sábado, 1 de junio de 2013

Deseos y apegos



TOMADO DE  maestroviejo Foto de una mujer joven, imaginando algo agradable.
Los deseos son algo esencial en nuestras vidas. Son como la brújula que guía nuestros pasos, que nos señala la dirección en la que queremos avanzar. Nos permiten elegir entre diferentes opciones en todos los aspectos de la vida. Y es el anhelo de ver cumplidos nuestros deseos lo que moviliza nuestra energía y hace posible que nos dediquemos con entusiasmo y alegría a aquellas actividades que más nos gustan.
Pero con frecuencia experimentamos la confusión de creer que la felicidad depende del cumplimiento de esos deseos, que se convierten entonces en apegos. Y por cometer este error inevitablemente pagamos un alto costo: experimentamos una gran frustración, alejamos la posibilidad de sentirnos plenamente felices… y finalmente lo más probable es que no consigamos eso que tanto deseábamos.
En el siguiente video dos amigos muy especiales tienen el legítimo deseo de salir a cazar juntos, pero inesperadamente el apego se apodera de ellos:
“A fox tale” (Un cuento del zorro), de Thomas Bozovic, Alexandre Cazals, Julien Legay, Chao Ma.

¿Disfrutar o desear?

La Ley de Atracción propone que nos enfoquemos precisamente en esas cosas, situaciones o relaciones que nos gustaría incorporar a nuestras vidas. Y los deseos constituyen el primer paso para determinar qué es exactamente lo que queremos alcanzar. Pero la actitud que favorece el cumplimiento de esas metas no es la de desear intensamente (convirtiendo entonces a esos deseos en apegos) sino la de disfrutar, imaginando con el mayor grado de detalle que esos deseos ya se han cumplido y forman parte de nuestra realidad actual.

Visualización creativa

Foto de una mujer joven, imaginando algo agradable.
La visualización creativa es una técnica sencilla y muy poderosa… y además es muy agradable de practicar.
Propone abandonar la posición pasiva de quedarse anhelando esas cosas o condiciones que tanto deseamos y comenzar a ejercer nuestro milagroso poder creador.
Consiste en imaginar que nuestros deseos ya se han cumplido creando en nuestra mente, con el mayor grado de detalle posible, todas las imágenes, sensaciones y emociones que correspondan a esa situación que anhelamos, tal como si ya fuera real.
Básicamente lo que hacemos al practicar la visualización creativa es dejar de desear para comenzar a disfrutar. Porque mientras permanezcamos en la posición de simplemente desear, lo que estamos haciendo es reforzar las condiciones de carencia en las que nos encontramos.
Aquí más información acerca de esta técnica:
Portada del libro Reality Transurfing I, de Vadim Zeland
Otra forma en la que los apegos “nos atrapan” es descripta en detalle por Vadim Zeland en su trilogía “Reality Transurfing”. Se trata de esas situaciones en las que elegimos tomar partido por una posición y rechazamos con energía las demás opciones. Un buen ejemplo es la política, ya que con frecuencia la gente defiende ciertas ideas y combate otras de signo opuesto, ignorando que de esta manera solo refuerza la situación de enfrentamiento. De vez en cuando yo mismo termino discutiendo de política, aunque compruebo una y otra vez que es muy raro que alguien cambie de opinión… las argumentaciones de cada uno más bien parecen reforzar las convicciones del otro.
Vadim Zeland propone una analogía muy interesante. La realidad sería como una exposición de arte. Es posible que los cuadros de una determinada sala no nos gusten, pero no tiene sentido que reclamemos para que los cambien. Si lo hiciéramos, si comenzáramos a protestar, no nos harían caso. Y si finalmente con nuestras quejas generáramos un escándalo, probablemente nos echarían del lugar sin considerar nuestros reclamos. Lo mejor es continuar recorriendo la exposición hasta encontrar otra sala con cuadros que sí nos gusten.
La realidad se comporta de una manera similar. De acuerdo a la Ley de Atracción podemos modificar nuestra realidad individual, como quien decide desplazarse de una sala a otra dentro de la exposición. Pero si nos encaprichamos en que el gobierno, el país o el mundo cambien a nuestro gusto, seguramente contrariando lo que otras personas desean, la realidad no puede satisfacernos y simplemente nos hará a un lado para continuar enriqueciendo las vidas de aquellos que sí respetan sus reglas.
Axel Piskulic
Finalmente un video que sólo está aquí porque es muy bello… y porque la historia también trata acerca de una chica y un zorro…
Cortometraje “The Girl and the Fox” (La niña y el zorro), de Tyler J. Kupferer.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada