lunes, 10 de octubre de 2016

El Libro de Enoc y los Nephilim: Ángeles caídos y Gigantes

codigooculto.com
Desde su traducción en 1800 a partir de textos antiguos descubiertos en Etiopía en 1768, el libro de Enoc ha creado un gran revuelo en los círculos académicos.
El Libro de Enoc y los Nephilim, origen e historia ocultos
Varias copias del mismo fueron descubiertas en 1948 entre los Rollos del Mar Muerto. Algunos incluso creen que podemos rastrear historias que tienen grandes similitudes con la antigua Sumeria.
Las partes del libro de Enoc cuentan la historia de los ángeles caídos que secuestraron y se relacionaron con mujeres humanas, lo que resultó en la creación de una raza híbrida conocida en toda la historia secular y bíblica como los Nephilim.
Las primeras partes del libro detallan la interacción de los ángelos caídos con la humanidad:
… Y Semjaza, que era su líder, les dijo: «Me temo que no están de acuerdo con este hecho, y solo yo tendré que pagar la penalidad de este gran pecado». Y todos ellos le respondieron y dijeron: «Hagamos todos un juramento y comprometámonos todos a no abandonar este plan, pero hay que hacer esto.» Entonces juraron y se comprometieron a no abandonar este plan. Y eran en total doscientos; que descendieron en los días de Jared en la cima del monte Hermón, y lo llamaron Monte Hermón, porque habían jurado y consolidado por mutuas imprecaciones sobre ello…”
Es así como se crearon los Nephilim, también conocidos como Gigantes, tal como se describe en el libro:
… Y quedaron embarazadas, trayendo al mundo gigantes, cuya altura era de trescientos veces ellos; que consumieron todas las adquisiciones de los hombres. Y cuando los hombres ya no podían sostenerlos, los gigantes se volvieron contra ellos y devoraron a la humanidad. Y comenzaron a pecar contra los pájaros y bestias, y reptiles, y peces, y devorar la carne de los otros, y beber su sangre…”
Nephilim
Nephilim
En la introducción al libro de Enoc leemos que: «Enoc era un hombre justo, cuyos ojos fueron abiertos por Dios para que él tenga una Santa visión del cielo, que los hijos de Dios mostraron a mí, y de ellos he oído todo y sé lo que vi, pero [estas cosas que vi] no [pasarán] para esta generación pero sí para una generación que aún no ha llegado.»
A pesar de que sólo cubre los primeros cuatro versículos del Génesis 6 (ver también Génesis 3:15, 2 Pedro 2: 4-6, Judas 6-7), Enoc se refiere a esta historia con gran detalle. De hecho, somos capaces de encontrar una lista con los nombres de 18 ángeles de un total de 200 que han cometido el gran pecado.
Curiosamente, este antiguo texto también detalla cómo estos ángeles caídos enseñaron a la humanidad cómo hacer espadas y cuchillos, escudos y corazas (metalurgia) … medicina mágica, cortes de raíces (medicinales y de uso alucinógeno), encantamientos, la astrología, el curso de la Luna, así como la forma de engañar al hombre.
… Y Azazel enseñó a los hombres a hacer espadas y cuchillos, y escudos, y corazas, y dio a conocer a ellos los metales de la Tierra y el arte de trabajar pulseras, y adornos, y el uso de antimonio, y el embellecimiento de los párpados, y todo tipo de piedras preciosas, y todas las tinturas colorantes. Y hubo mucha impiedad, y ellos cometieron fornicación, y se dejaron llevar por mal camino, y se corrompieron en todas sus formas. Semjaza enseñó encantamientos y cortes de raíces, Armaros la resolución de encantamientos, Baraqijal, enseñó astrología, Kôkabêl las constelaciones, Ezeqeel el conocimiento de las nubes, Araqiel los signos de la Tierra, Shamsiel los signos del sol, y Sariel el curso de la luna…” (Fuente)
En el tiempo de Noé, «la Tierra ya estaba corrompida delante de Dios, y la Tierra estaba llena de violencia, toda carne había corrompido su camino sobre la Tierra.»
Por temor a las consecuencias, los ángeles caídos llamaron a Enoc para hablar con Dios en su nombre.
Pero Dios usó a Enoc para entregar un mensaje de juicio contra los ángeles caídos.
Dios no los perdonó por enseñar a la humanidad el uso de las artes de la magia y la forma de guerra.
Esto, sin embargo, es resumido en gran detalle por el Pastor Chris Ward.
De acuerdo con el Libro de Enoc (No es un texto canónico), Dios juzgó a los ángeles por haber procreado a los Nephilim. Dios decretó que los ángeles caídos (vigilantes) debían ser echados en el Tártaro. Los Nephilim también fueron juzgados, y se determinó que sus cuerpos deberían volver a la Tierra en paz, pero sus almas estaban condenadas a vagar por la Tierra para siempre, como espíritus errantes…”

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada