domingo, 14 de agosto de 2016

SIETE TIERRAS DEL GÉNESIS.

losmisteriosdelatierra.es
La transformación del mundo.
En el principio, en el génesis de todas las cosas terrenales, antes del nacimiento de nuestro planeta Tierra, los mundos del Sistema Solar ya existieron, y con ellos sus diferentes grupos de pensamientos, los seres inteligentes del Sistema Solar. Con el transcurrir de los tiempos algunas civilizaciones, algunos planetas, se crearon y se arruinaron.
Pero aquellos sucesos históricos fueron transportados al olvido eterno donde se confinaron bajo los sedimentos más profundos de las mitologías y leyendas que descendieron al nuevo mundo recién nacido, la Tierra, donde se plasmaron las historias de ancestrales civilizaciones galácticas y planetarias.
Finalmente nuestro mundo habitado se convirtió en el hogar de los humanos y de otros individuos. Pero esta morada terrenal no fue siempre el único hogar de los Seres Vivientes, de los árboles frutales de la vida, de las semillas de siembra viviente planetaria que había formado y organizado el Dios creador. En aquel entonces existieron naturalezas diferentes; seres inteligentes antes de nuestra existencia.
  • ¿Fue destruida la Tierra en varias épocas (cosechas), por los efectos naturales terrestres, por artefactos espaciales, o quizás fue arrasada por un dios (extraterrestre) que decidió cataclismos cíclicos?
  • ¿Se podría comparar estas extinciones masivas con la creación divina de los Siete Cielos y las Siete Tierras que se narran en diferentes tradiciones y cultos? En el Corán. Existieron las Siete tierras. Los Siete Cielos hindú. El pecado de Adán y los Siete Cielos. El Judaísmo, el cristianismo, y los Siete Cielos y Siete Tierras.

¿Fue destruida la Tierra en varias épocas (cosechas), por los efectos naturales terrestres, por artefactos espaciales, o quizás fue arrasada un dios (extraterrestre) quien decidió cataclismos cíclicos?

Este planeta ha sufrido diversas variaciones y continúas remodelaciones planetarias, Seis consecutivas transformaciones catalíticas significativas configuraron los pres siguientes representaciones de los cielos y de la tierra del mundo de aquél entonces.
Estas Seis reconstrucciones o evoluciones terrestres se llevaron a cabo sin una total destrucción de la vida, ya que estas pequeñas porciones vivientes fueron la cuna que sustentaba las nuevas iniciaciones. Actualmente, después del diluvio universal, existimos en la Séptima creación de dios.
La historia de la vida de la Tierra, es trazada por los diferentes procesos que han sufrido los seres vivos que aparecieron y evolucionaron en el planeta. La Tierra comenzó a formarse hace unos 4,5 Ga, es decir, miles de millones de años, pero no fue hasta hace aproximadamente 1 mil millones de años que apareció la vida en la superficie terrena.
Pero la vida en la Tierra ha sufrido extinciones masivas, que aunque destructivas aceleraron la evolución de la vida sobre la Tierra, tal como la conocemos hoy. Así la vida de la tierra ha sido perturbada invariablemente por terribles acontecimientos destructivos, donde innumerables seres vivos fueron víctimas de las diversas catástrofes.
A lo largo de los últimos 500 millones de años, existieron aproximadamente unas veinte extinciones masivas, algunas más destructivas y determinativas que otras, las más importantes transformaron la biodiversidad de la vida en la tierra, y también modificaron la combinación de los cielos. Estos dramáticos sucesos ocurrieron siempre repentinamente.
  • La primera gran destrucción masiva tuvo lugar durante el Periodo Ordovícico, hace unos 450 millones de años, en aquél entonces la vida todavía se confinaba, en sus principios, en el agua.  Más del 80% de las especies marinas fueron extintas.
  • En la tercera gran destrucción masiva fue recreada a finales del Periodo Pérmico, donde gran parte de los braquiópodos fueron extintos, así como los trilobites, los blastoideos, y los eruriptéridos. Este cataclismo destruyó el 75% de las especies terrestres, y por ese motivo fue considerada como la madre de las extinciones.
  • La quinta gran destrucción masiva se produjo a finales del Periodo Cretácico, unos aproximados 65 millones de años, en los finales del Periodo Cretácico, cuando se exterminaron los dinosaurios, y el 65% de todas las especies de la Tierra.
Una vez se ha generado un gran cataclismo destructivo de la vida, tarda millones de años para recuperarse la vida del planeta, apareciendo posteriormente nuevos elementos o personajes vivientes.
  • La sexta extinción masiva fue en la Era Antropocena, durante el Periodo Holoceno, alrededor de 10.000 años a.C.

¿Se podría comparar estas extinciones masivas con la creación divina de los Siete Cielos y las Siete Tierras que se narran en diferentes tradiciones y cultos?

En el Corán.
En el Corán se detalla como Dios creó las Siete Tierras y los Siete Cielos, como modelos de los distintos periodos de creaciones divinas, y que científicamente serían correlativos al establecimiento de periodos de catástrofes masivas, destructivas que conformaban las nuevas especies en proceso de evolución.
Dios es quien ha creado siete cielos y de las siete tierras similares. Su orden desciende entre ellos (de los cielos y de la tierra), que sepáis que Allah tiene poder sobre todas las cosas, y que Allah rodea (Comprende) todas las cosas en (su) conocimiento. “[al-talaaq 65:12].
“El Mensajero de Allah dijo: “Si alguien toma erróneamente un palmo de terreno, Alá, que es grande y glorioso, le hará cavar hasta que llegue al final de siete tierras, y entonces se le atará por el cuello hasta el Día de la Resurrección, cuando se juzgan a  todos los hombres “.
“Alá es Quien ha creado los siete cielos, uno encima del otro como una cúpula, y de la tierra, lo mismo realizó, creó siete tierras planas. Son siete tierras planas e islas. Entre cada dos tierras, hay un océano. Todo lo que está rodeado por el océano adyacente.”
El Mensajero de Allah dijo que Moisés: “Moisés, eran los siete cielos y sus habitantes, aparte de mí, y las siete tierras puso en una balanza, y no hay más dios que Allah’ en ellas.”
Existieron las Siete tierras.
La Primera Tierra se llama Ramaka, debajo de la cual hay un viento estéril, dominado por 70.000 ángeles. Con este viento Dios destruyó a la gente de Ad. Los habitantes de Ramaka son una nación llamada Muwashshim, sobre el cual cayó el tormento eterno y la retribución divina.
La Segunda Tierra se llama Khalada, y es el lugar de los instrumentos de tortura para los habitantes del Infierno. En ese lugar habitó una nación llamada Tamis, cuyo alimento es su propia carne, y cuya copa es con su propia línea de sangre.
La Tercera Tierra se llama Arqa, en el que habitan las Águilas mulelike, portadoras de colas como lanzas. En cada cola son trescientos sesenta púas venenosas. Ellos fueron las habitantes Aves que se colocó sobre la faz de la tierra. Sus habitantes son una nación llamada Qays, y comen la suciedad y beben la leche materna.
La cuarta tierra se llama Haraba, en ella habitan las Serpientes del Infierno, que son tan grandes como montañas. Cada serpiente tiene colmillos como las palmeras altas. En aquel entonces los habitantes de esta tierra Serpientes eran la nación llamada Jilla, que no tienen ojos, pero si manos y  pies, y tienen alas como murciélagos y mueren sólo por vejez.
La quinta tierra se llama Maltham, y era donde las piedras de azufre cuelgan alrededor de los cuellos de los infieles. Los habitantes de esta tierra son una nación llamada Hajla, ellos son numerosos y se comen entre sí.
La sexta tierra se llama Sijjin. Estos son los registros de las personas del Infierno, y sus obras detestables. En verdad, el registro de las acciones de los malvados sin duda Sijjin En esta zona habita una nación llamada Qatat, que tienen la forma de pájaros y adoran a Dios verdadero.
La séptima tierra se llama Ajiba y es la morada de Iblis. Habita una nación llamada Khasum, que son negros y con garras como leones. Son aquellos a los que se les dio dominio sobre Gog y Magog, que fueron destruidos.
“La primera cosa que Dios creó fue “la pluma”, entonces ésta le preguntó: “¿Qué voy a escribir? Y Allah dijo: Escribir el destino de todo. Por lo que la pluma escribió todo lo que era, es, y será, desde ese momento hasta el día del juicio. Entonces Allah creó el Nun, la ballena, que navegó por encima de las aguas. Y apretó la tierra en su parte interior.” La ballena es en un mar llamado “Adwad, y es como un pequeño toro en un enorme mar.
Los Siete Cielos hindú.
En los Siete Cielos de los textos hindús Puranas enseñan que hay siete mundos superiores (vyahrtis o cielos) y siete mundos inferiores:
El primer cielo es Satyaloka, la morada de Brahma que vive encima de Satyaloka, y los más grandes sabios Tapaloka.
El segundo cielo, están los más grandes sabios en reconocimiento de su cumplimiento impecable de los rituales Janaloka.
El tercer cielo,  está el mundo de los de vidas célibes Maharloka.
El cuarto cielo, es el lugar para aquellos que se presentaron voluntariamente a través de un periodo de celibato Svarloka.
El quinto cielo, es un grupo de planetas que albergan deidades menores, bardos y otros seres piadosos Bhuvarloka.
El sexto cielo,  es la atmósfera de la tierra; el hogar de los fantasmas y los espíritus atrapados en el limbo antes de su renacimiento Bhurloka.
El séptimo cielo, es la tierra y otros planetas con características similares.
El pecado de Adán y los Siete Cielos.
“Cuando Adán pecó, la Shejiná – Dios partió del primer cielo. El pecado de Kayin exigió el segundo cielo; la generación de Enós llevó al Tercer cielo; la generación de la gran inundación llevó al Cuarto cielo; La generación de la dispersión o éxodo llevó al Quinto cielo; Los Sodomitas, llevaron al Sexto cielo; y en el Egipto de los días de Abraham, llevó al Séptimo cielo.
(Shejiná, es una palabra hebrea que significa “la radiación” o “la presencia divina” de Dios Yahvé/YHWH)
(Sodomita, proviene de Sodoma que era una ciudad que, según el Antiguo Testamento de la Biblia, fue destruida junto a otra ciudad llamada Gomorra)
  1. Adam, 2. Jesús y San Juan Bautista, 3. José, hijo de Jacob, el profeta musulmán 4. Idris, 5. Sacerdote Aarón, 6. Moisés, 7. Abraham.
En el séptimo cielo de Abrahám, el Nilo y el Éufrates fueron “la cuna” del árbol de la vida.
El Judaísmo, el cristianismo, y los Siete Cielos y Siete Tierras.
La Biblia dice que Dios descansó el séptimo día después de haber completado su Creación que duró Seis días. Por otro lado los idólatras y los paganos dividieron la semana en siete días, que se representaban a través de una deidad y un planeta del Sistema Solar.
Sábado fue el primer día de la semana, y fue dedicado al planeta – dios Saturno.
Domingo fue el segundo día de la semana, y fue dedicado al planeta – dios Sol.
Lunes el día de la Luna.
Martes representado por el Dios – planeta Marte.
Miércoles a Mercurio.
Jueves a Júpiter.
Viernes a Venus.
En la cronología de la biblia, en el Antiguo Testamento, del Génesis 7-8, la palabra hebrea que se utilizó para precisar “catástrofe” fue “mabbul”, y en la versión griega de la Biblia la Septuaginta se traduce la palabra “cataclismo” del vocablo griego “Kataclusmos”.
El apóstol Pablo, en 2 Corintios 12: 2  dice: “Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años fue arrebatado hasta el tercer cielo. Si fue en el cuerpo o fuera del cuerpo no lo sé; Dios lo sabe”.
La Tierra también tenía siete capas que también representaban el mundo subterráneo o el infierno. En la Cosmología hebrea esta tierra llegó a la existencia proveniente de un caos de fluido, agua, abismo, impulsado por una ráfaga divina. Así es el comienzo épico del libro del Génesis:
“La tierra era un caos y sin efecto; y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo; y el viento de Dios se movía sobre la faz del agua.”
Previo al nacimiento de nuestra tierra actual, otros mundos fueron formados y llevados a la existencia, sólo para ser destruidos en el transcurrir de los tiempos.
Tampoco es este mundo, habitado por el hombre, es la primera tierra creada por Dios. Él hizo varias tierras antes que la actual, pero se destruyeron.
Pero incluso esta tierra no tendría permanencia si Dios no hubiese ejecutado su plan original para gobernar de acuerdo con el principio de una estricta justicia.
Sólo cuando vio que la justicia por sí mismo debilitaría el mundo, que se ha asociado merced a la justicia, y les hizo para gobernar de forma conjunta.
Así las cosas, Seis veces este planeta Tierra fue destruido con grandes catástrofes, y reconstruido posteriormente con nuevos cielos y nuevas tierras, pero sin tener que suprimir toda la vida planetaria. Y estas nuevas condiciones de vida se crearon a raíz de cada una de las catástrofes; y así nacieron nuevas posibilidades para las nuevas civilizaciones. Actualmente vivimos en el séptimo cielo y tierra creada por dios.
Vivimos en la séptima Tierra y Cielo; cronología.
Se crearon varios cielos, siete de hecho. Se crearon siete tierras: el más retirado el séptimo Erez, el sexto Adamah, el quinto Arka, el cuarto Harabah, el tercer Yabbashah, la segunda Tebel, y nuestra propia tierra llamada Heled, y al igual los otros, que se separa de lo anterior por el abismo, el caos, y las aguas.
-En el primer cielo y tierra EREZ, la más lejana en el tiempo las aguas produjeron seres vivientes y AVES que volaban sobre la Tierra. Génesis 1:20-22 “Llénense las aguas de múltiples seres vivientes, y vueles sobre la tierra abierta, por la expansión de los cielos. Dios creo grandes monstruos marinos y todo ser viviente que se mueve, y de los cuales están llenas las aguas, según su género, y toda AVE según su género. Y dios vio que era bueno y los bendijo diciéndoles: Sed fecundos y multiplicaros, llenad las aguas, y multiplíquense la Aves en la Tierra.” En éste fue el mundo de los Homo Aves.
Surgió la primera seca del planeta tierra, el primer súper continente UR, en el Eón Hádico, de la primera parte del periodo Precámbrico, hace unos 4.500 ma comenzó la aparición de las primeras tierras secas generado por una gran actividad volcánica, provocando que ascendiera las capas de tierra a la superficie, y que subiera de la tierra inmensas hileras de “vapores” que regarían toda la faz de la Tierra.
Génesis 2: 1-7. Estos son los orígenes de los cielos y de la tierra cuando fueron creados, el día que Jehová Dios hizo la tierra y los cielos, y toda planta del campo antes que fuese en la tierra, y toda hierba del campo antes que naciese; porque Jehová Dios aún no había hecho llover sobre la tierra, ni había hombre para que labrase la tierra, sino que subía de la tierra un vapor, el cual regaba toda la faz de la tierra. Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.”
Génesis 1:9-22. En el segundo día de la creación. “Dijo también Dios: Júntense las aguas que están debajo de los cielos en un lugar, y descúbrase lo seco. Y fue así. Y llamó Dios a lo seco Tierra, y a la reunión de las aguas llamó Mares. Después dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol de fruto que dé fruto según su género, que su semilla esté en él, sobre la tierra.
En el quinto día. “Creó Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su género, y toda ave alada según su especie. Y Dios los bendijo, diciendo: Fructificad y multiplicaos, y llenad las aguas en los mares, y multiplíquense las aves en la tierra.”
En el segundo cielo y tierra ADAMAH, este fue el mundo que nació la Serpiente, Reptil, o Dragón, que ando bípedo, una criatura astuta que habla y piensa.
(Dragón o Reptil, emana del monstruo marino que dios creó en el génesis de los tiempos. En la versión inglesa de la biblia se representa de diversas maneras, ya sea como dragón, ballena, serpiente, como monstruo marino, pero también como chacal.)
Génesis 3.  La serpiente fue al Edén e hizo caer en pecado a Adán y Eva. “Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?
Génesis 1.   En el sexto día. “Luego dijo Dios: Produzca la tierra seres vivientes según su género, bestias y serpientes y animales de la tierra según su especie. Y fue así. E hizo Dios animales de la tierra según su género, y ganado según su género, y todo animal que se arrastra sobre la tierra según su especie. Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.
Según la tradición oral del HAGADÁ, un libro hebrero, la Serpiente era una criatura de dos piernas que caminaba en posición vertical, y que tenía una altura como la de un camello. También describe a la serpiente como un ser alto, con dos patas, y con poderes mentales superiores. Este reptil era el señor de todas las bestias del Edén. Dios hablo con la serpiente y, le dijo: “Te he creado para ser rey de todos los animales que se creó y para estar en posición vertical”. Esto indica que podía caminar y que tenía conciencia.
En la biblia, la palabra hebrea para la criatura que tentó a Adán y a Eva es NAHAS, que se traduce como Serpiente, pero literalmente significa “el que resuelve secretos”.
En Grecia la palabra serpiente es Drakon y Septuaginta, que eran las grandes temibles criaturas serpientes, reptiles, y otros animales monstruosos. Así son Gran Serpiente con patas que andan erguidos.
Otras pruebas que podrían aprobar esta hipótesis serían las representaciones de las Piedras de ICA, Perú, donde imágenes de reptiles saurios que caminan erguidos y realizan tareas inteligentes, incluido la creación de una bípedo antepasado humano.
En la Epopeya de Gilgamesh, el nombre de una serpiente era SERU, el origen de la historia de Noe, y SARPA, palabra sanscrita para identificar a los dioses reptiles serpientes.
Estos seres serpientes viven desde entonces bajo el mundo subterráneo de la Tierra, apareciendo a lo largo de los tiempos con el fin de conformar las diferentes ideologías religiosas y políticas, así como los distintos restantes mecanismos de manipulación mental de los humanos de la superficie.
En el tercer cielo y tierra ARKA, esta sería la tierra o mundo de los seres híbridos mitad pez y mitad humanos, y también de los híbridos mitad humanos y mitad reptiles. Así muchos relieves sumerios y distintos relatos mitológicos los representan e identifican.
En el cuarto cielo y tierra HARABAH, en esta época en la que se localizan las sucesivas  bajadas a la Tierra de aquellos Dioses legendarios, “los hijos de dios”, y también sus múltiples relaciones con humanos, y posteriores creaciones mediante manipulaciones genéticas, por las que generaron seres híbridos o casi Dioses, semidioses que gobernaron sobre la tierra, y que se identifican en las diferentes mitologías de la Tierra.
En el quinto cielo y tierra, Yabbashah, este correspondería al periodo Lemuria.
En el sexto cielo y tierra, Tebel, sería la época de la Atlántida.
En el séptimo cielo y tierra, Heled,  mundo actual; nuestra civilización.
¿Qué se entiendo por Siete Tierras y Siete Cielos?
¿Es la configuración de los Siete continentes derivados de la expansión de las placas tectónicas hasta conformar el presente estatus terrestre?
¿Quizás las Siete Tierras y los Siete Cielos se refieren a la creación de otros planetas Tierra como nuestro orbe planetaria?
En el principio, la idea sobre los siete cielos puede haber venido heredado de los siete cuerpos celestres más cercanos de nuestro sistema solar. No se sabe cómo a las leyendas y las mitologías les llegó al judaísmo antiguo, posiblemente el Profeta Abraham las trajese consigo desde la primera tierra mesopotámica de Ur.  Sin embargo, los credos no admiten esta teoría sobre que dios creara los siete cielos que significarían las distintas civilizaciones que han pasado por la tierra.
Los Mandeanos, una secta gnóstica, enseñaron en su libro Sidra Rabba que la historia de la humanidad estaba compuesta por siete épocas que concluyeron por las diferentes catástrofes, y que cada época fue gobernada por un planeta-dios.
Esíodo, dijo que la Edad Dorada o del Sol gobernaba el planeta Saturno, y que la Edad de Plata y de Hierro gobernó el planeta Júpiter.
Virgilio, dijo, que antes del día de Júpiter, cuando reinaba el planeta Saturno en la Edad de Dorada o del Sol, ningún labrador dominaba aún la Tierra que estaba sin marcar, ni ser dividida en límites.
Las edades del pasado y que están entre catástrofes planetarias, son las llamadas Edades del Sol o Doradas. Estas edades configuraron iniciaciones de los planetas: la luna, Saturno, júpiter, mercurio, venus, marte, y por consiguiente las Edades del Sol, que serían las Edades Planetarias.
Esta idea de las oscilaciones planetarias que definían las Eras de la Tierra, también fueron recogidas por las Sectas Gnósticas. Desde esta aportación milenaria oral se transmitieron las ideas de los Siete Cielos y las Siete Tierras que simbolizarían finalmente en los Siete Días de la Creación de la Biblia hebrea, que recogió los diferentes mitos y leyendas que hablaban de los diferentes periodos de la Tierra.
En el Libro apócrifo de Enoch, las Siete Edades del mundo estaban cada una también dominadas por un planeta-dios.
Las enseñanzas Caldeas se distinguieron Siete Edades del Mundo, cada planeta, y cada Sol, y Luna reinan por un periodo de 1.000 años. En este mismo contexto aparecieron los días de la Semana que son regidos por los siete planetas. Este precepto de “la semana” se originó con los egipcios y se extendió a otros muchos pueblos.
Durante las Edades, el mundo, su humanidad atravesó por el periodo conocido como Génesis o creación de Dios. De hecho en la biblia hebrea dice que en el sexto día se establecieron los cielos y la tierra, y el séptimo día el Señor Dios concluyó su obra y descansó de todo su trabajo creativo.
Este día de descanso de dios, en el séptimo día, y según el Talmut babilónico, los rabinos interpretaron que ese día era el Sabat o Sabbatu, es decir, tiempo en que concluye la Ira de Dios.
Esto significaría que desde esa Edad o Periodo de descanso creacionista, y una vez que los cielos y la tierra se establecieron, no han de ser perturbados hasta que le corresponda a otro dios-planeta la siguiente creación.
El apóstol Pedro, en la biblia hebrea, dice que “un día del señor es como mil años”.
Fuentes y Referencias.
La biblia (Reina Valera).
Historia de Al-Tabari General Introducción y desde la Creación hasta el Diluvio, Volumen 1, trad. Franz Rosenthal [Universidad Estatal de Nueva York Press, Albany 1989], pp. 207-208)
El Corán.Bereshit Rabá 83: 7. Bereshit Rabá 19: 7.
Cuentos de los Profetas-Qisas al-Anbiya , trad. M. Wheeler thackston Jr. [Grandes Libros del Mundo Islámico, Inc., distribuido por Kazi Publications;. Chicago, IL 1997], pp 8.
Mitologías y leyendas de las Edades de la Tierra.
© Copyright – CC Creative Commons – Copyleft, y remanentes análogos. Aviso de copyright, “Los Misterios de la Tierra” se reservan todos los Derechos.
         www.losmisteriosdelatierra.es  / www.themysteriesoftheearth.com / www.misteriosdelatierra.es

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada