domingo, 28 de febrero de 2016

La ciencia demuestra que las personas absorben la energía de otras personas



¿Quién no ha sentido una energía densa al estar en alguna parte o en presencia de una persona?
En el mundo de la ciencia, es común oír decir que todo es energía, lo cual no sería diferente en nosotros y por nosotros.
energía corporal
El artículo es un experimento realizado en algas, y el resultado, el médico y el terapeuta Olivia Lee Bader sugieren que el mismo puede aplicarse a los seres humanos.
El equipo de investigación de la Universidad de Bielefeld, Alemania, hizo un descubrimiento interesante que muestra que las plantas pueden absorber las fuentes alternativas de energía para otras plantas.
Este descubrimiento podría tener un impacto importante en el futuro de la bioenergía, posiblemente proporcionando evidencia de que las personas absorben otras energías de la misma manera.
Los miembros de la investigación biológica del profesor Olaf Kruse, confirmaron por primera vez que una planta, Chlamydomonas reinhardtii, no sólo lleva a cabo la fotosíntesis, también tiene una fuente alternativa de energía, que puede absorber de otras plantas, según lo publicado en el sitio Nature.com.
Las flores necesitan agua y luz para crecer, y las personas no son diferentes.
Nuestros cuerpos físicos son como esponjas, absorbiendo el ambiente que nos rodea.
Esto es exactamente el por qué hay personas que se sienten incómodas cuando existe un cierto grupo con una mezcla de energías y emociones“, dijo el psicólogo y terapeuta Dr. Bader Olivia Lee.
Las plantas producen la fotosíntesis a partir de dióxido de carbono, agua y luz. En una serie de experimentos, el profesor Ola Kruse y su equipo cultivan algas microscópicas, Chlamydomonas reinhardtii, y encontraron que cuando son expuestas a una falta de energía, estas plantas de células individuales pueden absorber energía de los vegetales de alrededor.
El alga marina “digiere” las enzimas de celulosa, convirtiéndolas en pequeñas partes de azúcar, y luego se transporta a las células y se convierte en fuentes de energía.
Esta es la primera vez que este comportamiento se confirma en un organismo vegetal. Estas algas pueden digerir la celulosa contradiciendo todos los apuntes anteriores. En cierta medida, lo que estamos viendo son plantas que se alimentan de las plantas“, dice el profesor Kruse.
El Dr. Bader Lee dice que cuando los estudios de energía se vuelvan más avanzados en los próximos años, podremos ver como toda esta acción también se está traduciendo a los seres humanos.
Bader Lee añade: “El cuerpo humano es muy similar a una planta que chupa, absorbe la energía necesaria para alimentar a su estado emocional, y puede energizar las células o aumentar la cantidad de cortisol y catabolizar, alimentar a las células dependiendo de la necesidad emocional“.
Por último, el Dr. Bader habla de la conexión del hombre con la naturaleza que se ha perdido con los años, pero que vuelve a descubrir de nuevo, diciendo que el ser humano puede absorber y sanar a través de otros seres humanos, animales y cualquier parte de la naturaleza. Es por eso que estar cerca de la naturaleza a menudo es vigorizante, energizante y cura a muchas personas.
Contrariamente a lo que muchos “científicos” piensan de la era moderna, que afirman saberlo todo, sí hay un mundo espiritual, que no está separado de la ciencia, pero si separado de la reducida ciencia del hombre.
Debido a los numerosos informes de personas con habilidades paranormales ”para el estándar mundo moderno, los investigadores de la Universidad de Granada en España condujo un estudio sobre el hecho de que personas afirman ver el aura de los demás, tal como se publicó en el sitio web MedicalXpress.
El fenómeno neuropsicológico ‘Sinestesia’, es una condición en la que un patrón cognitivo lleva al otro, mezclando sus sentidos. Por lo tanto, las personas que tienen esta capacidad, pueden ver o sentir el sonido, escuchar un olor, o personas que asocian con un tipo de color la música.
Vemos que esto no es sólo una suposición, es algo que ha sido descubierto por los científicos y confirmado por otros, que durante miles de años era conocido en las culturas orientales, por ejemplo.
Por lo tanto, nuestro campo áurico puede afectar tanto cuánto se ve afectado no sólo por las personas que nos rodean, sino también por los objetos, ya que como se indica en la ciencia, todo es energía.
El Biofield Global, habla en detalle sobre nuestros cuerpos más sutiles, conocimiento de los antiguos hindús, y la profundización de los estudios del aura con la ayuda de la tecnología moderna.
FUENTE despiertavivimosenunamentira.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada