lunes, 28 de marzo de 2016

Tratado TAU IX: El pacto entre el Gobierno de Estados Unidos y los alienígenas



Muchas investigaciones a lo largo de la historia aprueban la teoría que dice que el Gobierno de Estados Unidos ha cerrado un acuerdo secreto con los Grises.
El día exacto se desconoce, pero la mayoría de las fuentes indican que el acuerdo ocurrió en 1954. En ese momento, un comité de alienígenas grises habría llegado a la Base Edwards de la Fuerza Aérea de EEUU, con el único propósito de contactar Dwight Eisenhower, el presidente de Estados Unidos en ese momento. Esto ha sido conocido como el Acuerdo de Edwards o, como el Dr. Dan Burisch lo llamó, el Tratado Tau IX para la Preservación de la Humanidad.
A raíz de las diversas discusiones sobre este acuerdo, se llegó a un objetivo en común, uno que resultaría extremadamente productivo para los involucrados. El acuerdo especifica que el Gobierno de Estados Unidos dejaría que los humanos sean secuestrados en un número controlado y los Grises prometieron solemnemente que iban a traerlos de vuelta con seguridad y sólo después de borrar su memoria.
Pero, como muchos abducidos han podido confirmar, la situación es muy diferente. Muy a menudo, los que fueron secuestrados por extraterrestres argumentan que tienen la capacidad de recordar el incidente, y muchos detalles escabrosos.

A cambio de permitir que los grises tomaran como “conejillos de indias” a los humanos, el Gobierno norteamericano obtendría el avanzado conocimiento y la tecnología alienígena. Otra cláusula en el contrato era ‘el programa de intercambio de embajadores de ambos lados’. Sin embargo, no está claro cuántos estaban involucrados en este programa de intercambio, pero los más reconocidos son Crill, el reptil de la constelación Draco, y J-Rod, el gris proveniente de la estrella binaria Zeta Reticuli.
Pero, ¿cómo comenzó todo esto?. El Acuerdo Edwards era el resultado de una serie de eventos iniciados en 1947, cuando los restos de una nave extraterrestre se recuperaron cerca de Roswell, Nuevo México. Dentro de los restos, se encontraron varios cuerpos de extraterrestres. Este incidente, sin duda, sensibilizó a la población ante el fenómeno OVNI y sin duda, dio lugar a la ufología moderna.
En 1949, otro accidente tuvo lugar en Nuevo México, pero esta vez, hubo un sobreviviente. Se le llamaban EBE, que es la abreviatura de Entidad Biológica Extraterrestre. Este incidente permitió que el gobierno de Estados Unidos hiciera contacto con su pueblo.
En 1951, los grises fueron contactados utilizando un dispositivo construido con la ayuda de la EBE. Un año más tarde, las comunicaciones extraterrestres estaban en marcha, allanando el camino para el tratado de 1954.
En la noche del 20 al 21 de febrero de 1954, mientras disfrutaba de sus vacaciones en Palm Springs, California, el presidente Dwight Eisenhower desapareció por un corto momento. Se cree que fue acompañado en secreto a las inmediaciones de la Base Aérea Edwards para un encuentro con los Grises. Su declaración oficial fue que tuvo que someterse a una emergencia dental y visitar a un dentista local.

extraterrestres y acuerdos con el gobierno
Si los testimonios son ciertos el presidente Dwight D. Eisenhower sería el primer Presidente en haber realizado un contacto con una civilización extraterrestre. No sólo eso, sería el primer presidente en haber firmado un tratado con extraterrestres.
Al parecer, la reunión no salió según lo planeado, ya que hubo algunos eventos inesperados. El aterrizaje se mantuvo en secreto con el fin de ver cómo reaccionarían las personas cuando se enfrentan a una raza alienígena tecnológicamente avanzada. Los cientos de soldados presentes en la Base Edwards durante ese primer contacto no recibieron ninguna sesión informativa antes del evento; eran tan solo una audiencia de prueba.
Este enfoque llegó a ser desastroso, ya que un alto porcentaje de los presentes comenzó a sufrir tiempo después de varias enfermedades psicológicas, que iban desde el comportamiento disfuncional a la psicosis, las intenciones criminales y el suicidio.
Varias confesiones han surgido a lo largo de los años, de personas que dicen que fueron testigos del evento de primera mano. Uno de ellos es Gerald Light, un famoso líder de la comunidad metafísica en el momento. Light dice que su participación consistía en medir el efecto que este avance podría tener sobre el público en general.
«Mis queridos amigos: Acabo de regresar de Muroc [Base de Fuerza Aérea Edwards]. El informe es cierto y una devastadora verdad! Durante los dos días de visita vi cinco tipos separados y distintas de aeronaves que están siendo estudiadas y manejadas por nuestros oficiales de la Fuerza Aérea, con la asistencia y el permiso de los Eterianos! No tengo palabras para expresar mis reacciones. Finalmente ha sucedido. Ahora este asunto pasará a la historia», escribió Light.
Según lo que Light narra, varias figuras importantes estaban presentes en la reunión. Entre ellos estaba el principal asesor económico de Eisenhower, el Dr. Edwin Nourse, que ofreció su experiencia en el resultado potencial económico de un primer contacto con vida extraterrestre inteligente. Light también dijo que varios líderes religiosos dignos de confianza del gobierno habían asistido a la reunión.

encuentro Eisenhower y extraterrestres
Base de la Fuerza Aérea Edwards de EE.UU, lugar donde según varios testimonios, se firmó un acuerdo entre un grupo de extraterrestres y el Presidente Eisenhower.
Otras fuentes también dieron apoyo a las revelaciones de Light. Describiendo dos tipos de reuniones con diferentes grupos extraterrestres.
Según el ex oficial de inteligencia naval William Cooper, grandes objetos que viajaban hacia la Tierra se habían visto en 1953. En primer lugar se pensó que se trataba de asteroides, se determinó más tarde que en realidad eran naves espaciales. Dos misiones distintas, Proyecto Sigma y Proyecto Platón lograron establecer contacto con los extraterrestres, a través del código binario.
Cooper distingue entre dos razas alienígenas: los Nórdicos, amables hacia la humanidad y los Grises, que tenían diferentes objetivos con los seres humanos. Según él, los Nórdicos contribuyeron a la firma de un tratado de no agresión entre la humanidad y los Grises. Los Nórdicos no ofrecieron tecnología, sino más bien la oportunidad para lograr el avance espiritual de nuestra dimensión actual a la siguiente.
El tratado decía que los extraterrestres no intervendrían en nuestros asuntos y tampoco se debía interferir en los de ellos. Su presencia en la Tierra se mantendría como un secreto. Podrían secuestrar a los seres humanos con regularidad para fines médicos y científicos, siempre y cuando los mantuvieran a salvo de cualquier daño. Los seres humanos serían entonces devueltos a su punto de secuestro, sin la memoria del evento.
Sus demandas fueron que los seres humanos se separan de su arsenal de armas nucleares. Recordaron el potencial autodestructivo de la humanidad y también condenaron el hecho de que estábamos matando unos a otros, el daño que ocasionábamos al planeta y el desperdicio de los recursos naturales. El Comité interpretó sus demandas de una manera muy sospechosa, creyendo que desarme nuclear no era de interés de los Estados Unidos, ya que dejaría el mundo indefenso frente a una amenaza alienígena. Eisenhower finalmente rechazó esta propuesta.
¿Esta reunión realmente sucedió? Si es así, parecería confirmar el actual fenómeno OVNI mundial. Sin embargo, más de 60 años han pasado desde ese supuesto primer contacto, y hasta ahora aun no hay una divulgación oficial al respecto.
Juzguen ustedes.
FUENTE mysteryscience.net

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada