sábado, 27 de febrero de 2016

Caso bar España, exigimos justicia por los que no la obtuvieron


FUENTE
Caso bar España, exigimos justicia por los que no la obtuvieron


Los que me sigan de hace tiempo saben que un padre, el famoso padre de las niñas X e Y se puso en contacto conmigo y me envio un documento titulado “El Palo”. Dicho documento empece a publicarlo en el hilo madre de burbuja.info en el 2013. Dos años mas tarde sigo aqui…

En dicho documento narraba sus peripecias con esta cosa que algunos se atreven a llamar justicia.
Hoy quiero mostrarles que paso con este señor y sus dos hijas cuando tenian 11 y 12 ( la mayor a punto de cumplir 13) cuando un buen dia la hija mayor quiso declarar de nuevo todo lo que estaba sufriendo. Se decidio a dar este paso tras ver el estado en que se encontraba su padre tras la brutal paliza recibida al acudir a un mitin presidido por el señor Fabra. Les dejo con las palabras de este padre.
SOBRE LAS DILIGENCIAS PREVIAS 457/2004 DEL JUZGADO Nº 4 DE VINAROZ
   El día 9 de marzo de 2004, junto con unos amigos, asistí a un mitin en Benicarló, organizado por el Partido Popular en el que participaba Carlos Fabra Carreras, cuando los asistentes a este acto estábamos sentados dentro del local donde se celebraba el mitin político y antes de dar comienzo, un señor anunciaba que Carlos Fabra se había marchado urgentemente, alegando éste una falsa excusa, se escondió en su coche y huyó cobardemente de Benicarló al haber reconocido Fabra al padre de las menores X e Y y a Santiago Moreno Rius, (tres presuntas victimas de abusos sexuales de Carlos Fabra).

     El día 13 de marzo de 2004, …, interpuso denuncia en el Cuartel de la Guardia Civil de Benicarló, por las múltiples agresiones físicas utilizando garrotes y vaciándome un spray de defensa en la cara, sufriendo diversas lesiones en el cuerpo y en los ojos.
Todo ello provocado con premeditación por los agresores Francisco Roca Boquera (SIXCO), Juan Mateo Caldes (Mateo) y Manuel Rico Ferrer (ElCortijero) y ordenando esta agresión Carlos Fabra Carreras.
     El día 19 de marzo de 2004, recogí a mis hijas de la casa de su madre en Ulldecona, con el fin de que estuvieran con su padre hasta las 20 horas del día 21, que tenían que regresar con su madre.
Cuando las niñas vieron el estado de su padre y supieron lo que había ocurrido y por quienes, la mayor, llorando me dijo que no podía soportar más esta situación y que a pesar de las continuas amenazas que sufrían ellas y su madre, quería contarlo todo abiertamente y acabar con esta situación, pidiéndome que la llevara donde pudiera declarar.
La menor se quejaba de que, en diferentes ocasiones que tuvo que declarar en los Juzgados junto con su hermana Y por estos hechos, manifestándome éstas que, su madre no les dejaba contar lo ocurrido porque días antes de declarar Farina le recordaba a su madre las “habituales amenazas de muerte”.
X quería romper el “silencio”impuesto por los Juzgados de Vinaroz,con la condición de que a su madre no le pasara nada, le prometí que ayudaría a su madre en todo lo yo que pudiera, ya que ella es otra victima de amenazas de muerte junto con sus hijas.
El día 20 de marzo 2004, no pudiendo negarse este padre, a la petición de la menor X, la acompañe al Cuartel de la Guardia Civil de Benicarló, para que la niña “libremente”, expusiera ante los agentes de la autoridad, los hechos de los que eran victimas ella y su hermana Y.
Estando en el Cuartel de Benicarló el padre con su hija y el Guardia que le tomaba manifestación a la menor, al decir ésta que había sido objeto de abusos sexuales, el Guardia a solas con el padre le comento que, de este caso tenía que hacerse cargo un equipo de la Policía Judicial, aconsejando al padre de la menor que, la llevase a hacer una exploración médica, el padre estaba de acuerdo con esto y exigió al guardia que le redactara un documento en el que se autorizase dicha exploración médica, negándose el agente rotundamente a redactar dicho documento y a tomarle manifestación a la menor X.
La niña no comprendía lo que sucedía y sufriendo una gran frustración y llorando le preguntó a su padre ¿por que era tan difícil poder contar a las autoridades lo que les había ocurrido a ella y a su hermana?
   El día 21 de marzo de 2004, la frustración de la menor era psicológicamente problemática, ya que el hecho de “silenciar” a los niños que han sufrido abusos sexuales supone un trauma más, que se suma a los otros provocados por los pederastas, difícil de digerir y en consecuencia de esto y nuevamente por petición de la menor, volvimos al Cuartel de Benicarlo para exigir los derechos de la menor de denunciar la trágica situación.
Estando en el Cuartel de Benicarló, pedí que fuera atendido por el responsable de la oficina, siendo éste el Sargento Juan López, con nº de TIP. W-22061-R, que después de explicarle la situación de la menor en cuanto a la ampliación de denuncia por abusos sexuales anteriormente denunciados y su mal estado psicológico por lo ocurrido el día anterior y por todo lo demás anteriormente expuesto, el Sargento que en principio se negaba a tomar manifestación al menor, finalmente y de mala gana accedió.
La menor X, estando más relajada y en presencia del padre, le manifestó al Sargento una serie de hechos sobre abusos sexuales que éste iba anotando en un papel, mencionando los lugares donde ocurrían los hechos y las personas mayores que filmaban películas, abusaban de los niños y de ellas, nombrando MATEO, SIXCO, RODOLFO, FARINA, FABRA.
Cuando la niña nombró a Fabra, el Sargento Juan López increpó a la niña con un tono alto y agresivo ¡QUÉ FABRA!! La niña se asustó y calló de golpe, siendo esto lo que pretendía el Sargento, acto seguido rompió el papel donde se supone que escribía lo que la niña le decía, nos dijo que no seguía tomando manifestación a la menor y nos invitó a marcharnos del Cuartel, diciéndonos de malas maneras que ya nos llamarían de la EMUME. (la EMUME es el Equipo Mujer-Menor (EMUME),un equipo especializado de la Guardia Civil nota de técnico preocupado)

     El día 23 de marzo de 2004, recibí una llamada de la Cabo Mar, nº de TIP.18235-B, citándome con las niñas en el Cuartel de Benicarlo, le explique que no era posible porque las niñas las tenía su madre en Ulldecona y no las tendría otra vez hasta pasados 15 días, me dijo que era necesario que las recogiera al día siguiente por la mañana y no me preocupara de nada.
Le dije al Cabo Mar, que sólo tenía que hablar de los hechos la mayor X y ella insistió en que tenía que venir también la pequeña, que ya se había informado de la gravedad del asunto y que era necesario que estuvieran las dos niñas sin falta y al día siguiente por la mañana.
El día 24 de marzo de 2004, se personó … junto con sus hijas X e Y en el Cuartel de la Guardia Civil de Benicarlo, les estaban esperando los Policías Judiciales, la Cabo Mar con T.I.P. nº N-18235-B y su compañero Q-90009-X, que se presentaron como agentes especialistas en menores, que pertenecían a la “EMUME”, constando en la documentación aportada al Juzgado nº 4, que pertenecen al “Equipo de Investigación de los Delitos Contra lasPersonas”, en principio tenemos que, estos agentes mintieron al hacerse pasar por especialistas en delitos de pederastia.
Acto seguido a la presentación, hicieron pasar la una oficina al padre junto con su hija X, dejando a solas a Y en la oficina contigua. (la mas pequeña de las dos, con 11 años, nota de técnico preocupado)
En primer lugar los policías se dirigieron al padre para que les contara los motivos y el ¿Por qué? tenía que poner una denuncia la menor.
El padre les explicó que no era una denuncia, si no una ampliación de denuncia sobre otra que ya se había hecho anteriormente, que eran nuevos hechos, sobre los anteriormente denunciados y no investigados.
Los Policías, discutieron agresivamente con el padre de las menores, e intentando convencer al padre, de que las niñas no tenían nada que denunciar, diciendo los Policías repetidas veces que “todo este asunto ya estaba archivado” y “no hay nada que hacer”, “que nos olvidáramos de todo”
La discusión con los Policías fue en tono muy elevado y agresivo por parte de éstos, siendo esto una considerable falta de educación de los agentes y de ética profesional, sin tener en cuenta estos que había una niña presente, esta discusión afecto a su delicado estado psicológico con todo lo que se dijo en su presencia, ya que los Policías hicieron todo lo posible para que la menor no hablara.
Los Policías Judiciales, pidieron al padre que saliera fuera de la oficina, les dije, que a mi hija X no la dejaba a solas con ellos, ya que éstos me hicieron perderles confianza, tenía la necesidad de salir un momento de la oficina donde estaba con X, ya que estaba preocupado por el estado de la pequeña Y, que había escuchado la discusión con los Policías, la niña estaba muy nerviosa y preocupada.
Los Policías Judiciales, coaccionaron a mis hijas, aprovechando que, mientras éstos intentaban que la niña X desistiera de interponer la ampliación de denuncia, mi hija Y estaba sola en la oficina contigua donde estábamos nosotros y su padre estaba preocupado por ella.
A continuación los policías cerraron la puerta de la oficina detrás de mi y no me dejaron entrar para acompañar a X, me quedé con mi hija Y un buen rato hasta que salió uno de los policías que cogió a Y, prácticamente me la quitó de las manos y la hizo entrar en el despacho sin dar explicaciones y prohibiendo la entrada en el despacho al padre
Al momento llegó la madre de mis hijas, Z, que sin preguntar nada, como si supiera exactamente donde estaban las niñas, directamente se metió en la oficina donde se encontraban las menores y después de pasado un tiempo, se llevó a las niñas, sin permitir los policías que hablase con ellas, y sin darme ninguna explicación fui detenido por éstos Policías.
Como padre, tenía que respetar y defender la decisión de mi hija X, de denunciar los abusos sexuales que antes no se habían atrevido a denunciar por el miedo provocado por las continuas amenazas de muerte de las eran y son objeto las niñas y su madre.
En este desafortunado acto, sin la presencia del padre de la menor, situación forzada por los agentes de la Policía Judicial, la menor sola ante los agresivos Policías, y armándose de valor DICE:
PREGUNTADA si ha sufrido abusos sexuales, MANIFIESTA que SÍ.
  
       Que fue cuando ella tenía 5 años, que estaban en la Mas del Coll, propiedad de Giuseppe Farina, que entonces vivía con su madre.
      
       Que llegaron personas mayores y niños.
       Que mientras su madre estaba en la cocina, Mateo y Xisco cogieron a su hermana Y y a la manifestante y las metieron en una habitación y les obligaron a chuparles el pene.
  
       Que después salieron a una salita donde unos niños habían puesto unas velas para hacer una especie de ritual.
       Que una de las personas mayores sacó una pistola y disparó a un niño en la cabeza y en la tripa y que no sabe lo que hicieron con él.

Las menores, X e Y, nunca habían mencionado en las diferentes exploraciones realizadas a éstas en los Juzgados de Vinaroz, que, fueron sometidas a repetidos abusos sexuales por Francisco Roca Boquera (SIXCO) y Juan Mateo Caldes (MATEO).
Después de realizadas estas manifestaciones por la menor X, los Policías, en lugar de preocuparse por seguir preguntando, para ampliar y conocer a fondo los diferentes temas expuestos por X, en esta exploración, la niña habla de 5 temas diferentes:

1º.- Que SÍ había sufrido abusos sexuales cuando estaban en el Mas del Coll de Farina y ella tenía 5 años.  
      Coincide X con sus propias declaraciones ante la Juez Sofía Díaz García el día 9/04/97, D.P.522/97, del Juzgado nº 2.

2º.- Que llegaron personas mayores y niños.
Los policías no quisieron saber a que se estaba refiriendo la menor, cuando refirió, “la llegada a la masía de personas mayores y niños”, frase ya nombrada por las menores que consta en las D.P.522/97, haciendo referencia a que “en la masía Más del Coll venían señores de fuera y a los niños les hacían películas”.  
3º.- Que mientras su “madre” estaba en la cocina, Mateo y Xisco cogieron a su hermana Y y a la manifestante (X), las metieron en una habitación y les obligaron a chuparles el pene.
      
       ¿Por qué los policías no quisieron saber la continuación de esta declaración en la que la menor X involucra a su madre?
¿La madre de las niñas se enteró o no, de que Mateo y Sixco se llevaron a las menores a una habitación?         (Esto ocurrió en el Mas del Coll)
4º.- Que después salieron a una salita donde “unos niños” habían puesto unas velas para hacer una especie de ritual.
Nuevamente X nombra a los niños.
¿De donde han salido estos niños?
¿Qué hacen estos niños en la masía Mas del Coll?

5º.- Que uno de las personas mayores sacó una pistola y disparo a un niño en la cabeza y en la tripa y que no sabe lo que hicieron con él.
Había niños y “alguien” sacó una pistola y le pegó dos tiros a uno de ellos.
¿Por qué no se interesaron los Policías en preguntar a la menor por ese “alguien”? ¿Y quien puede ser?
¿Conoce la menor el nombre de ese “alguien”?
¿Cómo saben los Policías si se han preocupado o no, por este niño?)
¿Cómo pueden decirle a la niña que “no es muy creíble” si no la han dejado hablar?
Los Policías “silenciaron” a la niña X, al decirle que “su madre puede ir a la cárcel”, por ese motivo los policías “coaccionaron” e “hicieron llorar a la menor”, y se derrumbó al recordarle éstos a la niña, las habituales amenazas de muerte de Farina. (Malditos y cobardes Policías, defensores e encubridores de pederastas)
Existiendo documentación aportada a estas D.P 457/04, que prueban que las menores X e Y sufren amenazas de muerte desde el año 1997, junto con su madre, que en ocasiones han sido golpeadas por Farina (hechos Judicialmente probados), en ocasiones Farina les ha puesto un cuchillo en la garganta, en ocasiones Farina y “otros” les han puesto la punta de la pistola en la cabeza, todo esto y mucho más, consta en numerosos escritos de puño y letra de las menores X e Y, que constan en estas D.P. 457/2004, y otras diligencias se “silencian” sin investigarse.
La actuación de los Policías Judiciales, anteriormente nombrados, que sin motivos justificados, detienen y acusan a quien cumple con su obligación dentro de la LEY, son “sospechosos” o mas bien, tal como se puede ver por su comportamiento irregular (abuso de Poder en sus funciones) al participar directamente en la creación de un “procedimiento prefabricado”, para silenciar los graves y continuados delitos contra la libertad sexual que ocurrieron (y podrían seguir ocurriendo) en la comarca del Baix Maestrat.
Este padre durmio en la carcel esa noche y tuvo que llevar un pulsera de localización por GPS para impedir que se acercase a sus propias hijas…duro, ¿verdad?
Este padre tuvo que pasar unos meses en la carcel por intentar defender la verdad. Tuvo que dejar la asociación AVICSIN para que otros la cerraran.
Veamos que pedia su abogado para intentar defenderle.







Ni uno solo de esos testigos pudo declarar en ese “jucio”…ni una sola prueba videografica, sonora o de otra indole fue tomada en consideración en dicho “jucio”.

¡NI UNO SOLO DE TODO ESE MONTON DE TESTIGOS!

Como ya les he contado en noviembre de 1999 fue detenido en Castellón Daniel García Fernández, conocido por “Dani el Payaso” al cual incautó la policia numeroso material pornografico incluidas decenas de cintas de video.

Pero jamas fueron mostradas a los familiares de estos niños…¿Por qué?
Estos niños han declarado innumerables veces la presencia de Dani el payaso en los actos que se producian tanto en el bar España como en otros sitios.
¿Por qué jamas se realizo un careo entre estos niños y Dani el payaso?
La furgoneta donde trasladaban a los niños del bar España
La furgoneta donde trasladaban a los niños del bar España
Sus hijos o los mios podian ser esas niñas que miran con la mirada perdida y un triste rictus en la boca desde el asiento de atras de la furgoneta del bar España.
Que Dios nos proteja a todos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada