miércoles, 17 de abril de 2013

Detectan carta con “sustancia sospechosa” dirigida a Obama


El Servicio Secreto de EE.UU. ha informado de una carta con una “sustancia sospechosa” enviada al presidente Barack Obama, según AFP.

Según el Servicio Secreto, la carta fue interceptada en el centro de correos de Maryland, que no está ubicada cerca de la Casa Blanca.
Actualmente la carta está siendo investigada. Según los análisis preliminares, el sobre contiene ricina, una de las toxinas mortales más potentes.
Sin embargo, una fuente policial comunicó que los resultados de las pruebas oficiales sobre el contenido estarán disponibles en 24-48 horas, e indicó que los análisis preliminares son “poco fiables” y suelen dar falsos positivos.
Las autoridades federales tienen sospechas de quién envió las cartas, pero por el momento nadie ha sido detenido.
“Estamos trabajando en estrecha colaboración con la Policía del Capitolio y el FBI en la investigación”, señaló un portavoz del Servicio Secreto.
El sobre llevaba matasellos de Memphis, Tennessee, y no tenía remite.
Anteriormente dos cartas con sustancias tóxicas fueron dirigidas al Senado.
Un boletín del FBI obtenido por la cadena Fox News señala que las fuerzas de seguridad “están analizando” la misiva, que parece provenir de la misma fuente que la enviada el martes al senador.
De acuerdo con el boletín, ambas cartas contienen la frase: “Ver algo incorrecto y no exponerlo es convertirse en un aliado silencioso de su continuación”.
Las dos tienen además la misma firma: “Soy KC y apruebo este mensaje”.
El primer sobre enviado a la oficina del senador republicano Roger Wicker, ha dado positivo en los análisis de ricina. La carta fue interceptada el martes en las instalaciones del Capitolio de EE.UU. (edificio que alberga a las dos cámaras del Congreso), según la CNN, citando fuentes de este organismo.
Posteriormente, un análisis ha detectado ricina en la segunda carta enviada a la Cámara Alta, según informó la cadena ABC.
La ricina causa hemorragia intestinal, seguida de diarrea a veces sanguinolenta, vómitos, deshidratación e hipotensión. Además puede causar la muerte tras una agonía que puede durar hasta diez días, aunque lo normal es que si el paciente no ha muerto en entre tres y cinco días, se recupere. La dosis letal para un adulto es de tan solo un miligramo.
RT

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada