miércoles, 1 de junio de 2016

GRAVE ESCÁNDALO CIENTÍFICO: SE DESTAPA EL CASO DE LAS VACUNAS RACISTAS

elrobotpescador.com
Muy posiblemente, en las próximas semanas, el asunto estallará en toda su magnitud.
La ex jefe del CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU), la doctora Julie Gerberding, participó activamente en un fraude científico deliberado con el fin de enterrar la evidencia clínica que vincula la vacuna triple vírica a un aumento del 340% de casos de autismo entre los niños afroamericanos.
Julie Gerberding
Dra. Julie Gerberding
El CDC sabía que la vacuna triple vírica (sarampión, parotiditis y rubeola) causa autismo en bebés negros y sus mejores científicos conspiraron activamente para encubrir este hecho durante los últimos doce años.
Estamos ante lo que puede ser una conspiración criminal de primer orden que, una vez totalmente expuesta, probablemente destruirá la credibilidad de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC).
cdc1
El asunto estalló hace unos días, cuando un importante científico e investigador del CDC que ha decidido permanecer en el anonimato para preservar su propia seguridad, filtró datos manipulados de la agencia al Dr. Brian Hooker de la Fundación Focus Autism. Dichos datos ocultaban la mayor incidencia de autismo provocada por la vacuna en niños afroamericanos.
Dr. Brian Hooker
Dr. Brian Hooker
Con tales datos, el Dr. Hooker realizó un estudio que fue publicado el 8 de agosto en la revista científica Traslational Neurodegeneration, donde se muestra que los niños afro-americanos que recibieron su primera triple vacuna vírica antes de los 36 meses de edad son 3,4 veces más propensos a desarrollar autismo que los niños con una edad de más de 36 meses.
convertedPNGlogo-24828738
Conspiración para cometer fraude científico
Estos documentos, que se harán públicos en pocos días, demuestran que la Dra. Gerberding y otros científicos del CDC conspiraron activamente y con pleno conocimiento para cometer fraude científico, con el fin de ocultar la vinculación entre las vacunas y el aumento de casos de autismo.
Julie Gerberding speaks during an interview with Reuters in Washington
Sospechosamente, la Dra. Gerberding fue recompensada posteriormente por su conspiración científica con un lucrativo cargo ejecutivo en la empresa fabricante de vacunas Merck, donde todavía trabaja actualmente.
earns-merck-2008-10-22-17-3-40
Por su parte, el denunciante del CDC que trató de revelar la verdad acerca de todo esto fue reprendido por la directiva del CDC por negarse a colaborar en el encubrimiento.
Sin embargo, los científicos del CDC que perpetraron el engaño recibieron un premio del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EEUU por mantener la boca cerrada sobre el fraude científico que ayudaban a perpetrar.
Así es como funcionan las cosas realmente en el CDC: supresión de la buena praxis científica, castigo a cualquier científico que pueda hablar, fraude masivo de salud pública y concesión de premios por mantener la boca cerrada.
article-2266567-171899FE000005DC-876_634x390
Sale a la superfície la agenda de eugenesia racista del CDC
Lo que es especialmente atroz e inquietante acerca de estas revelaciones es que el CDC tenía en su poder datos irrefutables que vinculaban la vacuna triple vírica con el autismo en los niños afroamericanos.
Hay miles de niños y adolescentes de raza negra que han crecido con trastornos de autismo debido al fraude científico deliberado de la CDC. Por lo visto, para el CDC, los bebés negros son “prescindibles”.
Mother Teasing Baby
Este encubrimiento se ha producido durante los últimos doce años, tiempo durante el cual cualquier persona que se atreviera a mencionar las palabras “autismo” y “vacuna” en la misma frase era atacado de inmediato por la comunidad científica y los grandes medios de comunicación.
Sin embargo, durante todo este tiempo, los más altos cargos del CDC eran plenamente conscientes de la vinculación entre el autismo y la vacuna triple vírica, sabiendo que los bebés negros eran los que sufrían mayormente las consecuencias de tal política de encubrimiento.
CDC-Logo
Actualmente hay disturbios raciales porque un oficial de policía en Ferguson, Missouri, disparó a un adolescente negro y lo mató, pero el CDC ha permitido que los médicos disparen a millones de bebés negros con vacunas peligrosas que han causado un enorme dolor y sufrimiento a toda la comunidad afroamericana.
Dr. Andrew Wakefield
Dr. Andrew Wakefield
Peor aún, las mismas personas que fueron cómplices en este encubrimiento, destruyeron la carrera y el prestigio profesional de personas como el Dr. Andrew Wakefield, que luchó activamente por demostrar el vínculo entre las vacunas y el autismo.
La audacia y la magnitud de este crimen contra la humanidad es casi indescriptible.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada