martes, 23 de julio de 2013

Cómo engañar a tu cerebro para que el tiempo pase más lento


¿Cuántas veces has deseado que el tiempo se estire? Aunque sea imposible añadir tiempo al tiempo, la percepción de éste puede ser manipulada para sentir que dura más.
time_small 
Un reciente estudio neuronal ha descubierto que nuestra percepción del paso del tiempo es tan relativa que se puede moldear. El equipo de la aplicación de redes sociales Buffer explica cómo.
Según su estudio, el hecho de que recordemos periodos en nuestra vida en los que una hora pareció muchas horas, o una semana se sintió como un mes tiene que ver con las actividades que estábamos desempeñando en ese momento. Lo más probable es estuviéramos haciendo algo completamente nuevo que demandaba nuestra atención.
“Lo curioso es que, al concentrarte en lo que estabas haciendo”, explican los investigadores, “estabas de hecho frenando el paso del tiempo; ya que el tiempo sólo existe en quien lo percibe”. A partir de esto se siguen a dar una serie de consejos (citados al final de la nota) para hacer que el tiempo pase más lento.
Ahora, mientras el estudio es interesante, la realidad es que cuando estamos divirtiéndonos y haciendo cosas nuevas más bien parece que el tiempo vuela; y cuando hacemos la misma actividad  una y otra vez (como una jornada de trabajo tediosa o ir a la escuela todos los días) el tiempo parece ser eterno.
Quizá lo que olvidaron decir es que el tiempo, en retrospectiva, pasa más lento. Es decir: el recuerdo de un periodo divertido dura más tiempo que el recuerdo de un periodo tedioso, porque el primero está lleno de detalles. Pero sin duda en el presente las actividades nuevas que requieren de nuestra atención sólo aceleran el paso del tiempo. Quizá la mejor (¿o la única?) manera de realmente percibir el tiempo más lento sea la meditación.
No obstante la confusa información del estudio, si consideramos que el tiempo es percepción y también memoria, entonces vale la pena seguir los consejos que se citan a continuación, y así procurarnos una vida rápida en el presente, sí, pero con una profundidad y un bagaje de recuerdos rico en sensaciones y detalles.
Consejos para detener el paso del tiempo (en la memoria):
1. Sigue aprendiendo
Aprender nuevas cosas es una manera obvia de pasarle nueva información a tu cerebro. Si estas constantemente leyendo, trata nuevas actividades o aprende nuevas habilidades, tendrás una riqueza de novedad en tus manos para ayudarte a frenar el tiempo.
2.  Visita nuevos lugares
Un ambiente distinto puede mandar masas de información directamente a tu cerebro: olores, sonidos, personas, colores, texturas. Tu cerebro tiene que interpretar todo esto. Exponer regularmente a tu cerebro a nuevos ambientes le dará mucho trabajo, dejando que disfrutes de días que parecen más largos.
3.    Conoce nuevas personas
Debido a la cantidad de energía que ponemos cuando interactuamos con otras personas, el esfuerzo para procesar y entender esto puede ayudar a que nuestra percepción del tiempo se estire. Este es un gran ejercicio para el cerebro ya que ofrece bastante información nueva.
4.    Se espontáneo
Las sorpresas son como nuevas actividades: nos hacen prestar atención y agudizar nuestros sentidos. Trata de sorprender a tu cerebro con nuevas experiencias espontáneamente; entre menos tiempo le des para prepararse, la información será menos familiar y el periodo de proceso tomará más tiempo.
[Life Hacker]

2 comentarios :

  1. QUERIDO ESCRITOR... CREO QUE LE FALTA MATERIAL AL BLOG. OJO... ESTA BUENO E INTERESANTE; PERO LE FALTAN DERIVADOS Y MUCHA SUSTANCIA....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. QUERIDO AMIGO ESO TIENE FACIL SOLUCION CREA UN BLOG Y HAZLO COMO A TI TE GUSTE, PORQUE NOS EMPEÑAMOS EN CRITICAR EL TRABAJO QUE HACEN LOS DEMAS YO PIERDO MUCHAS HORAS PARA INTENTAR AYUDAR A LA GENTE A QUE DESPIERTE Y LO UNICO QUE HACEN ES CRITICAR QUE ES EL DEPORTE FAVORITO DE LOS SERES HUMANOS, A NADIE SE LE OCURRE HECHAR UNA MANO SOLO CRITICAR TODAS LAS NOTICIAS ES INCREIBLE.

      Eliminar