viernes, 8 de julio de 2016

¿QUÉ HAY DETRÁS DEL ATAQUE CONTRA LA POLICIA EN DALLAS?

elrobotpescador.com
La noticia de estas últimas horas ha sido el asesinato de 5 policias norteamericanos a manos de un grupo de francotiradores en Dallas, durante una manifestación contra los crímenes de la propia policia norteamericana contra los ciudadanos afroamericanos.
Según ha indicado la cadena RT, un presunto grupo de radicales que se hace llamar “Organización Política de Poder Negro” ha publicado en Facebook un anuncio alegando que habría más ataques en los próximos días.
Se cree que fueron al menos cuatro francotiradores los que abrieron fuego contra las fuerzas de seguridad.
Según informaciones policiales, uno de los sospechosos, que fue acorralado en un parquing, declaró al negociador policial que su objetivo era matar a gente blanca y especialmente a los policías.
Dicho sospechoso acabó muriendo. Las primeras noticias afirmaron que el atacante murió de un disparo tras suicidarse, aunque posteriormente, otros medios sostienen que la policia lo mató utilizando un robot usado para detonar explosivos cerca de su posición.
_90327463_2f6ad587-6ef9-4313-9360-58a7cc74f76f
Sea cual sea finalmente la versión oficial, no deja de ser curioso el habitual baile de datos contradictorios que estamos viendo en todos estos casos.
¿Por qué razón siempre hay versiones contradictorias y confusas sobre lo que va aconteciendo? Quizás la explicación más razonable para ello, sea la mala praxis periodística.
Otro curioso dato contradictorio acerca de la muerte de este asaltante muerto en el parquing, es lo que el sospechoso en cuestión le dijo al negociador policial que trataba de convencerlo para que se rindiera mientras estaba atrincherado.
Por lo visto, el asaltante declaró que actuaba en venganza por los recientes asesinatos policiales contra la población negra y que el objetivo principal del ataque, era matar a blancos, especialmente a agentes de policía.
Además el sospechoso afirmó que actuaba en solitario y que no formaba parte de ningún grupo.
Sin embargo, la propia policia, en voz del jefe de policia de Dallas, David Brown, ha afirmado que los francotiradores estaban “trabajando en equipo y que triangularon sus posiciones en lo alto de puntos estratégicos del centro de la ciudad por los que transcurría la manifestación”.
Es decir, según la policia, el ataque estaba perfectamente organizado para hacer el máximo daño posible a la policia. Y realmente, debía estarlo, puesto que consiguieron matar a 5 policías y herir gravemente a otros seis, a pesar de que la presencia policial era numerosa y la policia iba fuertemente armada.
¿Qué sentido tiene pues que el tirador acorralado en el párquing afirmara que actuaba solo y que no formaba parte de ninguna organización, cuando a la vez, el ataque estaba perfectamente coordinado entre varios atacantes, con una eficiencia casi militar?
Supongamos que el atacante mintió al negociador policialm, tratando de convencerlo de que actuaba en solitario.
¿Qué sentido tendría que mintiera sobre la evidente participación en el ataque de otros miembros?
A esas alturas, todo el mundo ya sabía que había varios tiradores y cualquier mentira sobre ello resultaría insostenible.
Además, ¿qué sentido tendría reducir la importancia de un ataque perfectamente coordinado, de venganza contra la policia y los blancos, que teóricamente debería simbolizar un levantamiento organizado de parte de la población negra contra “sus opresores blancos”, afirmando que él actuaba en solitario, como si fuera simplemente un tipo enfadado que improvisaba?
Esta es una de las contradicciones más absurdas que hemos visto en estas primeras horas.
Lo miremos por donde lo miremos, no tiene sentido que el atacante afirmara actuar en solitario.
Y recordemos que dichas contradicciones en la narración, proceden del portavoz del jefe de policia, haciendo alusión a las declaraciones del sospechoso acorralado y abatido.
_90326562_custodiapolicial
Pero más allá de esta extraña contradicción, que pronto será olvidada como ya viene siendo habitual en estos casos, lo cierto es que los crímenes realizados por la policia norteamericana contra la población afroamericana y especialmente los acaecidos en las últimas horas, resultan tan espeluznantes como indignantes.
Recordemos que en los últimos dos días, la policia de EEUU ha asesinado a dos ciudadanos negros indefensos, de forma tan espeluznante, que solo podía esperarse una reacción de fuerte indignación por parte de la población afroamericana.
Dos días antes de este tiroteo, Alton Sterling, de 37 años, fue asesinado a sangre fría por un agente de policia en Baton Rouge, Luisiana. El altercado fue grabado en video por un amigo de la víctima que lo hizo público.
Al día siguiente, se repitió el mismo patrón. Un joven llamado Philando Castile, era asesinado a sangre fría en un control policial en la ciudad de Falcon Heights, Minesota. La terrible escena fue grabada por la propia novia de la víctima, que la publicó en Facebook en directo.
Aunque ambos asesinatos parecen evidentemente reales, deberíamos hacernos algunas preguntas sobre cómo el timing en que se han desarrollado los acontecimientos y sobre algunos detalles relativos a la narración de los hechos, que podríamos llegar a considerar como sospechosos.
Para empezar, tenemos un mismo patrón repitiéndose en tan solo 24 horas: dos asesinatos de ciudadanos negros, a sangre fría y sin ninguna justificación, grabados por personas próximas a las víctimas, que consiguen subir las imagenes inculpatorias y altamente indignantes a las redes.
En ambos casos, tenemos imágenes claras sobre el abuso. En ambos casos, han sido grabadas por personas allegadas. En ambos casos, las imagénes son publicadas rápidamente sin que la propia policia se oponga a ello. En ambos casos, se genera una oleada de indignación ante lo acontecido. Y en ambos casos, las personas próximas a las víctimas…tienen una extraña actitud fría a pesar de estar viendo como matan ante sus ojos a un ser querido.
philando-castile
El caso concreto del asesinato de Philando Castile dentro del coche, es especialmente llamativo. Su novia transmite en vivo vía Facebook, con extraordinaria sangre fría, todo lo que está aconteciendo, mientras su novio agoniza a su lado bañado en sangre.
¿Alguno de ustedes se imagina cómo reaccionaria si mataran a un ser querido a su lado?
Habrá quien esgrima que la novia del fallecido no podía hacer gran cosa: si intentaba socorrerlo se arriesgaba a ser asesinada por el policia y se arriesgaba a no dejar constancia gráfica del crimen.
Sin duda, la joven ha tenido una sangre fría excepcional para aguantar el tipo y valorar la situación mientras ésta se desarrollaba.
Pero nadie podrá negar que tanta sangre fría (casi inhumana), como mínimo, invita a abrir la puerta a la sospecha…
Además, veamos que la grabación se inicia con el joven ya herido. Resulta lógico pensar que la joven empezó a grabar después de que su novio recibiera el disparo, para dejar constancia de lo sucedido.
Pero a la vez, la propia escena, tal y como nos ha sido mostrada, no elimina en absoluto la posibilidad de que sea una mera escenificación.
No obstante, no tenemos ninguna prueba que nos permita sustentar una sospecha como ésta, por lo tanto, solo podemos dejarlo al criterio y la interpretación de cada uno.
Solo podemos decir, que no sabemos si los hechos son reales o no.
160707111553-minnesota-shooting-philando-castile-diamond-reynolds-speaks-bts-00031317-super-169
Hay otro aspecto, sin embargo, que invita a la sospecha. Y es el timing de los acontecimientos.
Ya antes hemos indicado nuestras sospechas ante los paralelismos entre ambos asesinatos y su difusión mediática, que podrían invitar a sospechar de 2 escenificaciones.
Ahora pongamos las 2 escenas en un marco temporal.
Se produce un indignante asesinato a sangre fría, el de Alton Sterling, ejecutado en el suelo. Provoca una oleada de indignación entre la población afroamericana.
Justo en el zenit de la indignación ante este asesinato, se produce un segundo asesinato policial, también grabado y hecho público rápidamente, que provoca una segunda oleada de indignación, que al coincidir con el punto álgido de la rabia provocada por el asesinato anterior acaecido unas pocas horas antes, provoca un efecto multiplicador en la rabia y la indignación.
Dicho en otras palabras: si alguien quisiera provocar o justificar una reacción violenta por parte de la población negra, debería utilizar este timing para conseguir un efecto máximo.
Y es que he aquí donde se produce la tercera escala de esta conveniente sucesión de hechos: 24 horas después del segundo asesinato, se produce el ataque de los francotiradores contra la policia, como si fuera una respuesta de indignación irrefrenable contra el asesinato de ambos ciudadanos negros.
El timing y la rabia provocada, justifican la posibilidad de que se produzca este ataque.
_90326558_justice
Sin embargo, hay algunos aspectos que llaman poderosamente la atención sobre este ataque contra la policia.
El primero es que los atacantes son capaces de organizar lo que parece casi una operación militar en pocas horas. Determinan con precisión por donde se desarrollará la marcha de protesta en Dallas y estudian con precisión cómo deben realizar el ataque, qué posiciones deben tomar para causar el máximo daño posible. y no solo eso, sino que consiguen entrar en todos los edificios en los que se han apostado, acceder teóricamente a las azoteas sin levantar sospechas ni ser vistos y realizar toda la operación con enorme precisión. Y todo ello en apenas unas horas, tras el asesinato de philando Castile y la manifestación que ello provoca contra la policia.
Cualquiera concluiría que se trata de una operación realizada por experimentados profesionales, con amplios conocimientos en operaciones militares y sobre los operativos policiales.
Pero hay otro aspecto que también llama la atención, en este caso relativo al simbolismo del ataque y su posible efecto sobre la opinión pública norteamericana.
El ataque se produce específicamente contra la policia durante una manifestación pacífica contra la brutalidad y los abusos de la policía; con ello, el ataque consigue revertir los roles de manera muy sospechosa: los agresores policiales se convierten en víctimas de un ataque “criminal”, mientras que las víctimas que protestan, se convierten en los agresores.
¿No es un curioso giro narrativo?
¿No resulta muy sospechoso y sintomático que los agresores que matan a sangre fría ahora sean vistos como “pobres víctimas inocentes” por culpa de un ataque tan simbólicamente mal elegido?
Recordemos que todo esto se produce justo enmedio de una creciente campaña por el control de armas en EEUU, circunscrita además en una creciente división social y racial de la sociedad norteamericana, encarnada en las figuras de Barack Obama y del polémico candidato representante de las mayorías blancas indignadas, Donald Trump.
150804-trump-obama-comp-149p_9063cfc053709b34f2f9c4eed5516cad.nbcnews-fp-1200-800
Todo este asunto, tiene el potencial de generar un gran caos social dentro de los EEUU, que desemboque en enfrentamientos raciales, en un incremento acusado del poder policial para poder controlar la situación y finalmente en un intento por impulsar un control de las armas dentro de EEUU, algo que solo podría conseguirse a través de un caos considerable.
Añadamos a ello, la deriva en la política exterior norteamericana.
Podemos equivocarnos mucho con lo que expondremos a continuación, pero es una forma de ver la situación real, que no deberíamos desdeñar.
Y es que a pesar de que a la vista de muchos, EEUU y Rusia están cada vez más próximos a un enfrentamiento militar, lo cierto es que en los últimos meses, EEUU ha reducido notablemente su presencia directa en Oriente Medio, ha entregado prácticamente de facto el control de Siria a Rusia, con la que colabora, y ha hecho las paces con enconados enemigos históricos como Irán o Cuba, de forma sorprendente.
Ahora estamos inmersos en lo que parece una retórica belicista de la OTAN y de EEUU contra Rusia, cuyo máximo símbolo es el envío de tropas norteamericanas al este de Europa…pero que nadie se engañe: enviar mil soldados a Polonia o un total de 4.000 soldados a las repúblicas bálticas y el Este de Europa para hacer frente a Rusia, es solo un gesto simbólico que roza el ridículo.
1000 soldados
Enfrentar 4000 soldados al ejército ruso para defender Europa, es como tratar de parar una estampida de elefantes con un cazamariposas.
Es puro teatro y postureo.
Y lo mismo podemos decir sobre la “creciente tensión” en el Mar de China. Aparte de la retórica, las declaraciones y los gestos de gallito de unos y otros, ¿ha sucedido algo que pueda invitar a pensar que habrá un enfrentamiento militar inminente entre ambas potencias?
Observando fríamente la política exterior norteamericana real (no las declaraciones y la gestualidad) de los últimos 2 o 3 años, uno podría llegar a pensar que Obama está cortando todo problema exterior de su país, en vistas a concentrar todas sus energías de puertas para adentro.
Podríamos llegar a interpretar (es muy opinable y discutible y solo entra en el campo de las hipótesis), que EEUU se está retrayendo hacia dentro de sus propias fronteras, para afrontar un gran conflicto interior que requerirá de todos los medios disponibles.
Obviamente, todo lo que decimos en este artículo, son básicamente hipótesis que hacemos y interpretaciones propias sobre los hechos, cuyo objetivo es invitar al debate y a la reflexión.
Es un ejercicio que creemos que es sano y necesario, para desarrollar una mirada crítica sobre todo lo que acontece.
Ciertamente, a estas alturas no podemos saber qué hay de verdad y qué hay de mentira alrededor del tiroteo de Dallas…pero sí podemos ver que hay aspectos que resultan sospechosos y que como mínimo, permiten poner en duda la versión oficial de los acontecimientos.
¿Qué opinais vosotros?

1 comentario :

  1. esta bien claro el articulo y yo ire mas alla busca poner la ley marcial y todo esto es una bandera falsa, recuerde que hay miles de campos de cema y ataudes , para que es sino , pienselo

    ResponderEliminar