martes, 5 de julio de 2016

El Tiempo es una Ilusión y tu Vida También


  • Cuando estés sintiendo los latidos de tu corazón, cuando estés sintiendo la sangre correr por tus venas, cuando puedas sentir esa vida en cada momento, sentir la alegría, la dicha de Ser lo que eres, entonces puedes decir que te has liberado del tiempo y estas empezando a vivir en el presente, y en ese presente reconoces que estas soñando y lo reconoces en experiencia no en teorías ó conceptos mentales.
    Ahora bien si acepto a nivel mental que el tiempo es una ilusión y que estoy soñando. ¿Qué diferencia va a suponer eso en mi vida? Tengo que seguir viviendo en un mundo completamente dominado por el tiempo.
    Es decir mañana tendré que pagar las facturas, e iré envejeciendo y moriré como todos. ¿Cómo puedo decir que estoy libre del tiempo y qué solo estoy soñando?
    Ojo
    El problema aquí no son las facturas que tengo que pagar mañana.
    Ojo
    – Que mi cuerpo se esté haciendo viejo tampoco es el problema.
    El problema aquí es la pérdida del ahora, salirme del presente y estar atrapado en mis pensamientos, en el sueño, perder consciencia e irme a la inconsciencia donde todo parece verdad y real como si no lo estuviéramos soñando, se percibe como si el mundo pudiera existir sin nosotros, y esa sensación es la trampa, la ilusión, el mundo que ves lo estas soñando, sin ti tu mundo desaparece para ti.
    Este es el núcleo del engaño, que convierte cualquier situación, suceso o emoción en un problema personal plagado de sufrimiento, pero no por lo que sucede si no por la interpretación de lo que sucede y que lo haces con tus pensamientos.
    La pérdida del ahora es una pérdida de Ser, de conciencia, de estar presente, es salirte de esta realidad, es quitar tu atención de este mundo y poner toda tu atención, todo tu ser en tus pensamientos de sufrimiento, de interpretación de lo que paso y de lo que está pasando y de lo que no sabes que pasará etc. Etc. Pensamientos, pensamientos, pensamientos y sin darte cuenta te conviertes en ellos, (Sueñas inconscientemente y obvio no te das cuenta que estas soñando).
    Pierdes la capacidad de estar sintiendo tu respiración, escuchando y viendo tu entorno, observando lo que está ocurriendo, te escapas a tus pensamientos de dolor y sufrimiento esa es la trampa, la trampa es que tú te estés narrando con tus propios pensamientos historias de victimismo, que no dejas de estar narrándote a ti mismo todo lo que estás viendo, que no dejas de pensar ni siquiera un segundo.(esa es la trampa, la ilusión)
    Liberarse del tiempo es liberarse de la necesidad psicológica de estar pensando y pensando en el pasado para poder sentir que tenemos una identidad, una idea de quienes somos ó estar pensando en el futuro, donde según creemos se encuentra nuestra realización.
    Comprender a un nivel profundo que la realización no viene de algo que se consigue allá afuera y que esta en el futuro, (trampa de los pensamientos, trampa de las creencias y causa de sufrimiento) si no de tener la capacidad de mantenerte centrado siendo el ser en el aquí y el ahora, no permitirte ser arrastrado por tus pensamientos y que te hagan sentir insignificante en el sueño inconsciente.
    Lograr esto representa la transformación de conciencia más profunda que te puedas imaginar.
    En algunos casos aislados, dicho cambio de conciencia ocurre dramática y radicalmente, de una vez por todas. Y cuando ocurre, suele producirse mediante la rendición total en medio de un intenso sufrimiento. No obstante, la mayoría de las personas han de trabajar para conseguir este estado de consciencia, de estar despiertos dentro del sueño.
    Cuando has obtenido los primeros atisbos del estado intemporal de la conciencia, empiezas en un ir y venir entre la dimensión temporal y la presencia eterna, te das cuenta por instantes que estas soñando y luego te vuelves a dormir y sigues soñando ahora sin darte cuenta.
    Empiezas por darte cuenta de que tu conciencia raras veces está verdaderamente en el ahora. Pero saber que no estás presente ya es un gran éxito: ese saber es presencia, aunque al principio sólo dure unos segundos antes de volver a perderla a dormirte y a seguir soñando sin conciencia.
    Poco a poco cada vez con más frecuencia, elegirás enfocarte en el momento presente más que en los pensamientos del pasado o en del futuro, y cuando te des cuenta de que has perdido en tus pensamientos, serás capaz de regresar al ahora y permanecerás en él cada vez por más tiempo, no sólo por un par de segundos, sino por periodos más largos.
    Así, antes de establecerte firmemente en el estado de presencia, es decir, antes de poder ser plenamente consciente, pasas un tiempo yendo y viniendo entre la conciencia y la inconsciencia, entre el estado de presencia y el estado de identificación con la mente. Pierdes el ahora y vuelves a él, una y otra vez. Finalmente, la presencia se convertirá en tu estado predominante.
    La mayoría de las personas no experimentan la presencia en lo absoluto, o bien sólo la sienten accidental y brevemente en raras ocasiones, sin llegar a reconocerla como lo que realmente es.
    La mayoría de los seres humanos no alternan entre conciencia e inconsciencia, sino entre distintos niveles de inconsciencia.
    Es decir están soñando sin saber que están soñando y a veces están soñando una pesadilla sin saberlo.
    Lo interesante del sueño es que este se está creando momento a momento con nuestros propios pensamientos y memorias inconscientes, estamos creando una realidad allá afuera de la cual ni nos imaginamos que nosotros somos los que la estamos creando nuestra realidad, nuestros dramas, esto se describe de una manera magistral en las películas el origen con Leonardo di Caprio y más allá de los sueños, las cuales te recomiendo ver varias veces.
    Ahora bien, un empujoncito más jejejeje, si en este momento, tuvieras un chispazo de este despertar del cual te estoy hablando, te darías cuenta en este preciso momento de que estas soñando y que en tu sueño, sueñas a un tal César de Morey que te a enviado un mensaje y que lo estás leyendo, en este preciso momento te darías cuenta sin lugar a dudas que yo solo existo en tu imaginación, que estoy en tu sueño porque tú me estas soñando. Darnos cuenta de esto, para mí eso es el Despertar.
    Uffff me imagino que tu mente se colapsa con esta información, ya que estás programado a creer que somos muchos, y es por eso que no alcanzas a computar como es que somos uno, nuestra mente cree la creencia falsa de que somos muchos y esa es la ilusión de la cual estamos despertando, realmente somos uno, y ese uno es el que sueña en cada uno de estos cuerpos, jugando a sentir y creer que es muchos.
    Bien creo que ya te estas pasando de la raya jajajajaja.
    Pero no hay problema porque si lo estoy leyendo es que ya estoy empezando a soñar las claves para despertarme.
    Que tengas un buen día todos los días de tu vida eterna.
    Cesar de Morey

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario en la entrada