jueves, 1 de diciembre de 2016

10 PERSONAS QUE AYUDAN A SUBIR EL NIVEL DE CONCIENCIA DEL PLANETA

planosinfin.com

10 PERSONAS QUE AYUDAN A SUBIR EL NIVEL DE CONCIENCIA DEL PLANETA
James Hansen 
Hansen es considerado el padre del movimiento activista en torno al cambio climático. Profesor de la Universidad de Columbia en el departamento de Ciencias Ambientales, Hansen es famoso por su testimonio ante el Congreso de Estados Unidos en 1988, un parteaguas en lo referente a la evidencia aceptada de manera oficial sobre el cambio climático. Hansen ha trabajado para la NASA y otras organizaciones estudiando la atmósfera de la Tierra y de planetas como Venus.
Una de sus ideas principales tiene que ver con que hasta que los gobiernos eleven los precios del carbono para que los combustibles contaminantes dejen de ser económicamente viables, el ritmo del calentamiento global no podrá ser paliado significativamente. “Actualmente los costos externos de los combustibles fósiles están siendo asumidos completamente por el público. Si tu hijo contrae asma, tú pagas los cargos del médico, la compañía de energía fósil no lo hace. Necesitamos un sistema que sea honesto… Mientras que los combustibles fósiles sean los más baratos, no habrá solución”. Hansen incluso ha llamado a que se lleve a juicio a ejecutivos de compañías de combustibles fósiles que deliberadamente han difundido información falsa sobre el calentamiento global, de la misma forma que ha hecho con compañías de tabaco, que ocultaron el vínculo entre fumar y el cáncer.
Douglas Rushkoff
Douglas Rushkoff es un teórico de medios y analista económico, seguramente el gran heredero de Marshall McLuhan en tanto a la habilidad de pronosticar y entender los efectos que tienen las nuevas tecnologías en nuestra mente y en nuestras relaciones, las cuales son adoptadas a una velocidad que suele eliminar la posibilidad de reflexión. En su trabajo reciente, Rushkoff ha mostrado con extraordinaria claridad los efectos que tiene la tecnología digital en nuestra desconexión con el medio ambiente y con nuestra propia naturaleza. Uno de los grandes problemas de salud en el futuro seguramente será el abuso de la tecnología y la dependencia que estamos desarrollando a los gadgets (la adicción a Internet ya es un problema de primer orden China, por ejemplo). En su libro Present Shock, Rushkoff argumenta que la forma en la que consumimos información 24/7 está generando una serie de nuevos trastornos cognitivos. En este mismo libro, el autor expone una serie de alternativas para reprogramar la tecnología con el fin de alinearla con los ciclos naturales del planeta y potenciarla para que nos permita vivir mejor, en armonía y con conciencia de los efectos que tienen los aparatos que usamos, puesto que, como explicó alguna vez McLuhan, los  nuevos medios “amplifican nuestros sentidos a la vez que los amputan”. Es por eso que es necesario aprender a programarlos o seremos programados por ellos.
En su último libro, Throwing Rocks at the Google Bus, Rushkoff analiza la economía de crecimiento infinito, la gran tendencia que ha dominado la economía desde por lo menos la era industrial y la cual se está convirtiendo en insostenible, no sólo amenazando con agotar los recursos del planeta sino también con crear una deshumanización de nuestras relaciones y favorecer un mundo virtual en el que todas nuestras transacciones ocurran de manera artificial (y seremos prácticamente reemplazados por máquinas inteligentes o seudinteligentes). El autor concluye que es necesario dejar de extraer valor de las cosas para crear una economía virtual disociada de la realidad en la que se genera dinero sólo por tener dinero y crear corporaciones que generen verdadero valor para sus empleados y para los consumidores. Es necesario, evidentemente, reprogramar la economía, las corporaciones y sobre todo nuestra mentalidad para dejar de pensar que el bienestar y la prosperidad están ligados simplemente a tener más ingresos económicos.
Thich Nhat Hanh
El maestro Thich Nhat Hanh es uno de los líderes espirituales más importantes del mundo, admirado tanto por líderes políticos como por altos exponentes de diferentes religiones en todo el orbe. Hanh es el fundador de Plum Village, un centro de meditación y comunidad monástica en Francia donde viven más de 200 monjes budistas y se practica lo que se ha acuñado como “engaged buddhism“, esto es, un budismo que se ocupa del medio ambiente y del cambio social.
La labor como maestro, poeta, autor de libros de budismo y de historia, activista y académico de Thich Nhat Hanh es vasta y supera los límites de este post que prefiere concentrase en sus enseñanzas prácticas, pero merece decirse que este gran maestro vietnamita ha estudiado y dado clases en universidades como Princeton o Columbia y domina idiomas como el inglés, el francés, el pali, el sánscrito, el chino, el japonés, su natal vietnamita y otros más. En 1967 Martin Luther King lo nominó al premio Nobel, diciendo que no conocía a nadie que mereciera más este reconocimiento. A sus 89 años de edad se mantiene activo enseñando y participando en importantes reuniones de discusión global, siendo admirado mundialmente por su paz interna y su compromiso con valores humanos que trascienden modas o intereses personales.
Una mención en este sentido también al monje budista Matthieu Ricard, quien dejó su carrera como científico en Francia para seguir el “dharma” a Nepal, donde fue uno de los primeros occidentales en ser ordenado en un monasterio budista. En una ocasión fue conectado a unos electrodos para medir sus ondas cerebrales mientras meditaba; los resultados de la medición –la firma neurológica de su estado mental, con grandes picos gama– hicieron que fuera llamado “el hombre más feliz del mundo”. Actualmente Ricard se dedica crear puentes de enlace entre el budismo y la cultura occidental y especialmente a promover un consumo responsable y al cuidado del medio ambiente.
Richard Davidson
El neurocientífico Richard Davidson es pionero en el estudio de la mente humana pero bajo una notable directriz: determinar qué es lo que científicamente hace a una mente sana. Ha sido votado una de las 100 personas más influyentes del mundo, según la revista TIME. Es reconocido por investigar los efectos de la meditación y la compasión de la mano del Dalái Lama. Es fundador del importante Center for Investigating Healthy Minds en el Waisman Center, donde realiza investigación de campo sobre trastornos afectivos, cognitivos y de estado de ánimo y su relación con las emociones y el bienestar.
Davidson argumenta que el cerebro tiene una importante plasticidad y que de hecho se puede aprender a ser feliz y a ser compasivo de la misma manera que se puede aprender a tocar un instrumento musical o hablar otro idioma. Su trabajo ha generado nuevas herramientas de corte emocional para tratar depresiones clínicas.
Edward Snowden
Uno de los hombres más buscados del mundo, el exagente de la CIA y contratista de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos es admirado por las masas y odiado por los gobiernos. Su inclusión podría ser polémica ya que en cierta forma Snowden podría haber puesto en riesgo la seguridad nacional de Estados Unidos. Sin embargo, su decisión de hacer la filtración más importante en la historia moderna, arriesgando su vida y viéndose forzado al exilio, arrojó luz sobre el incisivo aparato de vigilancia global al cual estamos sujetos, conocido como PRISM, y el cual prácticamente erradica la privacidad. En muchos sentidos, Snowden es un héroe de la libertad de la información y de principios de transparencia. Como él mismo señala en su Twitter: “solía trabajar para el gobierno pero ahora trabajo para el público”. La distinción es importante.
Ellen Langer
Esta psicóloga de la Universidad de Harvard es conocida como “la madre del mindfulness” y la fundadora del Langer Mindfulness Institute. Junto con varios maestros budistas y algunos otros psicólogos es pionera en la difusión de esta corriente de pensamiento que podemos definir como “conciencia plena” o “atención plena” y la cual está basada en ser consciente del presente, de las cosas que están sucediendo en este momento. Esta conducta, que es también una filosofía y una meditación activa, ha demostrado tener numerosos beneficios para la salud del ser humano. Además del seminal Mindfulness Langer es autora del libro Counterclockwise, en el que demostró que la actitud y ciertas tareas de mindfulness pueden revertir la sensación de envejecimiento en personas de tercera edad; en este libro Langer demuestra cómo las conexiones mente-cuerpo, el lenguaje y la atención tienen efectos tangibles en la destreza, el apetito, la memoria y la salud en general, proveyendo las bases para una terapia basada en el mindfulness.
Naomi Klein
Naomi Klein es una escritora, directora y activista canadiense conocida por su denuncia de algunas de las prácticas más oscuras del capitalismo y de la sociedad de consumo.
En su libro The Shock Doctrine, Klein denunció algunos de los aspectos del neoliberalismo y algunas de las tácticas utilizadas por el gobierno de Estados Unidos para avanzar su agenda económica expnasionista utilizando eventos de choque como desastres, invasiones e insurrecciones. Lo que llama “destrucción creativa”, siguiendo a Joseph Schumpeter. El libro más reciente de Klein es especialmente relevante: Esto cambia todo: Capitalismo vs el clima, en el que se argumenta que la economía neoliberal de mercado está impidiendo las reformas necesarias para que se produzca un cambio significativo a favor de la protección del medio ambiente.
 Rupert Sheldrake
Biólogo renegado de la Universidad de Cambridge, Sheldrake ha propuesto una de las teorías científicas más radicales de las últimas décadas (por la cual el editor de la revista Naturesugirió que sus libros debían ser quemados). Su teoría de la resonancia mórfica o de los campos morfogenéticos sugiere que la naturaleza tiene una memoria inherente y que existen campos compartidos de información que modifican las conductas y patrones genéticos de las diferentes especies. Esto puede cotejarse con la idea de la noósfera de Teilhard de Chardin, la cual sostenía que el ser humano evolucionaba hacia la materialización de una capa pensante planetaria o una conciencia global compartida.
En tiempos recientes Sheldrake se ha dedicado a investigar la telepatía entre madres y sus bebés, personas y sus mascotas y demás manifestaciones de comunicación extrasensorial y fenómeno psi. La evidencia científica que ha compilado en estos campos sugiere que es necesario generar un nuevo modelo de conciencia en el que ésta no sea concebida como un mero epifenómeno de la materia.
En este campo es merecido incluir también el trabajo del doctor Dean Radin y del doctor Roger Nelson, este último director del Global Consciousness Project de la Universidad de Princeton, el cual ha medido la forma en la que la conciencia global, siguiendo eventos de escala planetaria, llega a manifestarse de manera física en lo que llaman “electrogaiagramas”, los cuales miden concentraciones extraordinarias de conciencia.
Bernardo Kastrup
Bernardo Kastrup es un científico holandés que ha trabajado en el laboratorio del CERN, el cual es responsable del Gran Colisionador de Hadrones de Suiza. Es autor de numerosos libros, los cuales lo han llevado a convertirse en un importante puente entre el pensamiento científico y la espiritualidad. En tiempos recientes ha dejado su trabajo como físico e informático para desarrollar una de las teorías más interesantes y arriesgadas sobre la naturaleza de la conciencia desde el punto de vista de la academia en la actualidad. Kastrup considera que la conciencia es el aspecto fundamental del universo y no puede reducirse a un materialismo, ni siquiera al panpsiquismo que algunos científicos recientemente proponen. Merece citarse extensamente:
El dogma materialístico prevalente quiere que creas que todo lo que experimentas pasa completamente en el interior de tu cabeza, en la forma de actividad electromecánica, en y a través de las neuronas… Esta es la abstracción metafísica mas extraordinaria en la historia del pensamiento humano. Y es absurda. El verdor de la hierba, la textura de las hojas, el calor del Sol en tu piel, y la realidad real, la única realidad, no son copias generadas por tu cerebro dentro de tu cráneo. La realidad es la corriente y las ondulaciones del océano mismo de la mente; el medio de toda experiencia subjetiva. Las leyes de la naturaleza representan las regularidades del tapiz de la mente, no de un universo abstracto fuera de la mente. Que los patrones de actividad cerebral estén correlacionados con la experiencia subjetiva no debería suponer ninguna sorpresa: El cerebro no genera la mente, pero es la imagen del proceso de autolocalización de la mente, de la misma forma que un remolino es el proceso de autolocalización del agua… Nuestros cuerpos son solamente la imagen de un proceso mental; un proceso de autolocalización. Es nuestro cuerpo que está en nuestra mente, no nuestra mente en nuestro cuerpo.
Ai Weiwei
Weiwei es probablemente el artista chino más reconocido del mundo y sin duda uno de los más comprometidos con causas sociales y políticas. No sólo ha denunciado las violaciones de los derechos humanos y las prácticas antidemocráticas de su país sino que ha mostrado un gran compromiso con diferentes causas mundiales y una cercanía a pueblos oprimidos. En 2015 Weiwei fue nombrado Embajador Internacional de la Conciencia por Amnistía Internacional, un premio que incluye entre sus ganadores previos a Nelson Mandela y a Peter Gabriel.
Por otro lado Weiwei nos muestra que el arte es, político o no político, una herramienta para alzar la conciencia al introducir a las personas a una experiencia estética numinosa que puede llevar a la reflexión y al crecimiento interno.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada