miércoles, 5 de octubre de 2016

Sale a la luz la ciudad ultrasecreta que EEUU creó bajo el hielo del Polo Norte para bombardear la URSS

abc.es
Un proyecto más que ambicioso. Esta sería la mejor forma de definir «Camp Century», una base ultrasecreta que el ejército de los Estados Unidos creó durante los años 60 bajo el hielo de Groenlandia.
Diseñada para que sus túneles tuvieran una extensión de más de tres kilómetros (aunque finalmente su construcción se limitó a 1,6 kilómetros y dio alojamiento apenas a 200 soldados), sus restos podrían quedar ahora al descubierto debido al calentamiento global. Al menos, así lo han afirmado esta semana varios investigadores de la Universidad de York, en Canadá.

UY
La verdad sobre el proyecto «Camp Century» salió a la luz cuando los Estados Unidos desclasificaron (50 años después, como es habitual en el país) toda la información relativa al proyecto «Iceworm» (Gusano de hielo).
En los informes, se explicaba pormenorizadamente el plan para crear en el Polo Norte (bajo el hielo de Groenlandia) una gigantesca ciudad subterránea que pudiera acoger a cientos de combatientes y que contara, nada menos, que con un hospital, un cine, varias tiendas y multitud de laboratorios.
PARA SABER MÁS: Análisis de la importancia para el medio ambiente de los residuos nucleares en Camp Century
Acorde a los documentos, y tal y como ha informado la BBC, esta base empezó a proyectarse en 1951, apenas seis años después de que finalizara la Segunda Guerra Mundial y de que aumentara drásticamente la tensión entre la URSS y los EEUU. Su situación no podía ser mejor pues, al encontrarse a menos de 4.000 kilómetros de Moscú, podía ser utilizada para lanzar misiles (en caso de contienda abierta) contra el corazón del enemigo.

UY
El proyecto fue aceptado por Dinamarca (titular entonces de las tierras) y, en 1960 -tras el recrudecimiento de la crisis de los misiles de Cuba- el ejército norteamericano dio luz verde al comienzo del proyecto. Además, se estableció que la forma de abastecer la base sería mediante la instalación de un reactor nuclear. En 1961 se iniciaron las obras para dar vida a este gigante ubicado bajo el hielo. Sin embargo, la construcción se detuvo debido a que el hielo no era lo suficientemente firme.
A pesar de ello, sí se lograron edificar una serie de túneles con 1,6 kilómetros de extensión. Galerías que terminaron siendo habitadas por dos centenares de combatientes. No obstante, esta «ciudad» bajo el hielo fue finalmente desmantelada en 1966 y sus restos quedaron sepultados bajo el suelo junto a una cantidad de residuos nucleares capaces de llenar 100 campos de fútbol.
Según las últimas investigaciones de la Universidad de York, el calentamiento global (el aumento de temperatura en la tierra) podría ahora provocar que los restos de «Camp Century», salgan a la luz. Y con ellos, los residuos nucleares que fueron enterrados.« El cambio del clima en la región sugiere que esos desperdicios, que son una seria amenaza para el medio ambiente, no pueden seguir siendo considerados “conservados para la eternidad”», se lee en el informe.

UY
Todo esto se debe a que, según las investigaciones de la Universidad de York, el descongelamiento en el círculo polar ártico desde los años 2003 a 2010 aumentó un 100%. Algo que podría hacer que los restos salieran a la luz a medio plazo. «En la década del 60 no existía el término cambio climático y creyeron que el hielo y la caída de nieve constante iba a enterrar para siempre esos residuos tóxicos, pero no es así. Pueden salir a la superficie si el nivel de descongelamiento sigue», explicaron los expertos al diario «The Guardian».
«La construcción de Camp Century fue legal dentro de un tratado entre dos países, pero ahora hay que extraer esos residuos y eso se puede convertir en un problema político», le explicó Wolgan a BBC Mundo. Según este diario, de momento EEUU ha afirmado que está considerando las posibles soluciones.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada