sábado, 2 de abril de 2016

Nuevo descubrimiento en Norteamérica refuerza la idea que los vikingos le ganaron a Colón por más de 500 años



Aunque tuvieron fama de haber aterrorizado las costas de Europa con sus barcos largos, a los vikingos se les puede atribuir otra victoria sobre sus vecinos medievales.
Restos de un fogón donde parece haberse quemado mineral de hierro.
Restos de un fogón donde parece haberse quemado mineral de hierro.
Se ha descubierto una evidencia que sugiere que los vikingos pudieron haber llegado a América del Norte casi 500 años antes que Cristóbal Colón, informa National Geographic. Así, un equipo de arqueólogos afirma haber hallado lo que creen fue un asentamiento vikingo, que parece haber sido construido entre los años 800 y 1.300, en la zona de Point Roseel, ubicada al sur de la isla canadiense de Terranova (en la costa noreste de Norteamérica).
Se trata del segundo lugar vikingo que se conoce en el continente norteamericano, hecho que refuerza la teoría de que fueron los pueblos nórdicos originarios de Escandinavia los primeros europeos en llegar al Nuevo Mundo. Concretamente, se encuentra a 643 kilómetros al suroeste del lugar vikingo descubierto en L’Anse aux Meadows durante la década de 1960.
Los investigadores descubrieron el asentamiento al buscar patrones en imágenes satelitales que indicaran restos de construcciones antiguas en Terranova. Por medio del infrarrojo (abajo) fueron capaces de divisar lo que creen son hogares comunales similares a los utilizados por los vikingos.
Los investigadores descubrieron el asentamiento al buscar patrones en imágenes satelitales que indicaran restos de construcciones antiguas en Terranova. Por medio del infrarrojo (abajo) fueron capaces de divisar lo que creen son hogares comunales similares a los utilizados por los vikingos.
Los arqueólogos han declarado que este hallazgo abre potencialmente «un nuevo capítulo» en la historia. «Este nuevo sitio podría desvelar más secretos sobre los vikingos, sobre si fueron los primeros europeos en ocupar brevemente América del Norte, y revela que los vikingos se atrevieron a explorar mucho más lejos el Nuevo Mundo de lo que pensábamos», sostiene Sarah Parcak, arqueóloga de la Universidad de Alabama en Birmingham (EE.UU.).
Los vikingos son conocidos por haber sido adeptos del mar, sirviéndose del sol y de las estrellas para guiarse a través del mar abierto. Los registros históricos apuntan que estos llegaron por primera vez a América del Norte en otoño del año 985, liderados por el explorador nórdico Bjarni Herjólfsson, tras desviarse de su trayectoria cuando intentaban navegar desde Noruega a Groenlandia.
FUENTE mysteryplanet.com.ar

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada