sábado, 23 de julio de 2016

Fiscalía turca acusa a CIA de estar detrás del golpe militar


  • Policías de Ankara acuden al funeral de sus colegas muertos durante el fallido golpe de Estado militar.

    Policías de Ankara acuden al funeral de sus colegas muertos durante el fallido golpe de Estado militar.

La Fiscalía General de Turquía acusó a la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, en inglés) de orquestar el fallido golpe de Estado militar en el país.
La agencia local Andaolu informó el viernes de que la Fiscalía General de Ankara, capital de Turquía, presentó al tribunal una denuncia contra 73 personas, incluido el líder opositor, Fethulá Gülen, por tener vínculos con EE.UU. y ejecutar los planes de la CIA para llevar a cabo el alzamiento militar.
"Gülen no puede quedarse en el estado de Pennsylvania (EE.UU.) sin el consentimiento de Washington. Eso demuestra que EE.UU. se beneficia de su permanencia en el país", se puede leer en la denuncia de la Fiscalía General turca, citada por Andaolu.
Gülen no puede quedarse en el estado de Pennsylvania (EE.UU.) sin el consentimiento de Washington. Eso demuestra que EE.UU. se beneficia de su permanencia en el país", se puede leer en la denuncia de la Fiscalía General turca, citada por Andaolu
Estos hechos se conocen después de que la semana pasada el ministro turco de Trabajo y Seguridad Social, Süleyman Soylu, señalara que EE.UU. estaba detrás del golpe militar en Turquía.

Según sostuvo la página Web israelí DEBKAfile, unos 1500 aviadores estadounidenses y sus familias permanecen bloqueados en la base aérea turca de Incirlik, junto a decenas de bombas nucleares tácticas, después de que las autoridades turcas anunciaran que habían retomado el control de la situación.
La base de Incirlik está sometida a un estado de sitio virtual no oficializado y está rodeada por grandes contingentes de la Policía, con la energía eléctrica cortada durante varios días y solo funcionando a pleno rendimiento gracias a los generadores de electricidad de la base.
Esta presión encubierta, añadió la fuente, parece ser el método que utiliza el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, para convertir en rehenes a cientos de estadounidenses y a las armas nucleares que hay en la base, con el fin de presionar a Washington para que extradite a Gülen.
La noche del viernes, 15 de julio, al sábado, un grupo de militares intentó hacerse con el poder en Turquía, cerrando varios puentes y tomando el control de algunos edificios gubernamentales en Estambul y Ankara.
mkh/anz/msf

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada