sábado, 25 de junio de 2016

El APOCALIPSIS lo causará el CAPITALISMO y ABANDONAREMOS la tierra por ello: Stephen Hawking

unsurcoenlasombra.com
stephenEl astrofísico británico Stephen Hawking alertó de que los avances en la ciencia y tecnología, junto con una serie de factores que dependen directamente de las personas, amenazan la continuidad de la humanidad.
Para el científico, estos progresos derivarán en «nuevas vías por las que las cosas pueden terminar mal» y señaló entre los riesgos que podrían poner el mundo en peligro una posible guerra nuclear, el calentamiento global y los virus de ingeniería genética, según adelantó hoy la cadena BBC.
Estas declaraciones se extraen de unas conferencias que Hawking ha grabado y que serán emitidas el próximo 26 de enero y 2 de febrero en el programa Reith Lecture de la BBC Radio 4 sobre sus investigaciones relativas a los agujeros negros.

El físico británico Stephen Hawking está convencido de que, para sobrevivir, la humanidad tendrá algún día que abandonar la Tierra y colonizar otros planetas. Es un mensaje que ha repetido numerosas veces y del que nunca reniega. Volvió a recordar la idea este martes, durante la presentación del increíble proyecto en el que participa, llamado «Disparo estelar» (Starshot), que pretende enviar un nuevo modelo de mini sonda espacial a Alfa Centauri, el sistema estelar más cercano al nuestro, a 4,37 años luz, en tan solo dos décadas. El objetivo es buscar vida en ese rincón cercano del Universo. «Los astrónomos creen que hay posibilidades razonables de que un planeta similar a la Tierra orbite en alguna de las estrellas del sistema», dijo el popular científico.
«Si queremos sobrevivir como especie, nosotros debemos también extendernos hacia las estrellas», expresó Hawking durante su intervención en la presentación de la iniciativa, realizada en el rascacielos One World Observatory en Nueva York. «Hoy nos comprometemos a este próximo gran salto en el Cosmos porque somos humanos y nuestra naturaleza es volar», subrayó.
Hace unos meses, con motivo de la celebración una serie de conferencias organizadas por la BBC, el físico teórico dio a la humanidad un margen de mil años antes de autodestruirse a manos de sus «avances» científicos y tecnológicos. Según Hawking, a medida que sigamos avanzando, tanto científica como tecnológicamente, nos enfrentaremos a nuevas formas de perjudicarnos a nosotros mismos.
El científico mencionó la guerra nuclear, el calentamiento global y los virus producidos por manipulación genética como las causas que podrían provocar la extinción de la especie humana. Pero ese mismo progreso también puede protegernos y hacernos más resistentes, por lo que Hawking animó a conocer sus peligros para controlarlos.
Hawking advirtió de que la humanidad «debe ser muy cuidadosa», ya que las colonias autosuficientes en el espacio exterior no serán factibles hasta pasados «por lo menos cien años».
Poco después, durante la presentación de Unity, la nueva nave de Virgin Galactic para futuros viajes espaciales turísticos, Hawking, en un mensaje grabado, dijo que el destino final de la humanidad está en el Cosmos.

Colonias en el espacio exterior


Sin embargo, el científico de 74 años explicó que, para entonces, los humanos se «habrán expandido por el universo» y llegarán «a otras estrellas» por lo que una catástrofe en el planeta «no supondrá el final de la raza humana».
A pesar de que suene prometedor, Hawking dejó claro que la humanidad «debe ser muy cuidadosa» ahora mismo porque las colonias «autosuficientes» en el espacio exterior no serán factibles hasta pasados «por lo menos cien años».
El astrofísico ya señaló los riesgos que supondría para la extinción del género humano un avance rápido y fuerte de la inteligencia artificial.
Además, se definió como una persona «optimista» al creer posible que los humanos podrán reconocer a tiempo los peligros de la ciencia y la tecnología para «controlarlos».
También aconsejó a la nueva generación de jóvenes científicos que su reto consiste en ayudar a entender cómo estos descubrimientos cambiarán el mundo.
En semanas pasadas, el científico predijo que “la inequidad económica se dispararía a medida de que los puestos de trabajo se convirtieran en tareas automatizadas, ocupadas por las máquinas, y los ricos, dueños de esas máquinas, se rehusaran a compartir el rápido bienestar que este proceso les generaría”.
“Si las máquinas producen todo lo que necesitamos, el resultado dependerá de cómo las cosas son distribuidas. Todos pueden disfrutar de una vida de lujos si lo que producen las máquinas es compartido, o más personas pueden terminar miserablemente pobres si los dueños de las máquinas hacen lobby en contra de la redistribución. Hasta ahora, la tendencia parece inclinarse por la segunda opción, con la tecnología volviéndose cada vez más inequitativa”, aseguró.
“Esencialmente, los dueños de las máquinas se posicionarán como la burguesía de una nueva era, en la cual suscorporaciones no proveerán de puestos de trabajo a las personas”, afirmó el físico.
Por lo tanto, “el tan temido Armagedón no vendrá de la mano de los robots (como tantas películas de ciencia ficción nos han querido hacer creer) sino que será generado por el propio ser humano”, asevera Hawking.

PROYECTO DISPARO ESTELAR


Stephen Hawking ha presentado en Nueva York un ambicioso proyecto de exploración del Universo que incluye un nuevo modelo de mini sonda espacial con el que se pretende alcanzar el sistema estelar más cercano al nuestro, Alfa Centauri, a 4,37 años luz, en tan solo dos décadas. La iniciativa, cuya finalidad última es buscar vida fuera de la Tierra, está impulsada por un grupo de empresarios multimillonarios, entre ellos el filántropo ruso Yuri Milner y el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg.
«Para sobrevivir como especie, a la larga debemos viajar hacia las estrellas, y hoy nos comprometemos con el próximo gran avance del hombre en el cosmos», ha dicho Hawking en una rueda de prensa en una de las plantas superiores del mayor rascacielos de Nueva York.
El proyecto «Disparo Estelar» (Starshot) está inspirado en una idea que ha existido desde hace décadas: la vela solar. La sonda, del tamaño de una tarjeta de telefonía móvil equipada con microelectrónica y una pequeña vela, será fabricada con un material extremadamente ligero y delgado llamado Lightsail, que teóricamente podrá acelerarse rápidamente con el impulso de un rayo láser muy concentrado proyectado desde la Tierra.
 De esta forma, la mininave podría navegar por el espacio a un 20% de la velocidad de la luz. Con la astronave más rápida actual tendrían que pasar 30.000 años hasta alcanzar Alfa Centauri, la estrella más cercana a nuestro planeta, mientras que la nueva sonda ultraligera podría volar mil veces más rápido y reducir el trayecto espacial a solo 20 años.
«Para hacernos una idea, la sonda iría un millón de veces más rápida que un coche por la autopista», ha explicado el filántropo ruso, que presentó el ambicioso plan junto a Hawking y otros científicos que colaboran en la iniciativa. «Por primera vez podemos hacer algo más que ver las estrellas. Podemos alcanzarlas», ha prometido de forma poética.
La sonda espacial incorporará un juego de cámaras, sensores y otro tipo de tecnología milimétrica para «buscar rastros de vida en el Universo» y transmitirlas de nuevo a la Tierra gracias a una vía de comunicaciones incorporada. En su diseño se utilizarán los últimos avances en nanotecnología y tecnología fotónica.


La mininave podría navegar por el espacio a un 20% de la velocidad de la luz
La mininave podría navegar por el espacio a un 20% de la velocidad de la luz– Starshot

Iniciativa generacional

Por el momento, este proyecto aún no tiene fecha de lanzamiento, aunque los científicos sí anunciaron un presupuesto aproximado de 100 millones de dólares para esta prueba piloto que, en caso de terminar con éxito, demostraría «una nueva forma de explorar el espacio», según Milner. Esto supondría increíbles retos científicos y de ingeniería en el desarrollo de su tecnología y sistemas de comunicaciones.
Tanto en su breve presentación como en el diálogo posterior con los periodistas, Stephen Hawking, asistido por la computadora incorporada a su silla de ruedas y que le permite comunicarse con los demás, ha añadido que, a pesar de tratarse de una gran iniciativa «generacional», la probabilidad de encontrar vida inteligente en el espacio «es baja». Pero cree que es «un esfuerzo que merece la pena».
Disparo Estelar será liderado por el exdirector del centro de investigación AMES, de la NASA, Pete Worden, y todo un equipo de ingenieros y científicos entre los que destacan Ann Druyan, Freeman Dyson, Mae Jemison y Avi Loeb. La dirección del proyecto estará encabezada por Hawking junto a Milner y Zuckerberg, que se unió a última hora al proyecto. Según anunciaron los científicos, en caso de que las pruebas fueran exitosas se podrían lanzar a la órbita espacial miles de estos microchips para seguir explorando el Universo
Fuente: http://www.abc.es/

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada