jueves, 23 de mayo de 2013

CARLOS CASTANEDA/Estas notas corresponden al libro “las enseñanzas de don Juan”, sin embargo,en estas hojas viene Información que el Antropólogo no incluyo en el texto final del libro publicado.

TOMADO DE http://lascronicasdelobonegrocavernario.wordpress.com
I .- Trascripción de 12 notas de campo del español manuscrito a español en letra de molde.
Hoja # 1Captura carlos castaneda
Sábado abril 8 1962
Cuando estaba por irme a casa don Juan me pregunto:
“y cuando vuelves?”
“en dos meses” le respondí.
“nunca aprenderás, para aprender hay que darle a toda madre
-sin falta, y tu no tienes voluntad para hacer eso”.
“voluntad tengo, pero lo que no tengo es tiempo”.
“a mi, mi benefactor me llevo a su casa de chico y nunca
-salí hasta que me hizo hombre”.
Su tono era un poco despectivo y parecía estar molesto.
“¿Cuánto tiempo estuvo con su benefactor?” le pregunte.
“Años”.
“Cuantos años?”.
“Quien sabe”.
“¿Y luego que hizo cuando se fue de la casa de su benefactor?”.
“Me fui de ahí cuando el murió”.
“¿Estaba usted desde chiquito con el?”.
“Pues si, en ese tiempo había mucha necesidad y el me cuido como a su propio hijo”.
“¿Dónde vivieron?”.
“Eso no te puedo decir. Cuando me tienes a mi, mi tiempo, tú no podrás decir donde me conociste, ni donde me viste, ni donde me encontraste, ni como me llamo. Esa es la regla con respecto a los brujos. Esa es la regla cuando se quiere, saber, cuando se tiene buena voluntad.”.
“Porque es la regla así don Juan?”.
“Es lo que los brujos decidieron. Del brujo no se cuenta ni sus costumbres, ni su muerte, y uno nunca debe mal usar esos secretos. Te lo digo ahora. No digas nunca donde me conociste, y cuando me muera, nunca averigüen donde se sepulto mi cuerpo”.
“le dije que existían muchas personas que sabrían donde nos (continua en Hoja 2)
Hoja # 2
“ … habíamos conocido.”
“nadie sabe nada” dijo muy convencido.
“¿y Fernando y don Nacho?” le pregunte.
“Esos son unos pendejos, ni siquiera saben donde se paran.
“¿y su nuera don Juan?”
“Esa no cuenta para nada. Esa es otra vieja pendeja. Pero son otras gentes que cuentan”.
“¿Quién por ejemplo?”
“tu ya sabrás quienes son, cuando te pregunten algún día, cuando te pregunten donde se sepulto mi cuerpo.”
“¿Quién me preguntara?”
“ya veras, la vida del brujo es muy extraña y las cosas le salen a uno al encuentro sin que se las busque o aun quiera”.
Le pregunte otra vez, porque habría de guardar tal secreto
Dijo que “al aprender mas me daría cuenta de que hay cosas que no se pueden decir; que hay cosas que le pertenecen solamente a uno”.
“cuando se mueve en el camino del conocimiento,” dijo
“no hay que decirle a nadie lo que uno hace.”.
“no diré a nadie. Se lo prometo don Juan.”.
“Si que lo dirás. Tienes la boca muy grande.”.
“y que puedo hacer para evitarlo?”.
“Nada”.
Quise asegurarle a don Juan que no tenia la mínima intención de divulgar sus secretos, y que como era que los iba a revelar?, si ni siquiera tenia la oportunidad de hacerlo.
“la tendrás y lo dirás” dijo con una afable sonrisa.
“dirás aunque no lo quieras. Pero no vale la pena hablar o platicar de eso.”
“Así que es malo mencionar esos cosas don Juan?”.
“Por supuesto, especialmente para ti. No faltara quien quiera
Hoja # 3
´… robarte el poder. Te lo robaran porque hablar espanta la fuerza. Hablar roba el poder.
“¿y si yo no quisiera el poder?”
“Para que aprendes entonces si no quieres el poder?”
“pues nomás que para saber”
“no sabes lo que dices, pero ya veras, comprenderás cuando te des cuenta. Cuando sepas más, el poder lo usaras de un modo u otro”.
“le dije que yo solo quería saber, y que en realidad no tenia interés en vivir la vida del brujo”.
“El hombre que sabe, tiene que emplear su poder” dijo “¿ O para que quiere saber? ¿y tu como te las vas a arreglar si te tocan las de malas y tienes que usar el poder del brujo?”.
“tu no sabes como es esa ayuda. Una vez que la empiezas ya no hay manera de pararla.”
“¿Usted dice que no se puede parar la vida de brujo?”
“Pues no se puede. A menos que se llegue a aprender mucho y para aprender mucho hay que usar el poder de brujo. Tu no sabes lo que dices.”
“un hombre de conocimiento tiene que actuar tarde o temprano no se puede vivir nomás que pensando. El hombre que sabe, tiene fuerza para actuar y los conocimientos para todo lo que quiera hacer. Ya veras no hay manera de parar ya cuando uno empieza en el camino del conocimiento. Te lo digo. No se puede parar o cambiar.”
“Uno que sabe llega siempre a ser mas misterioso que la chingada.”
“nadie te podrá detener, si es que llegas a ser un hombre que sabe, un hombre de conocimiento.”
“¿quien es el hombre de conocimiento? ¿ es el brujo un hombre que sabe?” Pregunte.
“puede que sepa, si es que ha seguido de buena ley el camino del conocimiento.”
Hoja # 4
“pero como se sigue ese camino?”
“uno tiene que aprenderse a las buenas del rigor de aprender; y in mucha prisa, pero sin faltar, uno debe meterse hasta donde se puede, para ir desenredando los secretos del poder y el conocimiento”
“¿puede cualquiera de nosotros ser un hombre de conocimiento?”
“no todos nosotros”
“¿entonces quien puede?”
“El que desafía y vence a los cuatro enemigos naturales, el hombre de conocimiento debe enfrentar a sus cuatro enemigos, después debe pelear con ellos, y luego debe vencerlos. Después de vencerlos puede entonces llamarse hombre de conocimiento”
“Le pregunte que si todo lo que se necesitaba era vencer a los “4 enemigos para ser ya hombre de conocimiento” dijo
“que si podía llamarse hombre de conocimiento, si “uno era capaz de vencer a los cuatro enemigos; y que cualquier “persona podía hacer eso”.
“¿puede cualquiera de nosotros pelear con los cuatro enemigos, o hay requisitos especiales?” le pregunte
“no hay requisitos, cualquiera de nosotros puede tratar de llegar a ser un hombre que sabe, pero muy pocas personas. Llegan a serlo, esto es muy natural. Los enemigos son formidables pero de a verdad los cuatro enemigos son poderosos, y la mayoría de nosotros, pues nos perdemos”.
“¿Qué clase de enemigos son don Juan?”
“de que vale hablar?, total no vas a entender. Las cosas se ponen muy feas cuando no se puede entenderles.”
“pero yo necesito saber don Juan, aunque no entienda”
“ya sabrás a su debido tiempo; eso es si no te pelas por ahí del susto, te diré, no vale la pena platicar de estas cosas ¿para que?”.
“cree usted que yo seré hombre de conocimiento algún día?”
Hoja # 5
“! Y como puedo saber eso? Nadie puede saber lo que le pasara a uno en su camino”
“¿no hay modo de saber?”
“no lo hay. ya te lo dije, todo depende de la batalla contra los 4 enemigos si los vences o te vencen a ti. Pero así nomás no se puede saber eso”
“¿puede usted adivinar con sus poderes?”
“no, porque el llegar a ser hombre de conocimiento es algo que no dura mucho, yo diría que es algo pero demasiado rápido y de este tanto (hizo un gesto de tamaño minúsculo con sus dedos)”
“pero entonces como se puede ser hombre de conocimiento si eso no dura nada”
“pues, uno nunca es hombre de conocimiento del todo. Llegar a serlo no dura nada. No es permanente, uno en realidad nunca es, un hombre que sabe. Lo que pasa es que uno tiene un instante de “luz”, de verdadero conocimiento después de vencer a los cuatro enemigos”
“Dígame don Juan ¿Qué clase de enemigos son?”
“no vale la pena platicar; y no vamos a platicar. Tú siempre quieres platicar y platicar de todo ¿Qué no te cansas? yo no tengo esa necesidad, a mi no me gusta la platica”
“yo le seguí discutiendo que para mi modo de pensar el único modo de entender era a través de la platica, pero don Juan se puso serio y dejo de hablar. No quise irme dejándolo molesto así que me quede todo el día con el”
2 PM
En la tarde nos pusimos a hablar de los cristales mágicos de los Brujos. Un tópico que no acabo de discutir la ultima vez que lo Visite.
“hay tres modos de ver espíritus” dijo don Juan “hay tres clases de espíritus. Los espíritus que no dan nada, porque no tienen nada que dar, los espíritus que cuentan, porque esos si-
Hoja # 6
Domingo abril 15, 1962
Otra vez volvimos hoy a conversar de los enemigos del los hombres de conocimiento,
Y de nuevo nuestra conversación tuvo lugar a ultima hora, ya cuando me
Iba a casa. Le pregunte de nuevo quienes eran esos enemigos. Yo
Esperaba que no me lo dijera, sin embargo me lo explico detalladamente.
“cuando uno empieza a aprender” dijo “nunca se sabe lo que va a encontrarse”
“el camino nunca esta claro. El propósito esta lleno de fallas; la intención es vaga. Uno anda siempre confundido porque espera que pasen cosas que nunca pasaran, porque no sabe lo difícil que es el conocimiento, uno no sabe los trabajos que cuesta el aprender.”
“pero uno aprende así, poquito a poquito al comienzo, luego mas y mas, y los pensamientos se dan de topetazos y se hunden en la nada. Lo que se aprende no es nunca lo que uno hubiera querido, y así se empieza a tener miedo. El conocimiento no es nunca lo que uno esperaba. Cada nuevo paso es un atolladero, y así sin mas ni mas el miedo se le sube a uno al pescuezo y comienza a apretarlo sin misericordia y no se puede hacer nada porque el propósito, es un campo de batalla.Y así es como se tropieza con el primer enemigo, el rival de uno, el miedo. Un enemigo terrible, traicionero y enredado como los cardos, se halla siempre acechando por ahí, escondido, siempre escondido, en cada rendija, el miedo nada más esta siempre Esperando.”
“y si uno se llena de terror y se pela, el primer enemigo acaba con sus ganas”.
“¿Qué le pasaría a uno si corre así?”
“nada, solamente que uno nunca aprenderá, nunca llegara a ser un hombre que sabe. Uno llegara a ser tal vez un maleante, o un cualquier cobarde lleno de miedo, un hombre (il).
Hoja # 7
“Vencido, un hombre al que el miedo le acabo las ganas ¿se puede hacer algo para vencer al miedo?”
“se puede y es muy simple. Uno debe desafiar al miedo y a pesar de su miedo uno debe seguir aprendiendo, y debe dar otro paso, y otro, y otro. Se debe tener miedo, pero aun así se debe seguir y no parar y menos aun correr.¡esa es la regla! y llega un momento en que el primer enemigo se vuelve atrás y uno empieza a sentirse seguro y tranquilo. La intención se hace aun mas fuerte, el conocimiento no es ya tan espantoso.
“cuando ese momento llega, se puede decir a lo macho, que a esta venciendo al miedo y el miedo se va desvaneciendo poco a poco, al comienzo, hasta que de repente el miedo se pela de sopetón”.
“¿y uno no tendrá miedo ya nunca mas?” pregunte.
“no una vez que se ha vencido al miedo, se esta libre para el resto de la vida, porque en lugar del miedo, se tiene la claridad. La claridad es la que desvanece al miedo. Para ese entonces ya uno sabe sus deseos y como satisfacer esos deseos. Ya se pueden anticipar los caminos, y una claridad nítida rodea a todo. Uno siente y sabe que nada puede estar oculto ya mas”. y así sin esperarlo, se encuentra uno ante el segundo enemigo. La claridad. Esa misma claridad que desvaneció al miedo y que es tan difícil de lograr, también enceguece. La claridad lo fuerza a uno a no dudar y le da seguridad, la seguridad de que puede hacer lo que se le de la gana, porque todo lo que uno ve, lo ve con claridad. Y como es valiente porque ve claro, y uno no se detiene ante nada porque ve claro. Pero eso de ver claro es un error, es como si se viera claro, pero incompleto.
Hoja # 8
“si uno cree en esa ilusión de poder hacer lo que se le de la gana, uno se ha dejado vencer por el segundo enemigo, uno se ha dejado cortar, y no se puede aprender mas, porque el conocimiento se le va de entre las manos. Y como se impacienta cuando debe ser generoso, o es generoso cuando debe ser impaciente.-“
“El conocimiento se cae de entre las manos y se acaba por no aprender mas”.
“¿Qué le pasa a uno si ese enemigo lo vence? se muere?” “no uno no muere, el segundo enemigo nada mas le ha puesto a uno las manos, y lo ha parado en seco. Ya no se podrá jamás llegar a ser un hombre de conocimiento, se podrá solo llegar a ser un valiente lleno de fuerza o un generoso muy suave. Pero aun así, su claridad por la que se pago tan caro no lo abandonara y ya nunca mas le temerá uno a la oscuridad del miedo. Uno vera claro por el resto de su vida, lo único es que ya no deseara aprender, ni deseara ya nada mas”
“¿Qué se debe hacer para vencer al segundo enemigo?”
“se debe proceder como con el miedo, se debe encarar la claridad y usarla solo para ver claro se debe esperar pacientemente y medir bien antes de tomar un nuevo camino. uno debe pensar sobre todo que su claridad es como un error. Y llegara así el momento cuando se entiende que la claridad es solo un puntito delante de los ojos. Así es como se vence al segundo enemigo, y se llega a una posición donde ya nada lo puede tocar a uno, ya nada le puede hacer daño y eso no es ilusión, ni tampoco un punto delante de los ojos, Ese es el poder. El nuevo rival uno sabe para ese entonces que el poder que había estado persiguiendo, ya es finalmente de uno, esta vez si que se puede hacer lo que se le de la gana, uno tiene para”.
Hoja # 9
“ese entonces aliados y los comanda, su deseo nomás es ley uno ve claro y parejo todo lo que se le presenta, todo lo que le rodea, pero así mismo uno se topo también con el tercer enemigo, el poder. El más fuerte de todos los enemigos. Y como es natural lo más fácil es abandonarse a el. Después de todo uno es de veras invencible. Si se encuentra poder. Y así uno empieza a tomar riesgos, riesgos muy calculados al principio y acaba haciendo leyes, reglas, porque uno es invencible, uno es el amo del poder, y ni siquiera nota que el tercer enemigo esta acechándolo, de pronto sin saberlo o sentirlo se pierde de vista y el tercer enemigo lo vence a uno y lo vuelve caprichoso y malo”
“¿Cuándo un hombre a sido vencido así, pierde su poder?”
“uno nunca pierde el poder o la claridad”
“¿pero entonces cual es la diferencia entre un vencido y un hombre de conocimiento?”
“el hombre vencido por el tercer enemigo, nunca sabrá jamás como se debe manejar el poder, para el el poder es como una maldición”
“cuando a uno lo vence el tercer enemigo, uno no tiene control sobre los deseos, uno es a madres engreído y por lo tanto no se puede saber cuando o como usar el poder”
“le pregunte a don Juan, si la derrota es un acto final?”
No me entendió y nos pusimos a discutir, hasta que le
Explique que lo que quería saber era si uno podía huir y volver a la arena y seguir luchando después de una derrota.
“cuando uno de los enemigos gana la mano ya no hay nada que hacer, y a los deseos de llegar a ser un hombre que sabe se los lleva la chingada y uno tiene que resignarse, porque no hay nada que hacer”
Hoja # 10
“¿es posible que las derrotas que causa el poder sea nomás que una cosa de tiempo? Y que pueda uno recuperarse y vencerlo?”
“si es una cosa de tiempo, entonces uno no ha sido vencido. La batalla sigue; si sigue tratando de llegar a ser un hombre que sabe, uno puede considerarse vencido solo cuando a uno ya no le importa nada mas cuando ya no hay mas ganas”.
“¿puede abandonar uno la lucha por años? por ejemplo; abandonarlo por miedo para luego volver y vencer al miedo?”
“No eso no es posible. No se puede sucumbir al miedo y luego vencerlo cuando se sucumbe ya no hay nada que hacer. No se puede aprender ya mas porque el conocimiento da miedo, y uno no hace nada de aprender. Pero en cambio si se trata de aprender por años a pesar del miedo, uno al final acabara por conquistarlo porque uno no se ha echado a perder”
“¿y como se vence al tercer enemigo, don Juan?”
“uno tiene que enfrentársele al desafió, y espolearlo, y darle duro; uno tiene que darle al poder con mucha cabeza. Uno tiene que entender sobre todo que el poder que parece conquistado no es en realidad nunca de uno. Sin entender esto uno se pierde para siempre entre las rendijas de uno mismo. Pero si se usa el poder con medida, uno se va dando cuenta de que hay solamente un modo de proseguir. El seguir fiel y respetuosamente lo que se ha aprendido en el camino del conocimiento. Solo así se puede ver que la claridad y el poder sin el control sobre lo que es “uno mismo” son fines que no (il) valen” si uno se da cuenta de que hay maneras de seguir con paciencia y medida, se llega a un punto donde todo, absolutamente todo, esta bajo control. Para ese entonces ya se sabe como y cuando usar el poder. Así es como se vence al tercer enemigo pero para ese entonces ya se esta al final de la travesía por El camino del conocimiento. Y casi sin darle tiempo a uno, casi sin aviso, uno se da el sopetón con el ultimo de sus enemigos
Hoja # 11
“la vejes, El mas cruel de todos, el enemigo que no se vencerá jamás. El enemigo al cual uno nomás que puede ahuyentar por momentitos. Para ese entonces ya no se tiene el miedo que oscurece todo o la claridad que lo vuelve a uno impaciente. Para ese entonces todos los poderes están bajo control. Pero uno tiene en cambio-un deseo invencible de descansar. y si uno no se las pelea con su adversario y su deseo de (¿huir?)(il) -si uno se recoge en la vejes se pierde la ultima (¿batalla?) (il) y el cuarto enemigo lo vuelve a uno una criatura inútil. el deseo de descansar y olvidar dominaran a la claridad, al poder y al conocimiento”.
“pero si uno se despega del cansancio, y vive como manda su destino, hasta el ultimo tirón, uno puede entonces llamarse Hombre de Conocimiento. Aunque solo sea por esos momentitos cuando se logra ahuyentar al ultimo, al enemigo invencible esos momentos de claridad, de poder y de conocimiento son suficientes”.
Don Juan se acostó contra el horcon de la ramada y miro hacia los cerros del bacatete en la distancia, A mi me invadió una extraña melancolía y dije por decir
“a la vejes no se puede evitarla”
“no, ya vez, a mi me ha tirado al suelo” don Juan dijo “ya me anda correteando, ya me hunde muy seguido”
Su voz era seria y enfática, su manera era sencilla y a la vez histriónica, el drama estaba encerrado en su tono sobrio. Un tono que me hizo dudar en ese momento, que don Juan pareciera un personaje inmortal, joven y eterno, que solo estaba jugando a ser viejo.
“usted es un verdadero hombre de conocimiento, don Juan” le dije con sincera admiración.
Hoja # 12
Me miro con una expresión medio seria y luego se rió “! No le Hagas ¡dijo
No parecía estar triste o cansado o sentirse de ningún modo diferente al don Juan que conozco. Sin embargo había algo en su aire que me había hecho entender, por primera vez, la intensidad con la que luchaba contra el último enemigo, su enemigo invencible.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada