martes, 15 de marzo de 2016

¿PARA QUÉ VIVIMOS?



Alguna vez se ha preguntado: ¿Para qué vivimos? ¿Qué sentido tiene esta vida llena de angustias y problemas?
Mucho se ha especulado sobre la razón del por qué vivimos, generando ardientes y polémicos debates, intelectuales y filosóficos, sobre el significado de la vida, en sí misma, donde convergen en el intento de explicar “la razón del por qué vivimos”. Pero en definitiva parece simple: “vivimos para vivir”, es decir, “vivimos para experimentar”, todos los eventos de nuestras vidas que conformarán nuestro Yo más interno, convirtiéndonos así en el resultado final; la cosecha de toda la vida, “nosotros mismos”.
“Siempre seremos un resumen de lo que hemos experimentado”, de lo que hemos vivido, y en definitiva de lo que hemos sentido en todos y cada uno de los momentos o experiencias.
En todas las oportunidades de experimentación podemos vivir o no vivir, es una decisión que justificará el camino de nuestras vidas, pero lo concluyente es: ¿cómo queremos vivir esta vida? Bajo el libre albedrío conformamos nuestra existencia, así que se trata de tomar las decisiones más correctas y apropiadas en cada paso que damos.
En todo caso, “la vida es siempre una pregunta constante”, en donde formulas infinidad de logaritmos con los que resuelves qué camino escoger y cómo encarar las dificultades de esa elección.
¿Cuáles son las razones para vivir?
¿Por qué vivo?
¿A dónde voy con estas experiencias?
¿De dónde vengo? Este el resumen de tus experiencias o vida.
Has reflexionado, alguna vez: ¿cómo perteneciendo a una misma especie la “humana”, somos tan dispares? Somos irrepetibles e irremplazables. Por eso debes aprovechar la oportunidad de vivir esta vida.
O quizás eres de los que se piensan que sólo eres uno más del montón de personas del planeta y que por ello no eres esencial y necesario.
Como puedes ver debes dar sentido a la vida, a la experiencia, buena o mala, de manera que forje en tu interior la persona, el Ser que crees que debes ser y estar en este mundo.
Cada individuo que llega a este mundo para experimentar, se encuentra con una época, un país, una familia, y un cuerpo con el que debe experimentar. Todas estas circunstancias y demás que puedas añadir, es tú vida, y debes encontrar el sentido de la vida, esa es la misión de la vida, encontrarle sentido para vivirla. Nada está diseñado al azar o por errores del destino, todo está predeterminado.
¿Quién lo determina? Nosotros mismos.
¿O crees que son “otros” los que determinan tu vida?
Todos experimentamos la vida en diferentes fases.
                                                Todos experimentamos la vida en diferentes fases.
La literatura espiritual nos aporta mucha orientación al respecto, promulgando como bases de las Experiencias humanas las siguientes:
1-Fijar en el interior del Yo las experiencias que son atraídas hacia la persona  desde la necesidad de lecciones o karma necesario para su mejor evolución-elevación como Ser. Todas estas experiencias atraídas serán basadas en la polaridad negativa puesto que a través de ellas se formulan los elementos catalizadores de dichas experiencias-aprendizajes.
2-Cada experiencia (canalizadas a través de  polaridad negativa) se debe realizar lo siguiente:
-Observar la experiencia, es decir, ser consciente de lo acontecido y posibles consecuencias.
Experimentar las emociones que nos produce dicha situación – permitirse a uno mismo tener esas emociones que provoca dicha experiencia y no negarse a ellas.
Aceptarlas-  En el momento que las estas experimentando debes hacerte responsable de dichas emociones y lo que conllevan.
Fijar en el Interior.  El proceso de Transmutación de dicha energía negativa (emociones negativas o estados distorsionados) reconvertirlas en un proceso esclarecedor donde se fundamente en la búsqueda del porqué  se creó tal situación o/y  emociones  en nuestro Ser de  esa experiencia negativa vivida y que aportaron a nuestro  ser  distorsiones en la personalidad, comportamiento, conducta y nuestro sistema de creencias e inclusive en nuestro cuerpo físico. De esta manera se va fijando en el interior del Ser las experiencias.
3-Con el tiempo la persona va adquiriendo AUTO ACEPTACIÓN  y va tomando MÁS CONCIENCIA del Catalizador o catalizadores que provocaron dicha distorsión.
4-Consciente o inconsciente se va adquiriendo a nivel Electromagnéticamente hablando, es  decir, a través  de nuestros Chacras se obtienen  los verdaderos colores,  la velocidad o vibración   correcta etc., que dicha experiencia  ha ido fijando sobre nuestra conciencia y que han sido elevadas a través de esas experiencias reflejándose en la vibración personal y toma de conciencia elevadora.
5-Las experiencias positivas son las consecuencias de la elevación de la consciencia y la fijación en el Yo de dichos aprendizajes-experiencias y por la acción-reacción de las reglas del Karma en esta o en pasadas vidas. Cada experiencia estaría comprendida en la siguiente secuencia u orden:


-Términos de Supervivencia.
-De Identidad Personal.
-De Relaciones Sociales.
-De Amor Universal.
-De cómo la experiencia puede engendrar la comunicación espontanea.
-Relativos a la forma en que la experiencia puede relacionarse con las Energías-Universales.
-De la Naturaleza Sacramental de cada experiencia.
6-Observar y experimentar equilibrando y aceptando de manera que se fije cada experiencia en el Yo más interno. 
La mejor herramienta de estudio interno es la MEDITACIÓN y la CONTEMPLACIÓN del Yo, entonces  las Energías divinas-universales nacen desde interior y desde el exterior, y pudiéndose proyectar al exterior con la confianza, humildad y aceptación de que en cada persona se encuentra la Luz y el Amor de  nuestro Dios, usando la visualización para ello pues ésta es la herramienta del que busca espiritualmente.
FUENTE losmisteriosdelatierra.es

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada