domingo, 19 de mayo de 2013

EL PENTÁGONO ABRE LA PUERTA A UN GOLPE MILITAR EN USA CON UN DOCUMENTO PUBLICADO ESTA SEMANA


[En este contexto, se puede entender mucho mejor el reciente estreno de la película "Ataque a la Casa Blanca].
Mucha atención a este artículo publicado ayer en Rusia Today, porque se produce al tiempo que la OTAN amenaza con la invasión directa a Siria y el gigante euroasiático está a punto de declarar “guerra total” si esa invasión se produce.
El documento fue escrito en febrero pasado y abre la puerta a la intervención militar dentro del territorio de Estados Unidos si las autoridades son incapaces de manejar la situación.
Dos lecturas interpretativas puede generar:
-Autorizar la represión de la población, levantada contra el Nuevo Orden Mundial.
-Fundamentar legalmente todo lo contrario: un levantamiento militar para restaurar la constitución americana y derrocar al gobierno sionista de Obama, ahora que está a punto de provocar la III Guerra Mundial.
Incluyo algunas partes del texto.

La página 16 del documento reza:
“…los comandantes militares federales tienen derecho en circunstancias extraordinarias de emergencia en las que la autorización previa del Presidente es imposible y las autoridades locales son incapaces de controlar la situación, a participar temporalmente en las actividades necesarias para calmar los inesperados disturbios civiles a gran escala”.
El documento explica que tales acciones son necesarias para prevenir pérdidas humanas y la destrucción de la propiedad, así como reinstaurar funciones gubernamentales y orden público.
Es chocante porque socava la presunción de muchos años de que el Ejército está bajo el control civil”. Además, tal escenario se puede dar si las autoridades federales, estatales o locales son incapaces o se niegan a proporcionar la protección adecuada de la propiedad federal o funciones gubernamentales federales.
De hecho, esta directiva abole las leyes existentes que prohíben el despliegue militar dentro del país sin permiso del presidente, del Congreso o de ambos.
La página 16 del documento reza:
“…los comandantes militares federales tienen derecho en circunstancias extraordinarias de emergencia en las que la autorización previa del Presidente es imposible y las autoridades locales son incapaces de controlar la situación, a participar temporalmente en las actividades necesarias para calmar los inesperados disturbios civiles a gran escala”.
El documento explica que tales acciones son necesarias para prevenir pérdidas humanas y la destrucción de la propiedad, así como reinstaurar funciones gubernamentales y orden público.
Además, tal escenario se puede dar si las autoridades federales, estatales o locales son incapaces o se niegan a proporcionar la protección adecuada de la propiedad federal o funciones gubernamentales federales.
De hecho, esta directiva abole las leyes existentes que prohíben el despliegue militar dentro del país sin permiso del presidente, del Congreso o de ambos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada