Reencarnacion
Entre los años 1966 y 1971, el médico, bioquímico y psiquiatra canadiense ian Stevenson recorrió África, Alaska, Europa, India y América del Norte y del Sur, en busca de pruebas sobre la reencarnación.
En un margen de unos 40 años, Stevenson estudió cerca de 3.000 casos de niños que presentaban signos de haber vivido otra vida anterior, en muchos de estos casos, los infantes recordaban perfectamente como habían vivido, donde y cómo habían sido las circunstancias de su muerte, ofreciendo localizaciones, nombres, e información específica. Más allá de cualquier fantasía, los datos ofrecían coherencia, se podían estudiar y contrastar con otros. En ocasiones, el niño era llevado hacia la familia a la que había pertenecido en su vida anterior. En otros casos, los niños que aseguraban haber muerto de forma violenta, presentaban marcas en el cuerpo que coincidían con la forma en que habían sido heridos mortalmente.

Ian stevensonEl doctor Ian Stevenson.
Cuando el niño era presentado a su familia anterior, este seguía unas pautas de identificación que coincidían con la forma de relacionarse en la otra vida, por ejemplo daba órdenes a sus hermanos que en la otra vida eran menores en edad que él, o bien mantenía un diálogo propio de un marido con la mujer que había sido su esposa.
Ian Stevenson publicó en 1974 “20 casos que hacen pensar en la Reencarnación”, el cual fue acogido de forma muy crítica por la comunidad científica de la época. Por lo general, la ciencia tiende a explicar estos casos por la acción de “memoria almacenada” que se reactiva de forma neuronal, y esta procede de los genes familiares.

p09oi
Pero existen aspectos en la investigación de la reencarnación que no son fáciles de explicar…
Uno de los casos más interesantes es el de la niña Swarnlata Mishra, nacida en Pradesh, India, en 1948. A los tres años Swarnlata ya le había dado datos a su familia que hacían posibles la identificación de su familia pasada, esto mientras iba de viaje con su padre por el pueblo de Katni al que le sugirió que fueran a “tomar un mejor té a su casa”.
Lo extraordinario de este caso es que la memoria de Swarnlata no se disolvió con el tiempo, en 1959 el Profesor Sri H. N. Banerjee, colega de Stevenson, tomó el caso y fue capaz de encontrar, a partir de la información dada por la niña, la casa en Katni donde había vivido Biya Pathak, la mujer que según Swarnlata había sido en su vida anterior, y que había muerto en 1938.
Días después Biya-Swarnlata fue llevada a su antigua casa para conocer a su familia pasada, a quienes reconcoió y reveló secretos como decirle a su ex esposo Sri Pandey que tenía escondidos 1200 rupias en una caja o que había tenido dientes de oro. En sus documentos Stevenson describe el asombro de todos los presentes y la actitud maternal que tomó Biya Swarnlata con sus hijos llamándolos por sus apodos de cariño.
Stevenson visitó a Biya-Swarnlata en 1961 y presenció una visita a su antigua familia, asombrado por el cariño con el que se relacionaban.

hbg67888
Según el colega de Stevenson y continuador de sus estudios, Peter Ramster, el caso más contundente es el de niña australiana, Gwen McDonald, que sostiene haber sido Rose Duncan, una mujer de Somerset, Inglaterra, que vivió al final del siglo XVIII. Según Ramster, la niña describío varias locaciones de casas que ya no existen, poblados y personas que después de una extensa investigación fueron comprobadas. Este caso fue revisado por el Dr. Basil Cottle de la Universidad de Bristol.
250px-Jim_TuckerEl Doctor Jim Tucker.
En la Universidad de Virginia, científicos están estudiando casos de gente que alega poder recordar vidas pasadas. Jim Tucker, psicólogo infantil, ha estado recopilando estos datos. Asegura que los casos investigados a menudo se centraban en niños que hablaban espontáneamente sobre sus vidas pasadas. Muchos de ellos empezaron a hacerlo a la edad de dos o tres años, y continuarían hasta los cinco o seis. Han estado recogiendo casos durante los últimos 40 años, hasta más de 2.700 en total provenientes de todo el mundo.
En este documental, uno de los más interesantes de la red, el Dr. Jim Tucker presenta algunos casos impactantes…