martes, 23 de abril de 2013

La Policía insta a los agentes a sustituir “escrache” por “acoso, amenazas y coacciones” (+VIDEO)


1
La Policía Nacional no empleará el término escrache para referirse a las concentraciones frente a domicilios de cargos públicos en sus escritos porque esta palabra no se adapta a la terminología de la legislación actual y por lo tanto su uso no está recogido ni policial ni judicialmente.
Fuentes de la Dirección General de la Policía han precisado el contenido de la circular remitida el pasado viernes a todas las dependencias policiales, en la que se insta a los agentes a no usar la palabra escrache en sus comunicaciones, diligencias y escritos referidos a estos actos de protesta.
Según dicta el texto de la orden, difundido por el SUP, en “todas las comunicaciones, escritos y diligencias en las que se notifique que se han producido acosos, amenazas y coacciones a representantes políticos, dejará de utilizarse el término ‘escrache’”. Los “escraches” deberán ser denominados por los agentes a partir de ahora “con la acepción castellana correspondiente”, entre las que proponen “acoso, amenazas o coacciones”.
El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha denunciado este lunes que con esta orden lo que se pretende es sustituir el término escrache por los de acoso, amenazas y coacciones, lo que conllevaría que los agentes imputasen estos hechos delictivos en todas las protestas, sean o no pacíficas.
Sin embargo, las fuentes han explicado que la decisión de eliminar el término escrache de todos los escritos policiales se debe a que esta palabra, que comenzó a utilizarse en Argentina para definir las protestas frente a domicilios de procesados por delitos cometidos durante la dictadura, no está recogida en la legislación vigente.
Así, lo que se pide a los agentes es que sigan utilizando los mismos términos que hasta ahora, de manera que si se tata de una concentración pacífica se notifique como tal y si por el contrario se producen altercados o hechos delictivos, como coacciones o amenazas, se refleje con los términos que figuran en la legislación.
“El Ministerio del Interior lo que pretende con esta circular es criminalizar a priori el escrache, es decir, no diferenciar entre aquéllas acciones que no son violentas -en las que no se produce acoso, amenazas ni coacciones-, de las otras en las que sí se producen”, defiende José María Benito, portavoz del SUP.
lasexta

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada