sábado, 23 de julio de 2016

Ingeniero descubre algo sorprendente en bocetos «irrelevantes» de Leonardo Da Vinci

mysteryplanet.com.ar
Un nuevo estudio detallado de notas y bocetos de Leonardo da Vinci ha identificado una página de garabatos en un pequeño bloc de notas como el lugar donde plasmó por primera vez las leyes de la fricción. La investigación data este hallago en 1493, y muestra que fue el primero en aplicar este conocimiento a problemas mecánicos repetidamente durante más de 20 años.
davinci-friccion
Notas garabateadas y croquis de una página en un cuaderno de Leonardo da Vinci, hasta ahora consideradas irrelevantes por los «eruditos» del arte, han resultado ser el lugar donde plasmó en primer lugar su comprensión de las leyes de la fricción.
La investigación de Ian Hutchings, Profesor de Ingeniería de Fabricación de la Universidad de Cambridge, es el primer estudio cronológico detallado de la obra de Leonardo sobre la fricción, y también muestra cómo continuó aplicando su conocimiento de la materia a un trabajo más amplio sobre máquinas durante las siguientes dos décadas.
Es ampliamente sabido que Leonardo llevó a cabo el primer estudio sistemático de la fricción, que sustenta la moderna ciencia de la «tribología», pero cuándo y cómo exactamente había desarrollado estas ideas había sido incierto hasta ahora. Pero eso cambió hace poco, cuando el profesor Hutchings descubrió que la primera declaración de las leyes de la fricción de Leonardo se encuentra en un pequeño bloc de notas que mide tan sólo 92 mm x 63 mm. El libro, que data de 1493 y ahora se mantiene en el Museo Victoria y Albert en Londres, contiene una declaración garabateada rápidamente en la característica «escritura en espejo» del genio florentino.
Irónicamente, la susodicha página ya había atraído el interés de los académicos debido a que incluye un boceto de una anciana en lápiz negro con la inscripción «la belleza mortal pasa y no dura». En medio del debate en torno a la importancia de la cita y la especulación de que el bosquejo podría representar a una anciana Helena de Troya, el director del Museo consideró irrelevantes el resto de anotaciones y figuras.
El estudio del profesor Hutchings, sin embargo, reveló que esas notas son de gran interés para la historia de la tribología, marcando un punto de inflexión en la obra de Leonardo sobre el tema.
Sistema de poleas representado en uno de los cuadernos de Leonardo.
Sistema de poleas representado en uno de los cuadernos de Leonardo.
Las figuras geométricas muestran hileras de bloques tiradas por un peso que cuelga sobre una polea, exactamente el tipo de experimento que los estudiantes podrían hacer hoy para demostrar las leyes de fricción.
«El boceto y los textos muestran que Leonardo comprendió los fundamentos de la fricción en 1493. Él conocía que la fuerza de fricción que actúa entre dos superficies de deslizamiento es proporcional a la carga de presión de las superficies juntas y que la fricción es independiente del área aparente en contacto entre les dos superficies. Estas son las “leyes de la fricción” que por lo general se atribuyen hoy en día a un científico francés, William Amontons, que trabajó doscientos años más tarde», explica Hutchings.
«Los 20 años de estudio sobre la fricción de Leonardo, que incorporó su comprensión empírica en varios modelos para sistemas mecánicos, confirma su posición como un notable pionero e inspirador de la tribología», añade.
A pesar de que, sin duda, descubrió las leyes de la fricción, la obra de Leonardo no tuvo impacto en el desarrollo de la materia durante siglos, y sin duda fue desconocido para Amontons.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada