martes, 12 de julio de 2016

La experiencia cercana a la muerte de Mellen- Thomas Benedict

afrontar la muerte

 

El Camino Hacia la Muerte

En 1983 moría de un cáncer terminal. La condición que Yo tenía era inoperable; y cualquier clase de quimioterapia que me dieran solamente me convertiría más en un vegetal. Me dieron entre 6 y 8 meses de vida. Yo había sido un fanático de la información en los años 1970’s; y me había vuelto cada vez más pesimista respecto a la crisis nuclear, a la crisis ecológica; y así sucesivamente. Así que puesto que Yo no tenía una base espiritual, comencé a creer que la naturaleza había cometido un error; y que probablemente nosotros éramos un organismo canceroso en el Planeta. Yo no veía ninguna manera de que pudiéramos salir de todos los problemas que habíamos creado para nosotros mismos y para el Planeta. Yo percibía a todos los Humanos como cáncer; y eso fue lo que Yo obtuve.

Eso fue lo que me mató. Ten cuidado con cuál es tu visión del Mundo; se puede representar en ti, especialmente si es una visión negativa del Mundo. Yo tenía una visión seriamente negativa, que fue la que me condujo a mi muerte. Ensayé todas clases de métodos alternativos de sanación, pero ninguno me ayudó.

Así que decidí que realmente esto era solamente entre Dios y Yo. Nunca antes había encarado realmente a Dios, ni siquiera había tratado con Dios. En ese tiempo Yo no estaba en ninguna clase de espiritualidad, pero comencé un viaje de aprendizaje sobre la espiritualidad y la sanación alternativa. Me propuse leer y aprender todo lo que pudiera sobre el tema, porque Yo no quería tener sorpresas en el otro lado. Así que comencé a leer sobre varias religiones y filosofías. Todas eran muy interesantes y me daban esperanza de que hubiera algo al otro lado.

Por otra parte, siendo artista independiente en vitrales, en ese tiempo Yo no tenía ninguna clase de seguro médico. Así que los ahorros de mi vida se gastaron de la noche a la mañana en exámenes. Así que estaba encarando a la profesión médica sin ninguna clase de seguro. Yo no quería arruinar financieramente a mi familia, así que decidí manejar esto Yo mismo. No tenía dolor constante, pero tenía desmayos; los suficientes para que no me atreviera a conducir; y eventualmente terminé en cuidados paliativos, Yo tenía mi cuidadora personal. Fui bendecido con este Ángel que pasó conmigo la última parte de esto. Sobreviví cerca de 18 meses. No quise tomar una cantidad de drogas, puesto que quería estar tan consciente como fuera posible. Entonces experimentaba tanto dolor que en mi consciencia no había más que dolor, afortunadamente solamente durante unos pocos días cada vez.

Recuerdo que desperté una mañana cerca de las 4:30 A.M.; y simplemente supe que esto era, era el día en el cual Yo iba a morir. Así que llamé a unos pocos amigos para despedirme. Desperté a mi cuidadora y le dije. Teníamos un acuerdo según el cual ella dejaría solo, durante 6 horas, a mi cuerpo muerto; puesto que Yo había leído que sucedían todas clases de cosas interesantes mientras uno moría. Me volví a dormir. Lo siguiente que recuerdo es el comienzo de una típica experiencia cercana a la muerte. Repentinamente Yo estaba totalmente consciente y estaba de pie, pero mi cuerpo estaba en la cama. Había una oscuridad en torno a mí.

La experiencia de estar fuera de mi cuerpo era aún más vívida que la ordinaria; era tan vívida que podía ver todos los cuartos de la casa, podía ver el techo de la casa, podía ver los alrededores de la casa, podía ver bajo la casa.

La Luz de Dios.


Estaba esa Luz brillante; me volví hacia la Luz; la Luz era muy similar a la que muchas otras personas han descrito en sus experiencias cercanas a la muerte. Era magnífica; era tangible, la podías sentir. Es fascinante, quieres ir hasta ella como querrías ir a los brazos de tu madre o padre ideales.

Cuando comencé a avanzar hacia la Luz, intuitivamente supe que si iba hasta la Luz, estaría muerto.

Así que mientras iba hacia la Luz, dije: “Por favor, espera un minuto; sólo quédate ahí un segundo.

Yo quiero pensar en esto; me gustaría hablar contigo antes de ir”.

Para mi sorpresa, toda la experiencia se detuvo en ese punto; sin duda uno tiene el control de su experiencia cercana a la muerte; no estás en una montaña rusa. Así que mi petición fue concedida y tuve algunas conversaciones con la Luz. La Luz siguió cambiando a diferentes figuras como Jesús, Buda, Krishna, mandalas, signos e imágenes arquetípicos.

Le pregunté a la Luz: “¿Qué está pasando aquí? Por favor, Luz, sé clara para mí; realmente Yo quiero conocer la realidad de la situación”.

Realmente no puedo decir palabras exactas, porque fue una especie de telepatía. La Luz respondió.

La información que me transfirió fue que las creencias de uno conforman la clase de retroalimentación que obtienes ante la Luz. Si fueras budista, o católico, o fundamentalista, recibirías retroalimentación de ese mismo contenido tuyo. Uno tiene la oportunidad de observarla y examinarla, pero la mayoría de las personas no lo hacen.

Cuando la Luz se reveló ante mí, me hice consciente de que lo que realmente estaba viendo era la matriz de nuestro Yo Superior. La única cosa que puedo deciros es que se convirtió en una matriz, en un mandala de Almas Humanas; y Yo vi que lo que llamamos nuestro Yo Superior en cada uno de nosotros, es una matriz. También es un conducto hacia la Fuente; cada uno de nosotros llega directamente, como una experiencia directa de la Fuente. Todos tenemos un Yo Superior, o una Sobre Alma que es parte de nuestro Ser. Se reveló ante mí en su verdadera forma energética. La única manera como puedo describirlo, es que el Ser del Yo Superior es más como un conducto, no tiene esa apariencia, pero es una conexión directa con la Fuente que todos y cada uno de nosotros tenemos. Estamos conectados directamente con la Fuente.

Así que la Luz me estaba mostrando la matriz del Yo Superior. Y fue muy claro para mí que todos los Yos Superiores están conectados entre sí como un Ser, todos los Humanos estamos conectados como un Ser, realmente somos el mismo Ser, diferentes aspectos del mismo Ser. No estaba comprometido con ninguna religión en particular, así que eso es lo que estaba siendo retroalimentado hacia mí. Y Yo veía ese mandala de Almas Humanas; es la cosa más bella que hubiera visto nunca. Apenas entré en ella, era abrumadora. Era como todo el Amor que uno siempre ha Querido; y era la clase de Amor que cura, sana, regenera.

Cuando le pedí a la Luz que siguiera explicando, entendí lo que es la matriz del Yo-Superior. En torno al Planeta tenemos una Retícula con la cual están conectados todos los Yos Superiores. Esto es como una gran compañía, un siguiente nivel energético sutil en torno a nosotros; el nivel del espíritu, podríais decir.

Luego, después de un par de minutos, pedí más aclaración. Realmente quería saber en qué consiste el Universo; y en ese momento estaba listo para ir.
Dije: “Estoy listo, llévame”.

El Río de la Vida


Luego la Luz se convirtió en lo más bello que Yo haya visto: Un mandala de Almas humanas en este Planeta.

Ahora, Yo llegué a esto por mi visión negativa de lo que ha sucedido en el Planeta. Así que cuando le pedí a la Luz que siguiera aclarándome, en este magnífico mandala vi cuán bellos somos todos en nuestra Esencia, en nuestro núcleo. Somos las más bellas creaciones. El Alma Humana, la matriz Humana que todos juntos constituímos, es absolutamente fantástica, elegante, exótica, todo. Simplemente no puedo describir suficientemente bien cómo cambió mi opinión sobre los Seres Humanos en ese instante.

Dije: “¡Oh, Dios, Yo no sabía cuán bellos somos!”.

En cualquier nivel, alto o bajo, en cualquier forma en la cual estés, eres la más bella Creación, lo eres.

Estaba asombrado al descubrir que no había mal en ningún Alma.

Dije: “¿Cómo puede ser esto?”

La respuesta fue que ningún Alma es inherentemente mala. Las cosas terribles que sucedían a las personas podían hacer que hicieran cosas malas, pero sus Almas no son malas. Lo que todas las personas buscan, lo que las sostiene, es el Amor; me dijo la Luz. Lo que deforma a las personas es una carencia de Amor.

Las revelaciones que me llegaban de la Luz parecían seguir y seguir y seguir; entonces le pregunté a la Luz: “¿Significa esto que la Humanidad se salvará?”

Luego, como en un toque de trompeta con un torrente de luces espirales, la Gran Luz habló, diciendo:

“Recuerda esto y nunca lo olvides; tú te salvas, te redimes y te sanas; siempre lo haces; siempre lo harás. Fuiste creado con el poder de hacerlo desde antes del comienzo del Mundo”.

En ese instante supe aún más. Me di cuenta de que YA HEMOS SIDO SALVADOS; y nos salvamos nosotros mismos porque fuimos diseñados para auto-corregirnos, tal como el resto del Universo de Dios. En esto consiste el segundo advenimiento.

Agradecí a la Luz de Dios con todo mi corazón. Lo mejor que se me ocurrió fueron estas simples palabras de total aprecio: “¡Oh Querido Dios, Querido Universo, Querido Gran Yo, Yo amo mi vida”.

La Luz pareció inhalarme aún más profundamente. Era como si la Luz me estuviera absorbiendo completamente. El Amor Luz es, hasta hoy, indescriptible. Entré en otro reino más profundo que el anterior; y me hice consciente de algo más, mucho más. Era una enorme corriente de Luz, vasta y plena, profundamente en el corazón de la vida. Pregunté qué era.

La Luz respondió:

“Éste es el RÍO DE LA VIDA. Bebe esta agua maná para alegría de tu corazón”.

Así que lo hice. Bebí un gran sorbo y luego otro. ¡Beber la vida misma! Yo estaba en éxtasis.

Luego la Luz dijo: “Tú tienes un deseo”.

La Luz lo sabía todo sobre mí, todo el pasado, el presente y el futuro.

“¡Sí!”, Susurré.

Pedí ver el resto del Universo; más allá de nuestro Sistema Solar, más allá de toda la ilusión Humana. Entonces la Luz me dijo que Yo podía ir con la Corriente. Lo hice; y fui llevado a través de la Luz hasta el final del túnel. Sentí y oí una serie de truenos muy suaves. ¡Qué velocidad!

Repentinamente, me pareció ser disparado desde el Planeta en esta corriente de vida; vi a la Tierra alejándose rápidamente. El Sistema Solar, en todo su esplendor, pasó zumbando y desapareció. Más veloz que la luz, volé a través del centro de la Galaxia, absorbiendo más conocimiento mientras iba hacia allá. Aprendí que esta Galaxia y todo el Universo, está pletórico de muy diferentes variedades de VIDA. Vi muchos mundos. ¡La buena noticia es que no estamos solos en este Universo!

Mientras pasaba a través del centro de la Galaxia navegando en esta corriente de consciencia, la corriente se expandía en asombrosas olas fractales de energía. Los Súper-Cúmulos de galaxias con toda su antigua sabiduría, pasaban volando. Al comienzo pensé que Yo iba para alguna parte; que realmente estaba viajando. ¡Pero entonces me di cuenta de que a medida que la corriente se expandía, mi propia consciencia también se expandía para abarcarlo todo en el Universo! Toda la Creación pasaba por mí. ¡Era una maravilla inimaginable! ¡Realmente Yo era un niño maravilla, un bebé en el país de las maravillas!

Parecía que todas las creaciones del Universo pasaran volando a través de mí y se desvanecieran en una chispa de Luz. Casi inmediatamente, apareció una segunda Luz. Venía de todas partes y era muy diferente; una Luz compuesta por todas las frecuencias del Universo y más.

El Vacío


Volví a sentir varios suaves estampidos acústicos. Mi consciencia, o mi Ser, se estaban expandiendo para interconectarse con el Universo holográfico entero y más.

Cuando pasé a la segunda Luz, me llegó la consciencia de que acababa de trascender la verdad. Éstas son las mejores palabras que tengo para eso, pero trataré de explicarlo. Cuando pasé a la 2ª Luz, me expandí más allá de la 1ª Luz. Me encontraba en un profundo silencio, más grande que todo el silencio. Podía ver o percibir ETERNAMENTE, más allá del infinito. Yo estaba en el vacío; estaba en la pre-Creación, antes del Big Bang. Había cruzado el comienzo del tiempo, la primera palabra, la primera vibración. Yo estaba en el ojo de la Creación. Sentí como si estuviera tocando el rostro de Dios; ése no era un sentimiento religioso, simplemente Yo era Uno con la vida y la consciencia absolutas.

Cuando digo que podía ver y percibir eternamente, quiero decir que podía experimentar toda la Creación generándose. No tenía comienzo ni fin. Éste es un pensamiento que expande la mente.

¿Verdad? Los científicos perciben el Big Bang como un evento singular que creó al Universo. Yo vi que el Big Bang es solamente uno de un infinito número de Big Bangs que crean universos interminable y simultáneamente. En términos Humanos, las únicas imágenes que apenas se acercan, serían las creadas por los súper-computadores cuando usan ecuaciones de geometría fractal.

Los antiguos sabían esto. Decían que periódicamente Dios creaba nuevos universos al exhalar; y des-creaba otros universos al inhalar. Estas épocas eran llamadas Yugas; la ciencia moderna lo llamó Big Bang. Yo estaba en consciencia absoluta, pura. Podía ver o percibir todos los Big Bangs o Yugas creándose y des-creándose. Yo entraba en todos ellos instantánea y simultáneamente. Yo vi que todas y cada una de las pequeñas piezas de la Creación, tiene el poder de crear. Es muy difícil tratar de explicar esto. Aún no tengo palabras para esto.

Después de retornar, me tomó años asimilar alguna palabra en absoluto para la experiencia del vacío. Ahora os puedo decir esto: ¡El vacío es menos que nada, pero más que todo lo que es! El vacío es el cero absoluto; el caos que forma todas las posibilidades. Es consciencia absoluta; inclusive mucho más que inteligencia universal.

¿Dónde está el vacío? Yo lo sé. El vacío esta dentro y fuera de todo. Tú, ahora mismo mientras estás vivo, siempre estás simultáneamente dentro y fuera del vacío. Para estar allí, no tienes que ir a ninguna parte, ni morir. El vacío es la vacuidad o la nada en medio de todas las manifestaciones físicas. El ESPACIO entre los átomos y sus componentes. La ciencia moderna ha comenzado a estudiar este espacio en medio de todas las cosas; lo llaman el punto-cero. Cuando quiera que tratan de medirlo, sus instrumentos se salen de rango, o se van al infinito, por decirlo así. Hasta ahora no tienen ninguna manera de medir con precisión el infinito. ¡En tu cuerpo y en el Universo, hay más espacio-cero que cualquier otra cosa!

Lo que los místicos llaman vacío, no es un vacío; está completamente lleno de energía; de una clase diferente de energía que ha creado todo lo que somos. A partir del Big Bang, todo es vibración, desde la primera palabra que es la primera vibración.

La expresión bíblica “YO SOY” realmente tiene signos de interrogación: “¿Yo soy? ¿Qué soy Yo?”

Así que la Creación es Dios explorando al Yo Divino de todas las maneras imaginables, en una constante e infinita exploración a través de cada uno de nosotros, a través de cada cabello de tu cabeza, a través de cada hoja de cada árbol, a través de cada átomo, Dios está explorando el Yo Divino, el gran “YO SOY”. Comencé a ver que todo lo que es, es el Yo; literalmente: Tu Yo, mi Yo.

Todo es el Gran Yo. Por eso es que Dios sabe de cada hoja que cae. Esto es posible porque dondequiera que estés es el centro del Universo. Dondequiera que esté cualquier átomo, ése es el centro del Universo. Dios está en eso; y Dios está en el vacío.

Mientras Yo estaba explorando el vacío y todas las Yugas o Creaciones, estaba completamente fuera del tiempo y del espacio como los conocemos. El vacío mismo está desprovisto de experiencia. Es pre-vida, antes de la primera vibración. La Divinidad es más que vida y muerte. ¡Consecuentemente en el Universo hay más para experimentar que sólo vida y muerte!

Yo estaba en el vacío y estaba consciente de todo lo que había sido creado alguna vez. Era como si estuviera mirando por los ojos de Dios; me había convertido en Dios. Repentinamente, ya no era Yo.

Lo único que puedo decir es que estaba mirando por los ojos de Dios. Y repentinamente supe por qué existía cada átomo; y podía verlo todo.

Lo interesante es que fui al vacío y volví con la comprensión de que Dios no está allí. Dios está aquí. En esto consiste todo. Así que esta búsqueda constante de la raza Humana para salir y encontrar a Dios… Dios nos dio todo, todo está aquí; aquí es donde está. Y en lo que estamos ahora es la exploración que Dios hace de Sí Mismo a través de nosotros. Las personas están preocupadas tratando de convertirse en Dios, pero deberían darse cuenta de que ya somos Dios y Dios se está convirtiendo en nosotros. De eso se trata realmente.

Cuando me di cuenta de esto, ya había terminado con el vacío; y quería retornar a esta Creación o Yuga. Solamente parecía natural hacerlo.

Luego, repentinamente regrese a través de la 2ª Luz o Big Bang, oyendo algunos suaves estampidos más. ¡Navegué de regreso por la corriente de consciencia a través de toda la Creación; y qué viaje fue! Los Súper-Cúmulos de Galaxias pasaron a través de mí aún con más discernimientos. Pasé a través del centro de nuestra Galaxia, que es un agujero negro. Los agujeros negros son los grandes procesadores o recicladores del Universo. ¿Sabes que hay al otro lado de un agujero negro? Estamos nosotros, nuestra Galaxia, que ha sido reprocesada a partir de otro Universo.

En su configuración energética completa, la Galaxia parecía una fantástica ciudad de luces. A este lado del Big Bang, toda la energía es Luz. Cada partícula subatómica, cada átomo, cada Estrella, cada Planeta, inclusive la consciencia misma, están hechos de Luz y tienen una frecuencia y/o una partícula. La Luz está viva; todo está hecho de Luz, inclusive las piedras. Así que todo está vivo. Todo está hecho de la Luz de Dios; todo es muy inteligente.

La Luz del Amor


Mientras seguía y seguía cabalgando en la corriente, eventualmente pude ver que venía una gran Luz. Supe que era la 1ª Luz; la Matriz Lumínica del Yo Superior de nuestro Sistema Solar. Luego, acompañado por uno de esos estampidos atenuados, apareció en la Luz el Sistema Solar entero.

Vi que el Sistema Solar donde vivimos es nuestro cuerpo local mayor. Éste es nuestro cuerpo local; y nosotros somos mucho más grandes de lo que imaginamos. Vi que el Sistema Solar es nuestro cuerpo. Yo soy una parte de esto; y la Tierra es este gran Ser creado que somos; y nosotros somos la parte de Ella que sabe que es. Pero no solamente somos esa parte de ella; nosotros no somos todo, pero somos esa parte de Ella que sabe que es Ella.

¡Yo podía ver toda la energía que genera este Sistema Solar; y es un increíble espectáculo lumínico!

Yo podía oír la Música de las Esferas. Como todos los cuerpos celestiales, nuestro Sistema Solar genera una Matriz única de Luz, sonido y energías vibratorias. Por medio de la impronta de la matriz vibratoria o energética del Universo, las civilizaciones avanzadas de otros sistemas estelares pueden ubicar la vida como la conocemos. Es un juego de niños. El maravilloso niño de la Tierra (Seres Humanos) está haciendo ahora mismo mucho ruido, como los niños que juegan en el patio de atrás del Universo.

Navegué en la corriente directamente hasta el centro de la Luz. Me sentí abrazado por la Luz cuando me volvió a absorber con su respiración, a lo cual siguió otra suave explosión acústica.

Yo estaba en esta gran Luz de Amor con la corriente de la vida fluyendo a través de mí. Tengo que volver a decir que es la Luz más amorosa y no enjuiciadora. Es el padre ideal para este niño maravilla.

“¿Y ahora qué?” Pregunté.

La Luz me explicó que no existe la muerte; somos Seres inmortales. ¡Hemos estado vivos eternamente! Me di cuenta de que somos parte de un sistema viviente natural que se recicla interminablemente. Nunca me dijeron que tenía que regresar; solamente sabía que lo haría. Por lo que Yo había visto, simplemente era natural.

Yo no sé cuánto tiempo Humano estuve con la Luz, pero llegó un momento en el cual me di cuenta de que todas mis preguntas habían sido respondidas y mi retorno estaba cerca. Cuando digo que en el otro lado todas mis preguntas fueron respondidas, quiero decir precisamente eso. Todas mis preguntas han sido respondidas. Cada Humano tiene una vida diferente y un conjunto diferente de preguntas para explorar. Algunas de nuestras preguntas son universales, pero cada uno de nosotros está explorando esto que llamamos vida a su propia manera única. Lo mismo es para todas las otras formas de vida, desde las montañas hasta todas las hojas de los árboles.

Y eso es muy importante para el resto de nosotros en este Universo, porque todo ello contribuye a la Imagen Mayor, la totalidad de la vida. Literalmente nosotros somos Dios explorando al Yo Divino en una infinita Danza de Vida. Tu individualidad única, mejora a toda la vida.

Retorno a la Tierra


Cuando comencé a retornar al ciclo de la vida, nunca cruzó por mi mente ni me dijeron que retornaría al mismo cuerpo. Simplemente no importaba. Yo tenía completa confianza en la Luz y en el proceso de la vida. Cuando la corriente se fusionó con la Gran Luz, Yo creí que nunca olvidaría las revelaciones ni las sensaciones y sentimientos de lo que había aprendido en el otro lado.

Hubo un “Sí”. Lo sentí como un beso a mi Alma.

Luego fui llevado otra vez a través de la Luz hasta el reino vibratorio. Todo el proceso se revirtió; y se me dio aún más información. Volvía a casa; y recibí lecciones sobre los mecanismos de la reencarnación. Recibí respuestas a todas las pequeñas preguntas que tenía:

“¿Cómo funciona esto? ¿Cómo funciona aquello?” Yo sabía que iba a reencarnar.

La Tierra es un enorme procesador energético; y a partir de él en cada uno de nosotros evoluciona la consciencia individual. Por primera vez pensé en mí mismo como un Humano; y estaba feliz de serlo.

A partir de lo que había visto, Yo estaría feliz de ser un átomo en este Universo. ¡Un átomo! ¡Así que ser la parte Humana de Dios… Ésta es la más fantástica bendición; es una bendición más grande que nuestras más desenfrenadas estimaciones de lo que puede ser una bendición! Para todos y cada uno de nosotros, ser la parte Humana de esta experiencia es asombroso y magnífico. Cada uno de nosotros, sin importar dónde esté, metiendo la pata o no, es una bendición para el Planeta; precisamente donde está.

Así que pase por el proceso de reencarnación esperando ser un bebé en alguna parte. Pero recibí una lección sobre la manera como evolucionan la identidad individual y la consciencia; así que volví a encarnar en este cuerpo.

Quedé muy sorprendido cuando abrí los ojos. Yo no sé por qué, porque Yo lo entendía, pero aún así fue una gran sorpresa volver a este cuerpo, volver a mi habitación y que alguien me estuviera mirando y llorando. Era mi cuidadora a domicilio.

Ella había esperado hora y media después de encontrarme muerto; estaba segura de que Yo había muerto; todos los signos de la muerte estaban allí; me estaba poniendo rígido. No sabemos cuánto tiempo estuve muerto, pero sabemos que duré muerto hora y media después de que me encontraron. Tanto como pudo, ella respetó mi voluntad de dejar mi cuerpo solo, durante unas pocas horas después de morir. Teníamos un estetoscopio con amplificador y muchas maneras de revisar las funciones vitales del cuerpo para ver lo que estaba sucediendo; ella podía verificar que Yo realmente había muerto.

Ésta no fue una experiencia cercana a la muerte; Yo experimenté la muerte misma al menos durante hora y media. Ella me encontró muerto y me revisó con el estetoscopio, tomó la presión sanguínea y el ritmo cardíaco; y monitoreó durante hora y media. Luego Yo desperté y vi la Luz afuera. Traté de pararme para ir hacia ella, pero me caí de la cama. Ella oyó un fuerte golpe seco, entró corriendo y me encontró en el piso.

Cuando me recuperé, estaba muy sorprendido; y sin embargo maravillado por lo que me había sucedido. Al comienzo no tenía todos los recuerdos del viaje que tengo ahora. Yo seguía saliéndome de este Mundo y seguía preguntando: “¿Estoy vivo?” Este Mundo se parecía más a un sueño que aquel Mundo.

En 3 días, volví a sentirme normal, con más claridad, pero diferente de como me había sentido en toda mi vida. Mi recuerdo del viaje regresó posterirmente. Yo no podía ver nada malo en ninguno de los Seres Humanos que había visto. Antes de eso Yo realmente era muy enjuiciador; pensaba que una cantidad de personas estaban realmente metiendo la pata, de hecho pensaba que todo el mundo metía la pata excepto Yo. Pero obtuve claridad sobre todo eso.

Aproximadamente 3 meses después un amigo me dijo que debía hacerme exámenes, así que fui y me escanearon, etcétera. Yo me sentía realmente bien, así que temía recibir malas noticias.

Recuerdo al médico en la clínica mirando los exámenes anteriores y posteriores; y diciendo: “Bueno, ahora no hay nada aquí”.

Yo dije: “¿En serio? Debe ser un milagro”.

Él dijo: “No, estas cosas suceden, se llama remisión espontánea”.

Él se mostraba muy impasible. Pero aquí había habido un milagro; y Yo estaba impresionado aunque nadie más lo estuviera.


Las Lecciones Aprendidas


El misterio de la vida tiene muy poco que ver con la inteligencia. El Universo no es un proceso intelectual en absoluto. El intelecto es útil, es brillante, pero ahora mismo procesamos todo con el intelecto, en lugar de hacerlo con nuestros corazones y con nuestra parte más sabia.

El centro de la Tierra es un gran transmutador energético, tal como lo veis en las imágenes del campo magnético de nuestra Tierra. Ése es nuestro ciclo, volver a traer Almas reencarnadas para pasar por ello de nuevo. Una señal de que estás alcanzando un nivel Humano es que estás comenzando a evolucionar una consciencia individual. Los animales tienen un Alma grupal; y reencarnan en grupos álmicos. Un venado muy posiblemente va a ser un venado por siempre. Pero el solo hecho de haber nacido Humano, ya sea deforme o genial, muestra que esto está en el camino de desarrollar una consciencia individual. Eso en sí mismo es parte de la consciencia grupal llamada Humanidad.


Vi que las razas son grupos de personalidad. Naciones como Francia, Alemania y China, cada una tiene su propia personalidad. Las ciudades tienen personalidad, su grupo álmico local que atrae a ciertas personas. Las familias tienen grupos álmicos. Las identidades individuales están evolucionando como las ramas de un fractal; el grupo álmico explora a través de nuestra individualidad. Las diferentes preguntas que cada uno de nosotros tiene, son de muchísima importancia. Así es como Dios está explorando el Yo Divino: A través de ti. Así que haz tus preguntas, haz tu búsqueda. Encontrarás a tu Yo; y en ese Yo encontrarás a Dios, porque solamente Él es el Yo.

Más aún, comencé a ver que cada uno de nosotros los Humanos, somos compañeros álmicos. Somos parte de la misma Alma saliendo fractalmente en muchas direcciones creativas, pero aún así sigue siendo la misma. Ahora miro a todos los seres Humanos que veo; y veo un compañero álmico, mi Alma compañera, la que siempre he estado buscando. Más allá de eso, el más grande compañero álmico que tendrás jamás, eres tú mismo, seas hombre o mujer. Experimentamos esto en el útero y lo experimentamos en estados de reencarnación. Si estás buscando fuera de ti mismo ese compañero Álmico último, quizá nunca lo encuentres, no está allí; tal como Dios no está “allá”, Dios está aquí.

No busques a Dios “allá afuera”; búscalo aquí. Mira a través de tu Yo, comienza a tener el mayor enamoramiento que hayas tenido jamás… Con tu Yo. A partir de eso amarás todas las cosas.

Yo tuve un descenso hacia lo que podríais llamar infierno; y fue muy sorprendente. No vi a Satanás ni al diablo. Mi descenso al infierno fue un descenso hasta la miseria, la ignorancia y la oscuridad del desconocimiento, individualizadas en cada persona. Parecía como una eternidad miserable. Pero cada una de los millones de Almas que estaban en torno a mí, tenía una pequeña estrella de Luz que siempre estaba disponible; pero ninguna parecía prestarle atención. Estaban consumidas en su pena, su trauma y su miseria. Pero después de lo que pareció una eternidad, Yo comencé a llamar esa Luz, como un niño que llama a un padre pidiendo ayuda. Entonces la Luz se abrió y formó un túnel que llegó directamente hasta mí y me aisló de todo el miedo y el dolor. Ése es realmente el infierno.

Así que lo que estamos haciendo es aprender a tomarnos de la mano, a unirnos. Ahora las puertas del infierno están abiertas. Nos vamos a unir, nos vamos a tomar de la mano y a salir juntos del infierno.

La Luz llegó hasta mí y se convirtió en un gran Ángel Dorado. Yo dije: “¿Eres el Ángel de la muerte?”

Me expresó que era mi Sobre Alma, la matriz de mi Yo Superior, una parte de nosotros sumamente antigua. Luego fui llevado a la Luz.

Pronto nuestra ciencia va a cuantificar el espíritu. ¿Acaso no será maravilloso? Ahora estamos resultando con dispositivos que son sensibles a la energía sutil o energía espiritual. Los Físicos usan los aceleradores de partículas para desbaratar átomos y ver de qué están hechos. Han llegado hasta los Quarks y los ‘Quarks encantados’ y todo eso. Bueno, algún día van a llegar hasta la pequeña cosa que lo contiene todo junto; y van a tener que llamarla… Dios. Con los aceleradores atómicos no solamente están viendo lo que hay ahí, sino que también están creando partículas. Gracias a Dios la mayor parte de ellas tienen una corta vida de milisegundos y nanosegundos. Apenas estamos comenzando a entender que también estamos creando, mientras vamos avanzando.

Como siempre vi, llegue a un reino en el cual hay un punto donde pasamos todo el conocimiento y comenzamos a crear el siguiente fractal, el siguiente nivel. Tenemos el poder de crear mientras exploramos; y es Dios expandiéndose a través de nosotros.

Desde mi retorno he experimentado espontáneamente la Luz; y he aprendido a llegar a ese espacio casi en cualquier momento de meditación. Cada uno de vosotros puede hacer esto; no tenéis que morir para hacerlo. Está dentro de vuestro equipamiento; ya estáis cableados para eso.

El cuerpo es el más magnífico Ser de Luz que existe. El cuerpo es un Universo de Luz increíble. El Espíritu no está presionándonos para que disolvamos este cuerpo; eso no es lo que está sucediendo. Deja de tratar de convertirte en Dios; Dios se está convirtiendo en ti; aquí.

La mente es como un niño que corre por todo el Universo exigiendo eso y pensando que creó al Mundo. Pero Yo pregunto a la mente: “¿Qué tuvo que ver tu madre con esto?”

Ése es el siguiente nivel de consciencia espiritual. ¡Oh! ¡Mi madre! Repentinamente renuncias al ego, porque tú no eres la única Alma en el Universo.

¿Qué es el Cielo?

Una de mis preguntas a la Luz fue: “¿Que es el Cielo?”

Me llevaron en un recorrido por todos los cielos que han sido creados: Los Nirvanas, las Felices Tierras de Cacería, por todos ellos; pasé por todos ellos. Son creaciones de formas de pensamientos que nosotros hemos creado. Realmente nosotros no vamos al cielo; somos reprocesados. Pero en cualquier cosa que hayamos creado, dejamos una parte de nosotros mismos. Eso es real, pero no es el Alma completa.

Vi el Cielo Cristiano; Yo esperaba que fuera un bello lugar; pero allí tú estás frente al trono adorando eternamente. Traté de hacerlo. ¡Es aburrido! ¿Esto es todo lo que vamos a hacer? Es infantil. No tengo la intención de ofender a nadie. Algunos cielos son muy interesantes y otros son muy aburridos. Descubrí que los antiguos son más interesantes, como los de los nativos americanos, las FelicesTierras de Cacería. Los egipcios tienen unos fantásticos. Eso sigue y sigue y sigue; hay muchísimos.

En cada uno de ellos hay un fractal que es tu interpretación particular, a menos que seas parte del grupo álmico que cree solamente en el Dios de una religión en particular; en ese caso estáis muy cercanos, todos juntos en el mismo campo de juegos. Pero inclusive entonces, cada uno es un poquito diferente. Ésa es la parte de ti que dejas allí. La muerte tiene que ver con la vida, no con el cielo.

Yo le pregunté a Dios: “¿Cuál es la mejor religión del Planeta? ¿Cuál es correcta?”

Y Dios dijo con gran Amor: “A Mí no me importa”.

Ésa fue una gracia increíble. Lo que quería decir era que aquí somos los Seres cuidadores.

La Divinidad Última de todas las estrellas nos dice:

“No importa cuál religión tengas”. Las religiones vienen y van, cambian. El Budismo no ha estado aquí por siempre, el Catolicismo no ha estado aquí eternamente; y todas están a punto de volverse más iluminadas. Ahora está entrando más Luz en todos los sistemas. En la espiritualidad va a haber una reforma que va a ser tan dramática como la Reforma Protestante. Habrá muchas personas luchando por eso, una religión contra la otra, cada una creyendo que solamente ella tiene la razón.

Cada una piensa que tiene su propio Dios, las religiones y las filosofías, especialmente las religiones; porque ellas forman grandes organizaciones alrededor de su filosofía. Cuando Dios dijo: “No Me importa”, inmediatamente entendí que eso es para que nos importe a nosotros; es importante, porque nosotros somos los Seres cuidadores.

Nos importa a nosotros y eso es lo importante; lo que tú tienes es la ecuación energética de la espiritualidad. A la Divinidad Última no le importa si tú eres Protestante, Budista, o cualquier cosa; todas son florecientes facetas del total. Me gustaría que todas las religiones se dieran cuenta de esto y aceptaran la existencia de todas las demás. No es el fin de las religiones, pero estamos hablando del mismo Dios. Vive y deja vivir. Cada uno tiene una visión diferente; Y todo ello aporta a la Imagen Mayor, todo es importante.

Me fui al otro lado con una cantidad de temores por los desechos tóxicos, los misiles nucleares, la explosión demográfica, las selvas lluviosas. Regresé amando cada uno de los problemas. Yo amo los desechos nucleares, me encanta la nube en forma de hongo; es el más santo mandala que hemos manifestado hasta la fecha, es como un arquetipo. Éste, más que cualquier religión o filosofía de la Tierra, nos unió a todos repentinamente en un nuevo nivel de consciencia. Al saber que podríamos destruír el Planeta 50 veces, o 500 veces, finalmente nos dimos cuenta de que todos podemos estar juntos aquí y ahora. Durante un lapso siguieron activando bombas para que estuvieran entre nosotros. Luego comenzamos a decir: “Ya no necesitamos esto”.

Realmente ahora estamos en un Mundo más seguro que nunca; y va a volverse más seguro. Así que vuelvo a la amable basura tóxica, porque nos unió. Estas cosas son muy grandes. Como Peter Russell podría decir, ahora estos problemas son de “Dimensión Álmica”. ¿Tenemos respuestas de Dimensión Álmica? ¡SÍ!

La destrucción de las selvas lluviosas disminuirá; y en 50 años habrá más árboles en el Planeta que en muchísimo tiempo. Si estás en la ecología, sigue adelante; tú eres esa parte del sistema que se está haciendo consciente. Persigue eso con todo tu poder, pero no te deprimas. Es parte de algo más grande.

La Tierra está en el proceso de domesticarse. Nunca va a volver a ser un lugar tan silvestre como alguna vez fue; habrá grandes bosques y selvas, reservas donde prosperará la naturaleza. Los jardines y las reservas serán lo del futuro. El crecimiento de la población está llegando muy cerca del rango energético óptimo para provocar un cambio de consciencia. Ese cambio de consciencia cambiará la política, el dinero, la energía.

¿Qué sucede cuando soñamos? Somos Seres Multidimensionales. Podemos tener acceso a lo multidimensional por medio de los sueños lúcidos. De hecho, este Universo es un sueño de Dios. Una de las cosas que vi, es que los Humanos somos una partícula en un Planeta, que es una partícula en una Galaxia, la cual es una partícula. Allá afuera hay sistemas gigantescos; y nosotros estamos en algo así como un sistema promedio. Pero los Seres Humanos ya somos leyenda en todo el Cosmos de la consciencia. El minúsculo Ser Humano de la Tierra/Gaia, es legendario. Una de las cosas por las cuales somos legendarios, es el sueño; somos soñadores legendarios. De hecho, todo el Cosmos ha estado buscando el significado de la vida, el significado de todo ello. Y fue el pequeño soñador el que salió con la mejor respuesta; la soñamos. Así que los sueños son importantes.

Después de morir y regresar, realmente respeto la vida y la muerte. Con nuestros experimentos con el ADN quizá hayamos abierto la puerta a un gran secreto. Pronto podremos vivir en este cuerpo todo lo que queramos. Después de vivir 150 años o algo así, habrá una sensación Álmica intuitiva de que quieres cambiar de canal. Vivir por siempre en un cuerpo no es tan creativo como la reencarnación, como transferir la energía en este fantástico vórtice energético en el cual estamos. Realmente vamos a ver la sabiduría de la vida y la muerte; y a disfrutarla.

Como ahora, hemos estado vivos eternamente. Ése cuerpo en el cual estás, ha estado vivo por siempre. Proviene de una interminable corriente de vida, que retrocede hasta el Big Bang y más. Éste cuerpo da vida a la siguiente vida, en las energías densas y las sutiles. Este cuerpo ya ha estado vivo por siempre.

Tradujo: Jairo Rodríguez R.
Consultoría Energética y Espiritual

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada