martes, 9 de julio de 2013

Simbolismo de las fases de la luna John Astrop




El simbolismo de las fases de la Luna.
La metáfora perfecta para describir la secuencia del siclo lunar es la de las plantas: desde su crecimiento inicial a partir de una semilla, pasando por la producción de flores y frutos, hasta la muerte gradual de sus hojas y capullos y la diseminación de nuevas semillas que permanecen inactivas hasta la primavera. Cada una de las fases de la Luna puede identificarse con los siguientes estadios del ciclo vital de una planta:
1- Media Luna: Aparecen los primeros brotes, que se abren paso a través de la tierra fría y compacta a comienzos de la primavera.
2- Primer cuarto: Las hojas que han nacido comienzan a desarrollarse a medida que la planta cobra fuerzas.
3- Luna convexa: La planta absorbe más alimento y luz solar y continúa brotando.
4- Luna llena: Los capullos crecen al calor de la luz del Sol y la planta florece.
5- Diseminan te: Los pétalos de las flores mueren y son reemplazados por frutos maduros.
6- Último cuarto: caen las hojas y los últimos brotes, y sólo quedan las vainas.
7- Balsámica: Las vainas se abren para permitir que las semillas se diseminen sobre la tierra.
8- Luna nueva: La tierra se acumula alrededor de las semillas, que durante el invierno permanecen inactivas.
Cada uno de nosotros nace en una determinada fase de la Luna y las características de dicho período marcan parte de nuestra esencia. Por ejemplo, quienes han venido al mundo durante la fase de la Media Luna suelen ser iniciadores y marcar tendencias; aquellos nacidos en Luna Llena buscan ser objeto de la atención general y se las ingenian para conseguirlo de un modo u otro; y los regidos por la fase Balsámica siembran semillas para un futuro que quizás nunca lleguen a ver: son como aquellas personas que, hace siglos, plantaron los diminutos árboles que ahora conforman nuestros grandes bosques.
Si bien es necesario llevar a cabo diversos cálculos para descubrir en qué fase se encontraba la Luna en el momento en que llegamos al mundo, muchos astrólogos podrán elaborar una carta exacta con la fecha, la hora y el lugar de nuestro nacimiento para que tengamos acceso a dicha información. Así mismo, existen muchas páginas de Internet en las que este servicio cuesta muy poco dinero o incluso puede ser totalmente gratuito.
Una vez que sepas durante qué fase has nacido, todos los meses notarás que tu vida discurre con menos sobresaltos cuando la Luna llega a ese período; y del mismo modo comprobarás que cuando una fase hace oposición a aquella en la cual has nacido surgen las tensiones.
Así como las personas nacidas durante una determinada fase lunar encarnan las características de ese lapso, también los sucesos que se producen en un momento del ciclo adoptan sus peculiaridades, y algunas actividades se ajustan mejor a ciertas fases de la Luna que otras. Por ejemplo, la Luna Llena es la mejor aliada para que los proyectos florezcan y prosperen, pero durante la Luna Nueva resulta más conveniente suspenderlos y esperar a que llegue el momento oportuno.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada