domingo, 8 de enero de 2017

Nikola Tesla: Las 5 invenciones perdidas que amenazaron a la élite global

codigooculto.com
Nikola Tesla: Las 5 invenciones perdidas que amenazaron a la élite global
La mayoría de los grandes inventos cambian fundamentalmente la sociedad en la que existen. Puesto que las personas en la parte superior de la estructura social tienen más que ganar reforzando el status quo, suprimen tecnologías revolucionarias favorables al mundo pero peligrosas para su existencia.
El genio de la ingeniería Nikola Tesla no fue una excepción. Aquí están algunas de esas tecnologías.

Rayo de la muerte

Nikola Tesla afirmó haber inventado un «haz de la muerte» que él llamó «Teleforce» en los años treinta. El dispositivo era capaz de generar un intenso haz de energía dirigido «que podría usarse para deshacerse de aviones de guerra enemigos, ejércitos extranjeros o cualquier otra cosa que usted prefería que no exista».
El llamado «rayo de la muerte» nunca fue construido porque creía que sería demasiado fácil para los condados destruirse unos a otros. Tesla propuso que una nación podría «destruir cualquier cosa a menos de 200 millas… y proporcionará una pared de energía para hacer de cualquier país, grande o pequeño, inexpugnable contra ejércitos, aviones y otros medios de ataque». Dijo que se habían hecho esfuerzos para robar su invención. Habían ingresado a su habitación y examinado sus documentos, pero los ladrones, o espías, se fueron con las manos vacías.

Oscilador de Tesla

En 1898, Tesla afirmó que había construido y desplegado un pequeño dispositivo oscilante que, cuando estaba conectado a su oficina y en funcionamiento, casi sacudió el edificio y todo lo que lo rodeaba. En otras palabras, el dispositivo podría supuestamente simular terremotos. En vista de los terrores potenciales que tal dispositivo podría crear,«Tesla dijo que tomó un martillo y desactivó el oscilador, diciéndole a sus empleados que no hablen acerca de esto si se les preguntara». Algunos teóricos creen que el gobierno continúa usando la investigación de Tesla en lugares como la instalación de HAARP en Alaska.
Oscilador de Tesla

Sistema de Electricidad Libre

Con fondos de JP Morgan, Tesla diseñó y construyó Wardenclyffe Tower, una gigantesca estación de transmisión inalámbrica, en Nueva York en 1901-1902. Morgan pensó que la Torre Wardenclyffe podría proporcionar comunicación inalámbrica en todo el mundo. Sin embargo, Tesla tenía otros planes.
Tesla intentó transmitir mensajes, telefonía e incluso imágenes de facsímil a través del Atlántico a Inglaterra y a barcos en el mar basados ​​en sus teorías de usar la Tierra para conducir las señales. Si el proyecto funcionaba, cualquier persona podría tener electricidad. Desafortunadamente, la electricidad libre no es rentable. Y este sistema podría ser increíblemente peligroso para la élite global porque podría cambiar profundamente la industria de la energía. Imagínese lo diferente que sería el mundo si la sociedad no necesitara petróleo y carbón para funcionar. ¿Podrían las grandes potencias mundiales mantener el control? Morgan se negó a financiar esto. El proyecto fue abandonado en 1906 y nunca llegó a funcionar.
Sistema de Electricidad Libre

El platillo volador

En 1911, Nikola Tesla le dijo al New York Herald que estaba trabajando en una «máquina voladora» con antigravedad.
«Mi máquina voladora no tendrá alas ni propulsores. Usted la puede ver en el suelo y nunca supondrá que es una máquina voladora. Sin embargo, será capaz de moverse a voluntad a través del aire en cualquier dirección con una seguridad perfecta, a velocidades más altas de las que aún se han alcanzado, independientemente del clima e inconscientes de «agujeros en el aire» o corrientes descendentes. Se elevará en tales corrientes si se desea. Podrá permanecer absolutamente estacionaria en el aire, incluso en el viento, durante un largo período de tiempo. Su poder de elevación no dependerá de dispositivos tan delicados que emplean los aviones, sino de una acción mecánica positiva.
El platillo volador
El platillo volador de Tesla fue impulsado por un sistema de energía libre en un momento en que la industria de la aviación y el automóvil dependían del petróleo. Su invención tuvo el mismo destino que su sistema de energía libre.

Aeronaves mejoradas

Tesla propuso que las aeronaves de propulsión eléctrica transportarían pasajeros desde Nueva York a Londres en tres horas, viajando a ocho millas por encima del suelo. También imaginó que los dirigibles podían sacar su poder de la atmósfera misma, sin necesidad de detenerse para reabastecerse. Los dirigibles no tripulados podrían incluso ser utilizados para transportar pasajeros a un destino preseleccionado. Nunca le dieron crédito por su invención. Sin embargo, hoy en día, tenemos drones no tripulados que realizan misiones de combate, aviones supersónicos que vuelan a velocidades asombrosas y tecnología de lanzadera espacial que pueden rodear la Tierra en la atmósfera superior.
Durante mucho tiempo se sospechó que el FBI literalmente robó todo su trabajo, investigación e invenciones que él tenía en su poder cuando murió. Este rumor ha sido confirmado por las recientes y fuertemente expuestas solicitudes de la Ley de Libertad de Información publicadas por el FBI.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada