra.

Salvo que Corea del Norte ya ha realizado la mayor parte de estas cosas antes, incluyendo el corte de la línea telefónica. Entonces, ¿cómo se supone que vamos a ver la diferencia entre la amenaza vacía y la ambición real y seria de iniciar una guerra a gran escala? No hay manera de saber a ciencia cierta a corto plazo lo que hay en la mente de Kim Jong Un, claro. Pero sí tenemos un indicador bastante bueno con el que juzgar las intenciones del país: el Complejo Industrial de Kaesong.

El complejo industrial de Kaesong, situado al otro lado de la parte norte de la frontera, está regentado por surcoreanos y norcoreanos. No puede funcionar sin la autorización diaria de Pyongyang. Si el Norte en algún momento de repente cierra Kaesong, preocúpese. Pero mientras esté aún en marcha, como lo ha estado a lo largo de las diversas provocaciones y tensiones de las últimas semanas, es probable que se pueda - probablemente - asumir que Corea del Norte no está en realidad planeando lanzar una guerra.
Corea del Norte y Corea del Sur abrieron de forma conjunta la planta industrial de Kaesong en 2002. En ese momento, Seúl tenía una política abierta con Pyongyang, tratando de coexistir pacíficamente con sus vecinos. La planta estaba destinada a dar a ambos países un incentivo para cooperar.

Las empresas surcoreanas obtienen una fuente de mano de obra muy barata de Corea del Norte - estamos hablando de unos salarios la cuarta parte de los de cualquier trabajador manual chino - mientras que el Norte tiene una fuente de divisas que tanto necesita para sobrevivir.

Kaesong sigue funcionando sin problemas, según un artículo de la AP por Hyung-Jin Kim y Kim Sam, que afirman que esto demuestra que Pyongyang está "eligiendo la fuerte infusión de divisas de la fábrica a cualquier otra provocación". También señalan que Corea del Norte hasta el momento no ha cortado otras tres líneas directas que se utilizan para mantener a los controladores aéreos del Norte y del Sur en contacto.

Por todas las bravatas de Corea del Norte, se llega a lo que parece ser una elección fácil si estuviera a punto de iniciar una guerra contra Corea del Sur. Si eres Pyongyang, sólo mantienes abierta la planta de Kaesong si está mirando adelante a los cheques de nómina del próximo mes. Y sabes que sólo puedes contar con ello si no conviertes al país que escribe tales cheques en un "mar de fuego", como tan a menudo amenaza.

En todo caso, Corea del Norte parece estar yendo al extremo para mantener la planta en funcionamiento. He aquí un recorte de la historia de AP:

Sin la ahora cortada línea directa, los gobiernos, que carecen de relaciones diplomáticas, utilizan  ahora intermediarios. Corea del Norte verbalmente aprobó el jueves el cruce de cientos de surcoreanos diciendoselo a los surcoreanos en una oficina de gestión en la fábrica de Kaesong. Los surcoreanos luego llamaron a los funcionarios de Corea del Sur.

Ambos gobiernos prohiben el contacto directo con los ciudadanos del otro lado, pero Kaesong tiene líneas telefónicas separadas que permiten a los gerentes surcoreanos allí comunicarse con la gente en Corea del Sur.

Los gerentes de las fábricas en Kaesong contactados por The Associated Press por teléfono en la fábrica dijeron que el ambiente en general es normal.

Un ejecutivo de Corea del Sur, que emplea a 1.400 trabajadores de Corea del Norte dijo a AP, un día después de regresar de la planta de Kaesong para una visita, que "la tensión se eleva casi todos los años cuando llega el momento de los ejercicios conjuntos de Corea y EEUU, pero tan pronto como los simulacros finalizan, las cosas vuelven rápidamente a la normalidad." Y añadió: "Creo y espero que esta vez no será diferente."

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada