miércoles, 15 de junio de 2016

La estrategia de un Gran Maestro del ajedrez para resolver cualquier problema de la vida (VIDEO)

pijamasurf.com
El ajedrez es uno de los pocos juegos que de inmediato asociamos al intelecto. Pocas formas de entretenimiento como el ajedrez demandan a tal grado concentración, estrategia, previsión, conocimiento, memoria y algunas otras capacidades cognitivas que aunque, en cierta forma, siempre estamos ejerciendo, no es muy común que las utilicemos en el ocio, como sí sucede en una partida de ajedrez.
Esto podría hacernos pensar, en otro sentido, que los grandes ajedrecistas son personas en las que dichas cualidades se encuentran exaltadas. Individuos racionales hasta la desmesura, calculadores, capaces de prever lo imprevisible.
Si esto es cierto o no, es una respuesta que dejaremos para el final de la nota. Antes queremos compartir un “secreto” que un Gran Maestro de ajedrez aplica en esta disciplina y, según asegura, también es válido para muchos otros ámbitos, incluyendo la vida misma.
El consejo es de Maurice Ashley, estadounidense de origen jamaiquino que obtuvo dicho título en 1999, al derrotar al rumano Adrian Negulescu. Ashley se convirtió así en el primer ajedrecista nacido en Jamaica en ser Gran Maestro Internacional.
Según Ashley, una de las mejores formas para resolver cualquier problema es aplicar algo que en ajedrez se conoce como “análisis retrospectivo”, el cual consiste, grosso modo, en proceder con una lógica inversa, de atrás hacia delante con respecto al problema que enfrentamos.
En ajedrez esto es sencillo porque, como muestra Ashley en el video TED que adjuntamos en esta nota, una partida pareja desemboca en un escenario casi siempre mucho más sencillo que el del inicio. Los jugadores han capturado piezas, cometido errores, improvisado movimientos, todo para terminar con, quizá, algunos pocos peones, dos o tres piezas valiosas (un caballo, un alfil) y, claro, el rey. Pero nada que suponga una ventaja decisiva para ninguno de los contendientes. ¿O sí?
Para el Gran Maestro, la posibilidad de triunfo se encuentra en el análisis retrospectivo. ¿De qué manera? Visualizando el fin de partida (es decir, el jaque mate) y entonces comenzar a repasar los movimientos que nos llevarán de ese punto al punto en que nos encontramos ahora. En sentido figurado es como suponer que el futuro es nuestro presente pero, para descifrarlo, tenemos que retroceder hacia nuestro verdadero presente.
Veamos el video:

Interesante, ¿no?
Con todo, aunque sin duda es un consejo sumamente útil, no menos cierto es que los ajedrecistas no están exentos del error y la contingencia, no importa cuántos métodos racionales apliquen para evitarlos. Bobby Fischer, uno de los ajedrecistas más geniales de todos los tiempos, tuvo también una vida sumamente atribulada. En La defensa, Vladimir Nabokov hace el retrato ficticio de Luzhin, un apasionado del ajedrez cuya destreza era tanta como su dificultad para otros aspectos de la vida, como el amor o las relaciones.
No es que una cosa y otra sean mutuamente excluyentes, ni que el consejo de Ashley no pueda usarse de cuando en cuando. Es, más bien, que todo es parte de lo mismo, ajedrez y vida, y si algo caracteriza a esta es la coincidencia imprevisible de circunstancias que, una a una, seriadas, interrumpidas, retomadas, van resultando en esto que llamamos existencia.
BONUS: Este video en el que Ashley y un "hablador" neoyorquino se enfrentan.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada