lunes, 22 de abril de 2013

Terrorismo por gentileza del FBI


Fuerzas especiales por las calles de Boston Fuerzas especiales por las calles de Boston

La, de facto, ley marcial impuesta el pasado 19 de abril en Boston terminó con la detención de Dzhokar Tsarnaev, un estudiante de 19 años que por el momento sigue siendo sólo "un sospechoso" de atentar contra la maratón de Boston el pasado 15 de abril dejando tres muertos y casi 200 heridos. El presunto cómplice de Dzhokhar, su hermano Tamerlan de 26 años y nacido en Chechenia, murió en la madrugada del mismo viernes en un tiroteo con la policía.
La revelación de que los dos hermanos sospechosos de estar detrás del ataque a la maratón de Boston son de etnia chechena ha llevado a Fox News y al Washington Post a titular en portada "Chechenia es un caldo de cultivo para el terrorismo". Varios senadores republicanos proponen enviar a Tsarnáyev a Guantánamo e interrogarlo como a un prisionero de guerra, según ha informado el diario Los Angeles Times.
A raíz de su detención las multitudes salieron a las calles de Watertown y de los condados circundantes, celebrando lo que ellos creen que fue el fin de una terrible experiencia. Diferentes medios de comunicación estadounidenses se preguntan ¿por qué hay que celebrar la Ley Marcial en Boston con gritos de "EE.UU., EE.UU.? El pasado día 20 de abril toda el área metropolitana de Boston se encontraba completamente tomada por la policía, la Guardia Nacional y el ejército patrullando las calles y realizando búsquedas puerta a puerta para desactivar o detonar presuntos artefactos explosivos.
Como "una semana de terror" en Boston, ha sido descrita por el The  Voice of America. Semana, por otra parte en la que bombas terroristas han matado a cientos de civiles inocentes, como 75 en Irak, 18 en Pakistán, 35 en Somalia dejando cientos de personas muy graves, heridos y mutilados en esos países, así como en Siria, Bangladesh, Malí y Tailandia.
Sobre el fallecido en el tiroteo, Tamerlan Tsarnaev, se ha sabido por el propio FBI, que el FBI fue advertido acerca Tamerlan en 2011 por un gobierno extranjero  (probablemente Rusia). El gobierno extranjero dijo al FBI que Tamerlan se había convertido en "un seguidor del Islam radical y un creyente fuerte, y que había cambiado drásticamente". Y en menos de dos años Tamerlan es sospechoso de planear un ataque terrorista con éxito en la ciudad de Boston que mató a tres personas e hirió a casi 200.

Zubeidat K. Tsarnaeva, la madre de Dzhokar y Tamerlan Tsarnaev, en una entevista a Russia Today dijo el viernes que su hijo mayor Tamerlan estaba bajo el control del FBI "el estaba controlado por el FBI, sabían lo que mi hijo estaba haciendo, sabían qué acciones y qué sitios de Internet visitaba, por dónde iba y por donde venía... y hablando conmigo ... me decían que era realmente un líder serio y que tenían miedo de él". "¿Cómo pudo suceder esto? ... Ellos estaban controlando cada paso que él daba, y ellos están diciendo hoy que se trata de un ataque terrorista". Tsarnaeva dijo que el FBI después le había dicho que Tamerlan había sido borrado. Ella creyó que esto era evidencia de que sus hijos habían sido "creados" por el FBI. 

Es notable la práctica del FBI de reclutar y señalar terroristas chivos expiatorios. Un informe elaborado por el Programa de Periodismo de Investigación Mother Jones y de la Universidad de California-Berkeley destapó que de las 158 acciones judiciales llevadas a cabo por cargos de terrorismo desde el 11S, 49 de los acusados participaron en escenarios que fueron organizados por agentes provocadores del FBI.
El informe revela que el FBI infiltra regularmente agentes en las comunidades en las que sospechan que hay individuos que hipotéticamente podrían llevar a cabo ataques de "lobo solitario" y, a continuación, más o menos, los alientan a que los ejecuten proporcionándole armas, fondos y un plan, animándolos así de forma que de otro modo los participantes no estarían dispuestos a llevar a cabo los ataques terroristas. Finalmente  los atentados son abortados justo antes de que se materialicen plenamente.
Han sido "salvadores" de complots terroristas mortales en los últimos años: aspirantes a terroristas suicidas fueron interceptados en su camino hacia el Capitolio, o un plan para atacar sinagogas con bombas, o disparar misiles Stinger a los aviones militares o una idea fantástica para volar aviones cargados de explosivos contra el Pentágono y el Capitolio... Pero todas estas operaciones las facilitó el FBI, cuyos agentes e informantes encubiertos se hicieron pasar por terroristas que les ofrecieron un misil simulado, falsos explosivos C-4, un chaleco suicida desarmado y formación rudimentaria, y los sospechosos ingenuamente entraron en su juego hasta que fueron arrestados.
FUENTE http://www.alazul.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada