jueves, 10 de marzo de 2016

BAYER , McDonald’s y Coca Cola se rinden.


BAYER , McDonald’s y Coca Cola se rinden a la evidencia de lo verde.
Se acaba una época oscura de criminalización de las plantas medicinales y del alimento ecológico.
Se acaban los abusos cometidos por empresas mal llamadas alimentarias que solo sabían vender provocando adicción al cliente, con aditivos químicos , edulcorantes y saborizantes cancerígenos.
Y ahora en su ocaso retroceden como cobardes hacia aquello que han despreciado y combatido. El negocio es el negocio, dicen.
Bayer, no para de anunciar por los medios de comunicación medicamentos hechos exclusivamente de plantas.
Pero hay que recordarle que no olvidamos las muertes y daños provocados y no reconocidos con sus insecticidas, como es el caso del “Síndrome Tóxico” atribuido al aceite de colza adulterado, cuando fue por un insecticida organofosforado (Nemacur) , aplicado en tomates en Almería. ¿Qué compensaciones recibieron a cambio los políticos de turno para ocultar la autentica causa del envenenamiento?.
¿Por qué Fiscalía no ha investigado judicialmente la causa de tantas muertes?. Son preguntas incómodas que se responden solas .
McDonald’s ha tenido que cambiar el color rojo de sus anagramas por el verde de las plantas, en una estrategia de recuperar ventas, lavando su imagen roja de sangre de ternera irradiada.
Vamos a seguir recordando la imputrefacta hamburguesa de Mcdonald’s, de la fotógrafa Sally Davies (EEUU) después de casi 6 años transcurridos . Ni los hongos, ni las bacterias, ni los gusanos , quieren una hamburguesa de McDonald’s . Mas información en este enlace.
Coca Cola , hace tiempo que en buena parte del mundo ha tenido que ofrecer su bebida con menos azúcar y un poco de Stevia , porque su edulcorante preferido en sus bebidas light, el aspartamo , está en el ojo de huracán, como provocador de cáncer. Estudios del Instituto Ramazzini de Investigación de Referencia en Europa sobre el cáncer, alertando sin éxito a las autoridades sanitarias europeas de la peligrosidad del Aspartame.
Todo ello son síntomas inequívocos de que la concienciación popular está consiguiendo sus frutos.
No es hora de cantar victoria, pero cuando estos monstruos se baten en retirada y empiezan cambios en sus políticas, nos da ánimos para continuar en nuestro trabajo de búsqueda de la autosuficiencia en Alimentación y Salud.
No renunciemos a nuestras capacidades de producir nuestras plantas medicinales  o conseguir nuestro alimento de forma segura, porque no nos engañemos, aunque se pongan la piel de cordero encima , si pueden, nos adulteraran todas las alternativas más saludables que van surgiendo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada