viernes, 9 de septiembre de 2016

Sospechosos del 11-S

screenshot251buscandolaverdad.es

Sospechosos del 11-S



Después de cesar como alcalde de la ciudad de Nueva York, Rudy Giuliani trató de lanzarse a sí mismo como un líder político nacional sobre la parte trasera del evento definitivo de su carrera.
Al final, fracasó rotundamente, con los votantes viendo de inmediato su estratagema por lo que era: alcahuetería política básica.
Pero lo que muchos no se dan cuenta es que el caso de Giuliani no es sólo otro que el de un político sádico que desfila sobre los cadáveres de los que murieron en su guardia para su propio beneficio político.
En el día del 11-S, mientras que los restos de las torres gemelas y el WTC 7 aún estaban humeantes, una de las primeras preocupaciones del alcalde Giuliani fue despejar la evidencia de la escena del crimen.
Rudy Giuliani: “Hemos sido capaces de mover 120 camiones de basura fuera de la ciudad la noche anterior, lo que te dará un sentido de la labor que se realiza durante la noche.
Residente NYC: “Es una locura aquí. Ellos siguen llegando,miren! No se detienen. Hay más, sigo pensando que es el final, pero no lo es.
(SOURCE: Donald Trump Commission on TERRORISM NYC mayor Rudy Giuliani = Criminal Destruction of Evidence WTC)
A pesar de las garantías de que la rápida eliminación de la evidencia de la Zona Cero fue importante para el acceso de emergencia, este proceso fue mucho más allá de simplemente abrir un camino para los trabajadores de rescate. Como Erik Lawyer, fundador de Bomberos por la Verdad del 11-S señala, la operación masiva para llevarse más de 1.5 millones de toneladas de escombros y vender gran parte del acero a la firma china Baosteel a precios de descuento no era sólo un enfoque entusiasta para despejar el área, sino que era en sí un crimen.
Erik Lawyer: “El 11-S fue la mayor pérdida de vidas y daños a la propiedad en la historia de incendios de EE.UU.. Esta deberíahaber sido la investigación de la escena del crimen más protegida, conservada, sobre-probada y exhaustiva en la historia mundial. Lamentablemente no fue así. Bueno, sabemos a partir de su admisión (NIST) que se destruyó la mayor parte de la evidencia. Como Richard (Gage) dijo: (en) 22 años de experiencia he visto muchas escenas del crimen, nunca he visto nada como esto en mi vida. Yo estaba fuera en el lugar, vi camiones que salía más rápido que en cualquier lugar que he visto, pero lo acepté en el momento y durante años lo acepté porque era una operación de recuperación y rescate y es normal tener así sucediendo. Una vez más, nunca habíamos visto nada igual, pero eso era de esperar.
Lo que no supe por hace años fue que lo que estaba pasando detrás de las escenas era que la evidencia estaba siendo destruida cuando fue enviada fuera. Por su propia admisión, la investigación del NIST de la Torre 7 no tenía ninguna evidencia física. ¿Cómo se investiga un delito cuando se han destruido todas las pruebas? No tiene sentido.
También admiten que se negaron a realizar pruebas deexplosivos o residuos de termita. Ahora bien, a lo que voy a entrar realmente rápido es que existen normas nacionales para una investigación. Eso es lo que todos piden. Una investigación que sigue las normas nacionales y mantiene a las personas responsables”.
(SOURCE: Fire Fighter Erik Lawyer Slams NIST And The 9/11 “Investigation“)
No hace falta decir, que nunca se ha llevado a cabo una investigación de la escena del crimen del 11-S siguiendo las normas nacionales de investigación y nunca será ya que Giulianisupervisó la destrucción ilegal de la evidencia misma.
Para agregar más insulto a este perjuicio, en 2003 el médico forense de la ciudad de NuevaYork, Charles Hirsch reveló que en la loca carrera por deshacerse de la evidencia de la escenadel crimen, los restos humanos del World Trade Center habían sido dejados en el vertedero de Fresh Kills [algunas imágenes AQUÍ por la marca de 10 minutos] donde los restos fueron ordenados y el acero fue vendido. En 2007 Eric Beck, supervisor de la instalación de reciclaje que cernió los escombros, admitió que algunos de esos restos humanos terminaron en una mezcla que se utilizó para pavimentar las calles y llenar los baches en la ciudad de Nueva York.

Pero tan grotesco como tales revelaciones son, no son la parte más impactante de la historia de Giuliani en el 11-S.
A finales de 1990 el Alcalde supervisó la creación de un centro avanzado de comando de emergencia de $ 13 de millones para coordinar los esfuerzos de recuperación y respuesta a desastres de la ciudad. Situado en el piso 23 del World Trade Center Building 7, al otro lado de la calle Vesey de las torres gemelas, el centro – apodado por la prensa local en su momento como “el búnker de Giuliani” – incluía muros reforzados, a prueba de balas, y resistente a las bombas, su propio suministro de aire y tanques de agua, camas, duchas para dar cabida a 30 personas, y tres generadores de respaldo. Podría ser utilizado para monitorear todas las frecuencias de comunicaciones de emergencia de Nueva York y era  atendido las 24 horas del día.

Y, sin embargo, de manera notable, en la mañana del 11-S, ni el alcalde Giuliani ni ningún personal de la ciudad o la policía o los funcionarios del departamento de incendios y otros estaban en el bunker después de los ataques a las Torres Gemelas.
Barry Jennings: Como le dije chicos, fue muy, muy divertido.Yo estaba en mi camino al trabajo y el tráfico era excelente,recibí una llamada de que un pequeño Cessna había chocado contra el World Trade Center. Me pidieron que fuera el hombre y la Oficina de Manejo de Emergencias.
Al llegar a la OEM EOC, nos dimos cuenta de que todo el mundose había ido. Vi café que estaba en una mesa de trabajo, el humo seguía saliendo del café. Vi bocadillos a medio comer”.
(SOURCE: Barry Jennings WTC 7 (Explosions) Interview)
Así que ¿por qué el Alcalde y el personal de emergencia de la ciudad no estaban en el lugar que había sido construido especialmente para tal evento? Según Giuliani, se les dijo que evacuaran porque se les había dado una advertencia de que las torres gemelas iban a colapsar. Una advertencia que, evidentemente, no se transmitió a ninguno de los del personal de emergencia que todavía estaban trabajando en los edificios.
Rudy Giuliani: Fui a la escena y establecimos la sede en la calle Barkley #75, que estaba justo allí con el Comisionado de la Policía, el comisionado de Bomberos, el jefe de Manejo de Emergencias y estabamos operando ahí cuando se nos dijo que el World Trade Center iba a colapsar.
Y así fue colapso antes de que realmente pudiéramos salir del edificio. Así que quedamos atrapados en el edificio durante 10-15 minutos y finalmente encontramos una salida, salimos, caminamos al Norte y llevamos a una gran cantidad de personas con nosotros”.
(SOURCE: ABC Sept. 11, 2001 12:41 pm – 1:23 pm ABC 7, Washington, D.C.)
Giuliani en sus propias palabras, ha admitido que se le advirtió que el World Trade Center iba a colapsar. Esto a pesar del hecho de que no había manera posible para que esto se predijera en la primera hora de que sucedió el desastre. Aún más increíble, a pesar de haber dado estaadvertencia, no se hizo ningún esfuerzo para dárselo a la policía, bomberos y otros socorristas que todavía estaban trabajando dentro y en los alrededor de los edificios.

¿Cuando, precisamente, se da esta advertencia, y por quién? ¿Por qué, a pesar de actuar en base a esta advertencia, Giuliani no hizo ningún esfuerzo por pasar el aviso relativo a los demás?
Como era de esperar, al enfrentarse a estas preguntas por parte de activistas durante su campaña presidencial de 2008, Giuliani se limitó a sonreír y negó haber recibido jamás tal advertencia.
Sabrina Rivero: “Usted informó a Peter Jennings que el 11-S usted sabía que las torres del World Trade Center iban a colapsar. Ninguna estructura de acero nunca en la historia se ha derrumbado debido a un incendio.
¿Cómo es que las personas en el edificio no fueron notificadasy quién más sabía sobre esto y cómo puede usted dormir por la noche?
Rudy Giuliani: “Señora, yo no sabía que las torres iban acolapsar.”
Tom Foti: Usted informó eso a Peter Jennings. Usted ha dicho que de hecho se le notificó que las torres iban a colapsarmientras estaba en el interior. No estoy seguro exactamente dónde estaba antes, pero usted dijo eso en el vídeo de ABC con Peter Jennings en una entrevista, que eran conscientes de que las torres iban a colapsar.
Nos gustaría saber ¿quién le dijo que las torres iban a colapsar por adelantado, señor?
También nos gustaría saber ¿a quién más le dijo? ”
Rudy Giuliani: “Bueno, el hecho es que no sabía que las torres colapsarían. Nunca me di cuenta de eso”.
(SOURCE: WeAreChange Confronts Giuliani on 9/11 Collapse Lies)
Entonces, ¿dónde estaba el Alcalde el 11-S? En el muelle 92, que ya estaba establecido comoun centro de mando funcional debido a un “simulacro” de emergencia a gran escala por FEMAque, por una notable coincidencia, había sido programado para el día siguiente.
Rudy Giuliani: “…Y seleccionamos el muelle 92 como nuestroCentro de Mando. La razón de que el muelle 92 fuera seleccionado como el Centro de Mando fue porque al día siguiente, el 12 de septiembre, el muelle 92 iba a tener un simulacro. Tenía cientos de personas de FEMA, por parte del Gobierno Federal, de la Oficina de Gestión de Emergencias del Estado y se les preparaba para un simulacro de un ataquebioquímico. Así que iba a ser el lugar en que iban a tener elsimulacro, el equipo ya estaba allí. Así que fuimos capaces de establecer un centro de mando allí en un plazo de 3 días queera de 2 y medio a 3 veces más grande que el Centro de Mandoque habíamos perdido en el World Trade Center 7 y fue desde allí que el resto de las tareas de búsqueda y rescate fueron completadas.”
(SOURCE: 9/11 Commission Hearings May 19, 2004)
El alcalde Giuliani supervisó la destrucción ilegal de la escena del crimen del 11-S y espenalmente responsable de la muerte de cientos de trabajadores de emergencia por no pasarlas advertencias previas acerca de los colapsos de las torres gemelas.
No es de extrañar, entonces, que el Departamento de Bomberos de Nueva York deteste tan apasionadamente a Giuliani por sus acciones deshonrando a sus hermanos caídos yencubriendo el crimen del 11-S.
Harold A. Schaitberger: “Rudy Giuliani ha utilizado los horribles acontecimientos del 11 de septiembre de 2001, para crear un personaje cuidadosamente elaborado. Pero el hechoes que lo que retrata Rudy no es una imagen completa de lasdecisiones tomadas que condujeron, en nuestra opinión, a la muerte innecesaria de nuestros miembros del FDNY y el intento de detener la recuperación digna de los que se perdieron.

La leyenda urbana de “El alcalde de Estados Unidos” tiene que ser equilibrada por la verdad.
(SOURCE: Giuliani Gets Exposed As Fraud by Firefighters)
Entonces, ¿cuál es la recompensa por las acciones delictivas de Giuliani en el 11-S? Una oferta para convertirse en el jefe del Departamento de Seguridad Nacional en el caso de una presidencia de Trump, por supuesto.
Este es el estado de la política estadounidense, y esto es precisamente la razón por la que una verdadera investigación de lo sucedido el 11-S no fue, y nunca será, llevada a cabo por el propio gobierno de Estados Unidos.
Fuente: https://www.corbettreport.com/911-suspects-rudy-giuliani/
Visto en : La Verdad Nos Espera

Sospechosos del 11-S: Christine Todd Whitman

La foto de la “señora de polvo se ha convertido en una de las imágenes icónicas del 11-S. Laimagen de una mujer, sorprendida y desorientada, completamente cubierta de polvo de lademolición de las Torres Gemelas, lleva los acontecimientos casi incomprensibles de ese día a una escala humana.
Pero, por supuesto, la “dama de polvo” no fue la única en sentir los efectos de la capa depolvo que descendió en Manhattan después de que las torres cayeron. En las horas, días y semanas que siguieron, miles y miles de víctimas, socorristas, personal de emergencia, grupos de saneadores, y residentes fueron sometidos al cocido venenoso del asbesto, benceno, mercurio, plomo, cadmio y otras partículas por la cual muchos están muriendo.
Reportero de la CBS: El Dr. David Prezant, Médico Jefe del Departamento de Bomberos de Nueva York, pasó 7 años examinando a más de 10,000 bomberos. Aquellos que estuvieron en el lugar del World Trade Center después del 11-Sy a aquellos que no estuvieron.
David Prezant: Y encontramos un aumento de todos los cánceres, combinados. Un aumento del 19% en los cánceres en comparación con el grupo no expuesto al World Trade Center.
(SOURCE: 9/11 first responders and cancer)
Abby Martin: Hable de los problemas médicos más urgentes que enfrentan los socorristas del 11-S en este momento.
John Feal: Cáncer. En un principio, en los primeros años fueron respiratorios, pero ahora son el cáncer y esto es sólo la primera ola de cánceres, cáncer de sangre, leucemias, cáncerde órganos, pero en 5 o 10 años más vas a ver los cánceres de asbesto. Habrá otra ola de cánceres y como le digo a todos, este es un largo problema generacional y una larga enfermedad generacional.
(SOURCE: 9/11 Cancers Killing First Responders | Think Tank)
Ken Goerge: Cada mañana me despierto y tengo que tomar 33 pastillas en el transcurso del día. A los 47 años de edad tengo pulmones de un hombre de 80 años que habría sido un fumador. La gente me dice que hay que olvidarse del 11-S y les digo ¿cómo podría olvidarme del 11-S, cuando todas las mañanas tengo que tomar este medicamento y caminar por ahí con un tanque de oxígeno.
(SOURCE: NYC 9/11 Rescuers Experience Lingering Health Problem)
Si los valientes hombres y mujeres que acudieron al World Trade Center en los caóticos días después del 11-S para ayudar con la búsqueda y rescate hubieran sabido los riesgos a los quese enfrentaban, eso sería una cosa. Pero, por supuesto, no lo sabían. Les dieron falsas garantías de Christine Todd Whitman, la administradora de la EPA, que aseguró al público a tan sólo unos días de la limpieza que el aire era seguro para respirar.
Christine Todd Whitman: Sabemos que el asbesto estaba allí,estaba en esos edificios. El plomo se encuentra en losedificios. Hay COV (Compuestos Orgánicos Volátiles), sin embargo, las concentraciones son tales que no representen un peligro de salud.
(SOURCE: Christie Whitman says air is safe days after 911)
A medida que las semanas y meses se alargaron, Whitman, la EPA y sus funcionarios hicieron declaración tras declaración tras declaración reafirmando que los niveles de contaminantes eran “bajos o inexistentes” y que la calidad del aire en Manhattan no planteaba ningún problema para la salud pública.
Ahora sabemos que estas garantías eran simples mentiras. El 18 de septiembre, el mismo día en que Whitman y la EPA estaban alentando a los neoyorquinos a volver al trabajo, la agencia detectó niveles de dióxido de azufre en el aire tan altos que “de acuerdo con una higienista industrial, superaron el estándar de la EPA para una clasificación de peligrosas”. En ese momento, los socorristas ya estaban reportando una serie de problemas de salud, incluyendo tos, respiración sibilante, irritación de los ojos y dolores de cabeza.
La evidencia continuaba saliendo a medida que había serios problemas de salud para las personas en y alrededor de Manhattan, pero la información se suprimió casi tan rápidamente como se descubrió. Cuando un laboratorio local probó muestras de polvo de cerca del sitio del WTC y encontró concentraciones peligrosas de fibra de vidrio y asbesto, el Departamento de Salud del Estado de Nueva York advirtió a los laboratorios locales que perderían sus licencias si se procesaban más “muestreo independientes”. Cuando los científicos del Servicio Geológico de Estados Unidos comenzaron a realizar pruebas en sus propias muestras de polvo, se sorprendieron con la “sopa de letras de metales pesados” que encontraron en ellas. Ellos enviaron esta información a la EPA, pero la agencia continuó garantizando al público que no había evidencia de riesgos para la salud a largo plazo.

El drama continuó desarrollándose a medida que la información se desbordaba sobre benceno,plomo y otras toxinas ambientales. Sin embargo, el 18 de septiembre la EPA aconsejó específicamente al público que no usara respiradores fuera de la zona restringida del World Trade Center. Entonces, sólo dos semanas después, la agencia distribuyó respiradores a sus propios empleados en el edificio de la EPA Región 2 en la calle de Broadway.
A medida que científicos, higienistas industriales, e incluso otros funcionarios del gobierno comenzaron a acusar a la EPA de encubrir el verdadero alcance del problema en Nueva York, la agencia continuó con su afirmación tenaz que el aire era seguro para respirar.
No fue hasta 2003 que el propio inspector general de la EPA reveló que la Casa Blanca había estado editando los comunicados de prensa de la agencia desde el principio, constatando que “el Consejo de la Casa Blanca sobre Calidad Ambiental influyó, a través del proceso de colaboración, la información que la EPA comunicó al público a través de sus primeros comunicados de prensa cuando convenció a la EPA de añadir declaraciones tranquilizadoras y eliminar las advertencias“.

Cuando los nuevos documentos fueron liberados al público en 2011, en vísperas del 10º aniversario del 11-S, se descubrió que esta edición fue incluso peor de lo que se temía.
Anthony DePalma: Hubo claras advertencias. Específicamente en Water Street, que para aquellas personas en esta zonasaben que no está lejos de Wall Street, que mostraron que losniveles de contaminantes en el aire eran demasiado altos para que las personas volvieran. Esa (advertencia) fue retirada la cual era bastante mala y luego reemplazada con unarecomendación de que la gente volviera a trabajar. Se les instóa volver. Inclusocuando las primeras muestras mostraban que había altos niveles de contaminantes.
Juan González: Y usted señala también que en muchos casos le decían (EPA) a la gente que se encontraba a salvo, incluso antes de terminar la realización de las pruebas iniciales.
Anthony DePalma: En un intercambio de correos electrónicosque ocurre el día 13 (de septiembre), así que es sólo un día y medio después, la gente en Washington en el Consejo de la Casa Blanca sobre Calidad Ambiental están diciendo a la genteaquí Oye, Christine Whitman está llegando. Ella va a hablar con los periodistas porque todos los resultados hasta ahorahan sido tan positivos.
Bueno, todos los resultados hasta ahora mostraronprácticamente nada porque casi no había resultados y sin embargo, estaban comprometidos con este mensaje de tranquilidad a pesar de los hechos. Y esa no es la forma en que debe suceder.
(SOURCE: 9/11 Debris Linked to Cancer, Details Emerge on How Officials Downplayed Ground Zero Dangers)
Indignados por el hecho de que se les había mentido y puesto en riesgo sus vidas, los residentes y los trabajadores en el bajo Manhattan y Brooklyn demandaron a Whitman y la EPAen 2004. En un fallo de 2006 permitiendo a la demanda colectiva proceder, la juez Deborah A. Batts del Tribunal Federal de Distrito en Manhattan excorió a Whitman, descubriendo que sus garantías sin fundamento de que el aire era seguro “aumentaron, y pudieron, de hecho, crear, peligro” para las personas que viven y trabajan en la zona. Dictaminando que la EPA había hecho “declaraciones engañosas de seguridad” sobre la calidad del aire, la juez Batts dijo: “Las acusaciones en este caso de declaraciones tranquilizadoras y engañosas de Whitman sobre la seguridad después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 son sin lugar a dudas impactantes para la conciencia”.

La decisión de Batts fue revocada por un panel de jueces en 2008, el cual dictaminó queengañar al público y contribuir a los problemas de salud y la muerte de incontables trabajadores de la Zona Cero no fue lo suficientemente impactante para la conciencia como para anular su inmunidad judicial como un agente federal.
Si Whitman tiene alguna conciencia, evidentemente no está impactada por ninguna de estasacusaciones. Ella no sólo nunca ha reconocido la culpabilidad o incluso pena expresada por lacontinua enfermedad y las muertes que su acción ayudó a causar, ha defendido en repetidas ocasiones sus acciones y de la EPA en general.
Christine Todd Whitman: Las declaraciones que funcionarios de la EPA hicieron después del 11-S se basan en el criterio de los profesionales ambientales y de salud con experiencia en la EPA, OSHA y el CDC, que analizaron los datos de las pruebas que 13 diferentes organizaciones y agencias recogieron en el Bajo Manhattan.
No recuerdo que ningún científico de la EPA o expertos responsables de la visualización de estos datos jamás me aconsejara que los datos de las pruebas del Bajo Manhattanmostraran que el aire o el agua propusieran riesgos para la salud a largo plazo para el público en general.
(SOURCE: Air Contamination at Ground Zero – C-Span)
Las mentiras de Whitman no son sólo las de otro político de auto-servicio que busca salvar su trabajo o no ir a la cárcel. Son las mentiras de alguien que ha contribuido al deterioro de la salud e incluso la muerte de miles de hombres y mujeres inocentes.
Para las víctimas de Christine Todd Whitman, la EPA, el Consejo de la Casa Blanca sobre Calidad Ambiental, y todos los demás organismos y agentes que mintieron al público acerca de los riesgos para la salud en Nueva York, el 11-S no es solo un día de horror que se produjo una década y media atrás. Es una pesadilla desenvolviéndose lentamente, una que cada día les lleva un paso más cerca de su tumba.
La “señora de polvo” es uno de los iconos de la tragedia de ese día. ¿Debería ser una sorpresa,entonces, que ella también fue devastada por las enfermedades relacionadas con el 11-S y finalmente murió de cáncer el año pasado?
Ella no fue la primera persona en morir a causa de las secuelas del 11-S. Y, gracias a Christine Todd Whitman y los mentirosos de la EPA quienes han consignado a miles y miles a un destino similar, ella no será la última.
David Miller: Mi nombre es David Miller. El 11 de septiembre de 2001, junto con cientos de mis compañeros de tropa fui a la Zona Cero. Nadie nos lo pidió. No se nos dieron órdenes. Fuimos porque nuestra ciudad, nuestro país, nuestros vecinos estaban bajo ataque y sabíamos qué hacer, o al menos lo creíamos.
El 13 de septiembre marchamos de nuevo, en grupos de dos o tres al principio y luego decenas hasta que debe haber habido más de 200 de nosotros. Llevamos cuerdas, escaleras,herramientas de todo tipo de nuevo dentro del humo y el veneno y los escombros, llegamos a una intersección con cientos de civiles animándonos. Nuestros uniformes estaban rotos y sucios, nuestra decisión fue sencilla. Permanecer y cavar el tiempo que teníamos alguna esperanza de salvar a alguien.

Quiero informarles sobre qué tan enfermos algunos de estos valientes hombres y mujeres han llegado a estar. Quiero explicarles cómo el alcalde se negó a aceptar el hecho de queno docenas, no cientos, sino miles de nosotros fuímos contaminados, enfermados y envenenados por las combinaciones más tóxicas de los materiales de construcciónen la historia de las operaciones de socorro y que durante 5 terribles años hizo caso omiso de ese hecho. 5 años en que nuestros familiares nos miraron caer muertos.
Y cada vez que Popular Mechanics llama a las personas de este movimiento, dementes, estos propagandistas -mentirosos profesionales y herramientas que no puede ni siquiera por ningún tramo de la imaginación considerarse periodistas – golpean otro clavo en el ataúd de otro trabajador de rescate.

(SOURCE: The 9/11 Chronicles: Part One, Truth Rising)
Fuente: https://www.corbettreport.com/911-suspects-christine-todd-whitman/
Visto en : La Verdad Nos Espera

Le tomó al presidente Bush un extraordinario período de 441 días después del 11-S establecer una comisión para investigar los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001. Y no fue sólo el caso de que Bush fue lento en actuar; se resistió activamente a cualquier investigación durante todo el tiempo que pudo, tomando el extraordinario y sin precedentes paso de pedir personalmente al líder de la mayoría del Senado, Tom Daschle limitar la investigación del Congreso dentro esos eventos.

Al final, la comisión fue insuficientemente financiada, severamente presionada, y como elpresidente de la comisión, Thomas Kean, admitió más tarde:
Thomas Kean: Pensamos que la Comisión (del 11-S) de muchas maneras se configuró para fallar”.
(Source: C-SPAN: Thomas Kean Speaks at the National Press Club – September 11, 2006)
Pero la señal más inequívoca de que Bush sólo estaba interesado en el nombramiento de unacomisión de encubrimiento para “investigar” el mayor ataque en suelo estadounidense en la historia moderna fue su elección inicial del presidente de la comisión.
Presidente Bush: Hoy me complace anunciar mi elección para presidente de la comisión: Dr. Henry Kissinger.
Reportero: Dr. Kissinger, ¿tiene alguna preocupación acerca de una vez que comience a trabajar la comisión y los dedosapunten a aliados valiosos, por ejemplo Arabia Saudita, por ejemplo, ¿qué implicaciones políticas podría tener esto para los Estados Unidos en particular en este delicado momento?
Henry Kissinger: Se me han dado todas las garantías por el Presidente de que deberíamos ir a donde los hechos nos lleven.
(Source: Henry Kissinger and the 9/11 Commission)
Ni siquiera el New York Times podría creer que Henry Kissinger, el consumado iniciado de Washington, podía pretender llevar a cabo una investigación independiente de determinación de los hechos dentro del 11-S. Es tentador preguntarse si la elección del Sr. Kissinger no es una hábil maniobra por la Casa Blanca para contener una investigación a la que siempre se opuso“, The Times publicó un editorial después del anuncio.

Kissinger puede haber sido preparado para ese cortés desacuerdo con su nombramiento. Perono estaba preparado para responder a las viudas del 11-S cuyos incansables esfuerzos habíanobligado a la creación de la comisión en primer lugar.
Narrador: Varios miembros de la familia se acercaron a Kissinger y solicitaron una reunión en su oficina en Nueva York.Antes de la reunión Kristen Breitweiser llevó a cabo unainvestigación exhaustiva de los posibles conflictos de interés de Kissinger.
Patty Casazza: Probablemente, muy a pesar de algunas de las personas en la habitación, Lorie (Van Auken) hizo algunas preguntas muy conmovedoras. “¿Tiene usted algún cliente Saudi-Estadounidense del que le gustaría contarnos?” Y élestaba muy incómodo dando vueltas y revueltas en el sofá yluego ella preguntó: “¿si él tenía clientes con el nombre deBin-Laden?, y él casi se cayó de su sofá.
Reportero de Noticias: El ex secretario de Estado HenryKissinger, renunció a la posición el viernes.
Mindy Kleinberg: Pensamos que la reunión ha salido bien.
(Source: 9/11: Press For Truth)
Kissinger fue destronado y la comisión avanzó bajo el presidente Thomas Kean y el vicepresidente Lee Hamilton. Pero mientras el nombramiento y cese de Kissinger recibieron toda la atención, la Casa Blanca estaba ocupada deslizando a otro agente dentro la comisión por la puerta trasera.
En enero de 2003, apenas semanas después de que Kissinger renunció, se anunció silenciosamente que Philip D. Zelikow podría asumir el papel de director ejecutivo. Como director ejecutivo, Zelikow recogiólas áreas de investigación, los materiales de información, los temas de las audiencias, los testigos y las líneas de interrogatorio a los testigos“. En efecto, este fue el encargado de dirigir la propia investigación.
Entonces, ¿quién fue Philip Zelikow? El comunicado de prensa de la comisión anunciando suposición, lo describió como “un hombre de gran estatura que se ha distinguido como un académico, abogado, autor y servidor público”. A pesar de que señalaron su posición en la Universidad de Virginia y su anterior papel como director ejecutivo de la Comisión Nacional para la Reforma Federal Electoral, curiosamente lo que falta en esta breve biografía son losmúltiples conflictos de interés que muestran cómo la administración Bush puso en esencia uno de los suyos a cargo de investigar cómo la administración Bushfalló en el 11-S.
En 1995 fue coautor de un libro con la asesora de seguridad nacional de Bush, Condoleezza Rice.
Formó parte del equipo de transición que ayudó a la administración Bush a hacerse cargo de la Casa Blanca de la administración Clinton.
Él fue incluso un miembro del Consejo Asesor de Inteligencia Exterior de Bush posterior al 11-S.
Pero quizás lo más increíble, Zelikow en realidad es el autor deEstrategia de Seguridad Nacional” de la administración Bush en 2002 que trazó la doctrina de guerra preventiva que sería utilizada contra Irak. Esto, sin embargo, es algo que ni siquiera los comisionados del 11-S Kean o Hamilton mismos sabían en el momento en que se formó la comisión.
Philip Shenon: Zelikow fue el autor de un documento muy importante emitido por la Casa Blanca en septiembre de 2002 que realmente se volvió la doctrina militar en su cabeza y dijo que Estados Unidos podría participar en la guerra preventiva, defensa preventiva. Que podríamos atacar a una nación que norepresenta una amenaza militar inmediata a este país. Y, obviamente, en septiembre de 2002, parecía algo seguro que ese documento se escribía con un solo objetivo en menteIrak.
Ahora, como digo, el autor del documento en el momento era anónimo. No sabíamos que Philip Zelikow había escrito esto y eso se hizo conocido creo ampliamente ahora, aunque sólo enlas últimos meses de la investigación de la Comisión del 11-S y que parecía plantear otro conflicto de intereses para Zelikow.
Michael Duffy: Para ser claros, la doctrina preventiva sale en septiembre de 2002. La Comisión se crea formalmente en
Philip Shenon: Diciembre de 2002.
Michael Duffy: ¿Y Kean y Hamilton, cuando contratan a Zelikow, son conscientes de su papel como el autor de la doctrina preventiva?
Philip Shenon: No lo creo.
(Source: After Words with Philip Shenon, March 2008)
Estos conflictos de intereses no eran meramente teóricos. Después de que los familiares de las víctimas descubrieron los vínculos de Zelikow con la administración Bush, se vió obligado a excusarse de las procedimientos de la comisión (que él mismo estaba dirigiendo) que tenían que ver con la transición de Bush a la Casa Blanca o el Consejo Nacional de Seguridad.
Al enterarse del nombramiento de Zelikow, el ex zar contra el terrorismo Richard Clarke (que Zelikow ayudó a degradar durante la transición de Bush), comentó que “La solución está en”preguntándose en voz alta: “¿Podría alguien tener un conflicto de interés más obvio que Zelikow“.
Miembros clave del personal e incluso uno de los comisionados amenazaron con abandonar la comisión por completo cuando conocieron la historia de Zelikow.
Cuando los familiares de las víctimas del 11-S descubrieron los vínculos de Zelikow, protestaron su nombramiento. Pero a diferencia de Kissinger, esta vez sus preocupaciones deshechadas y Zelikow siguió adelante.
Como él mismo Zelikow admite, sus lazos con las mismas figuras que supuestamente estaba investigando son una preocupación legítima, y cualquier investigación real de la cobertura del 11-S comenzaría con él.
Philip Zelikow: Hay toda una maraña de teorías de la conspiración sobre el 11-S flotando por todo el Internet, en videocasettes. Hay una industria entera de esto, si usted no ha leído mucho al respecto pues es una persona afortunada.Tengo un montón de esto.
De hecho, aparezco en gran parte en una serie de teorías de la conspiración clave. No, para ser justos, he trabajado con Condi Rice, ¿correcto? Trabajé con ella en la administración Bush 41, así que supongo podría ser visto como un posible hombre de confianza llevando a cabo un encubrimiento. Y es una preocupación legítima, sobre todo si no hubiera tenido otros 81 miembros del personal con su ojo de águila sobre mí”.

(Source: Road to 9/11 : and where we are today)
Convenientemente dejado fuera de la historia de Zelikow acerca de los “81” miembros del personal con su ojo sobre sus decisiones es que eran empleados que fueron contratados por ély bajo su completo control. De hecho, Zelikow se hizo cargo de la contratación del personal de la comisión e incluso detuvo a los empleados de comunicarse directamente con los propios comisionados. En los primeros meses, los miembros de la Comisión del 11-S en sí rara vez visitaron la Comisión porque Zelikow les negó sus propias oficinas o la capacidad para contratar a sus propios empleados.

El ejemplo más notable de control dictatorial de Zelikow se produjo en marzo de 2003, apenas tres meses después de que la investigación de la Comisión de 16 meses  comenzó. Fue en ese momento, antes de que la comisión siquiera hubiera convocado a una audiencia única, que Zelikow, junto con el asociado y consultor de la comisión de largo plazo Ernest May, co-escribió una esbozo completo del informe final.
David Ray Griffin: Antes de que el personal incluso tuviera su primera reunión, Zelikow había escrito, junto con su antiguo profesor, Ernest May, un esbozo detallado del informe de la comisión, completo, como Shenon lo puso, con encabezados de capítulos, subtítulos y sub sub-títulos. Cuando posteriormente se les presentó este esbozo a Kean y Hamilton les preocupaba que sería visto como evidencia de que el resultado del informe había sido predeterminado, por lo que los tres decidieron mantenerlo en secreto para el resto del personal.
Cuando el personal por fin se entero acerca de este esbozo un año más tarde se alarmaron. Algunos de ellos hicieron circular una parodia titulada El informe de la Comisión Warren:Esquema Preventivo. En uno de sus títulos de los capítulos se lee: Único punto: No hemos visto las evidencia hasta ahora, pero en realidad, estamos seguros. La implicación fue que el capítulo crucial en el esbozo Zelikow-May podría haber sido titulado: “Osama Bin Laden y Al Qaeda: No hemos visto sin embargo, las evidencia, pero en realidad, estamos seguros”.

(Source: The Toronto Hearings on 9/11 Uncut – David Ray Griffin – Day 1)
Entonces, ¿qué fue exactamente lo que Zelikow hizo como director ejecutivo?
Permitió información en el informe final de la comisión derivada de las sesiones de tortura de la CIA ilegales, a pesar de no tener acceso a la evidencia de esas mismas sesiones (que fueronposteriormente destruidas ilegalmente). Esto incluyó el testimonio del supuesto cerebro del 11-S” Khalid Sheikh Mohammed, que fue sumergido 183 veces en un solo mes, cuyos hijos fueron secuestrados por la CIA, a quien se le dijo que sus hijos iban a ser torturados con insectos, y que con el tiempo confesó toda una serie de tramas, incluyendo el bombardeo de un banco que no existía en el momento en que fue detenido. Más de una cuarta parte de los pies de página en el reporte final de la comisión tienen como fuente este testimonio bajo tortura, y como reconoció el propio Zelikow, “un poco, si no la mayoría” de la información de la Comisión sobre la trama en sí del 11-S provenían de este testimonio.
Zelikow negó entrevistas y documentos a los miembros del personal que investigaba la conexión saudí en los ataques, con el tiempo despidió a uno de ellos y eliminó el texto de su investigación del informe final.
Él volvió a escribir personalmente una declaración personal de la comisión para sugerir un vínculo sistemático entre Al Qaeda e Irak antes del 11-S, indignando a los autores de la declaración original.
Trabajó a espaldas de sus propios empleados para detenerlos de entregar al Pentágono una citación para responder acerca de información que NORAD estaba reteniendo de la comisión.

Sentó una propuesta para abrir una investigación criminal sobre la FAA y los militares quemintieron a la comisión durante meses, y luego remitió dicha propuesta no al Departamento de Justicia, que podría haber presentado cargos criminales, sino al Inspector General, que no pudo.
Y encubrió información sobre Able Danger, un equipo de inteligencia militar que había identificado a varios de los presuntos secuestradores del 11-S en el país antes del 11-S.
Coronel Anthony Shaffer: Después de la divulgación inicial, el Dr. Zelikow vino a mí al final de la reunión, me dio su tarjeta y dijo: “Lo que ha dicho hoy es de vital importancia. Es muy importante. Por favor, venga a verme cuando regrese a Washington, DC.
Regresé a Washington, DC, en enero de 2004, lo llame, dijeron:Queremos verlo, esperenos. No sucedió nada. Pasó una semana. Llamaron de nuevo, dijeron: “No necesitamos que venga, tenemos toda la información sobre Able Danger que necesitamos, gracias de todos modos“. Y eso fue donde se acabó.
Juez Napolitano: Muy bien, entonces que la información que usted le dijo al Dr. Zelikow en Afganistán sobre la CIA interfiriendo con su capacidad para proporcionar inteligenciaprocesable para el gobierno de Estados Unidosinteligenciaque podría haber ayudado a averiguar quien causó 11-S – ¿usted no estaba autorizado a testificar al respecto?
Coronel Anthony Shaffer: Es correcto.
Juez Napolitano: Correcto.
(Source: Judge Napolitano Exposing 9-11 Cover-Up With Col. Anthony Shaffer)
Desde el primer esbozo del informe final, Zelikow guió cuidadosamente el proceso,contratando y despidiendo personal, dirigiendo sus esfuerzos de investigación, decidiendo sobre los testigos, anulando información, y protegiendo a sus antiguos colegas en la Casa Blanca de la crítica.
Pero quizá más notable que el hecho de que “el proceso estaba arreglado desde el momento en que se hizo cargo de la comisión y comenzó a trabajar en el esbozo de predicción del informe final, es que en realidad él había escrito sobre el 11-S y su eventual secuela en 1998, tres años antes de 11 de Septiembre.

En un artículo tituladoTerrorismo Catastrófico: Afrontando el Nuevo Peligro“, escrito para ‘Asuntos Externos’ del CFR en Noviembre de 1998, Zelikow y los co-autores Ashton Carter y John Deutsche piden a los lectores imaginar un acto catastrófico de terrorismo como la destrucción del World Trade Center. “Al igual que Pearl Harbor, el evento dividiría nuestro pasado y futuro en un antes y un después. Los Estados Unidos podrían responder con medidas draconianas reduciendo sus libertades civiles, permitiendo una vigilancia más amplia de los ciudadanos, la detención de sospechosos y el uso de la fuerza letal. Más violencia podría seguir, ya sea ataques terroristas en el futuro o contraataques de Estados Unidos. Aunque tarde, los estadounidenses juzgarían a sus negligentes líderes por no abordar el terrorismo con más urgencia”.

La increíble predicción de Zelikow se convierte en algo menos que notable cuando nos enteramos de su propia experiencia autodescrita en la creación y gestión del “mito público“.En otro artículo de 1998 sobre mitos públicos, Zelikow identifica mitos “generacionales” que estánformados por esos acontecimientos trascendentales que se quedan grabados en la mente de aquellos que han vivido a través de ellos,” antes de señalar que el conjunto actual de mitos públicos, formados durante el New Deal en 1933, actualmente se desvanecen.

Conveniente para Zelikow, entonces, el evento “Pearl Harbor, que definiría el siguiente mitogeneracional“, conocido como la guerra contra el terrorismo“, llegaría sólo tres años más tarde, y que él iba a estar a cargo de la comisión encargada de la creación y gestión de la percepción pública de ese mito.
De hecho, dado su papel central en el encubrimiento del 11-S y la desviación de las preocupaciones lejos de los legítimos sospechosos del 11-S, cualquier investigación verdadera sobre los sucesos del 11 de septiembre implicaría un interrogatorio exhaustivo de Philip D. Zelikow.
Fuente: https://www.corbettreport.com/911-suspects-philip-zelikow/
Visto en : La Verdad Nos Espera

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada