sábado, 12 de noviembre de 2016

10 películas sobre el insconsciente que te harán dudar de todo lo que sabes


“Eterno resplandor de una mente sin recuerdos”. Este comienzo ya captó tu atención, ¿verdad? Así es el maravilloso análisis que el creador de esta pieza fílmica hace en cada una de sus películas. El trabajo de Michel Gondry es idílico y deleitante, pero ¿por qué? No es suerte y tampoco se trata de pura estética, la cual está sellada por el surrealismo en el caso de Gondry. Lo que nos ha llevado ha enloquecer cada vez que la pantalla grande se ilumina con alguna cinta de este director es la dualidad en la que navegan sus historias; misma división en la que el espectador se sumerge.
¿Qué nos hace pasar de la niñez a la edad adulta? O como diría Carl Jung, psicoanalista y ensayista suizo, ¿qué diferencia a nuestro consciente del inconsciente? Baby Joel, papel que Jim Carrey interpreta en “Eterno resplandor de una mente sin recuerdos” es la respuesta a ambas preguntas. La infancia es una etapa que jamás nos abandona. La transición que sufrimos de infantes a adultos es más una idea que una realidad. Gondry se basa en el concepto inconsciente colectivo del que habla Jung para resignificar la percepción que la mayoría tenemos sobre nuestro propio “yo”.
Los símbolos contenidos en la psique del ser humano, mismos que se encuentran más allá de la razón, se manifiestan en forma de sueños, realidades oníricas e historias fantásticas en los filmes del director francés. La nostalgia, creatividad y el lenguaje utilizado por el creador de “Amor índigo” es tan profundo y complejo como aceptar que sólo somos niños intentando ser adultos. Las cintas inspiradas en el discurso de Jung parecen escenas que se debaten entre la vigilia y el sueño. Como una deconstrucción mental los personajes, guiones y las secuencias de Gondry nos llevan a descubrir que la migración de niño a adulto es sólo es una ilusión.
Según Jung el inconsciente es el reflejo opuesto de la personalidad, irónicamente también se trata de del almacén más fiel de nuestros arquetipos. Acceder de manera voluntaria a esa parte de nuestro cerebro es prácticamente imposible e incluso peligroso. Sin embargo, Michel Gondry ha logrado recrear en cada una de sus películas la relación entre el consciente y el inconsciente, pues así dirige el comportamiento (papel) de los personajes que juegan (actúan) en sus cintas como niños intentando ser adultos.

Michel gondry science sleep

10. “The Thorn in the Heart” (2010)
Discurso adulto: Jean Yves intenta comprender mejor a su tía y otros miembros de su familia para conseguir la estabilidad emocional que tanto anhela.
Discurso infantil: Yves sólo pretende ganarse la atención de su familia para llenar un hueco cavado por su propio e infantil egoísmo.


9. “The Lettre” (1998)
Discurso adulto: Stephane intenta sobrellevar una ruptura amorosa que la lleva a una desesperada lujuria.
Discurso infantil: la protagonista sólo es capaz de explorar sus sentimientos al ser la sombra de su hermana mayor.


8. “Microbe & Gasoline” (2015)
Discurso adulto: narra la reflexión sobre la crudeza de crecer y despedirse de la adolescencia.
Discurso infantil: expone una realidad en la que nunca perdemos una parte de nuestra inocencia.


7. “Is the Man Who is Tall Happy?” (2013)
Discurso adulto: explica los conceptos más complejos del lenguaje en el guión de la cinta.
Discurso infantil: muestra la frustración que una persona sufre al intentar transmitir sus ideas.


6. “Mood Indigo” (2013)
Discurso adulto: las escenas hacen referencia a un concepto surrealista complejo y metafórico.
Discurso infantil: la estética es pretensiosa y la curiosidad infantil es el argumento más sólido de la historia.


5. “Be Kind Rewind” (2008)
Discurso adulto: se impone como una ficción a favor del arte independiente y el legado cultural.
Discurso infantil: es una propuesta que desnuda el conformismo de la inmadurez.


4. “The We and the I” (2012)
Discurso adulto: los personajes exploran una metamorfosis constante y relaciones personales complejas en el transcurso de la película.
Discurso infantil: estos adolescentes no buscan más que una versión exagerada de ellos mismos para divertirse.



3. “Interior Design” (2008)
Discurso adulto: una pareja recién comprometida intenta asimilar el cambio en sus vidas y su nuevo hogar en una gran ciudad.
Discurso infantil: a pesar del objetivo de estos dos personajes, ninguno deja de sentirse incomprendido por el otro, pues continúan siendo un par de niños.


2. “Human Nature” (2001)
Discurso adulto: la cinta intenta descifrar el comportamiento humano.
Discurso infantil: la historia gira alrededor de la absurda e inexplicable naturaleza humana.


1. “The Science of Sleep” (2006)
Discurso adulto: los personajes intentan explicarse el significado de cada uno de sus sueños.
Discurso infantil: la creatividad de los protagonistas no los deja diferenciar entre lo real y lo imaginario.

Muchos dicen que las películas de Gondry son como el despertar de un sueño lúcido para entrar a una realidad resplandeciente; pero su trabajo es algo más que colores pastel, fondos vaporosos y personajes irreales. Las producciones de este particular artista navegan entre todas las facetas del ser humano, incluyendo las que sólo habitan en nuestro inconsciente. Además de su extraña habilidad para volver lógico lo irracional y hacer de la “verdad” una fantasía, Gondry ha podido desmenuzar las piezas más escondidas del psique.
FUENTE http://culturacolectiva.com/

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada