domingo, 26 de febrero de 2017

Descubren un colgante de Jade que podría cambiar lo que sabemos sobre los Mayas

codigooculto.com
Descubren un colgante de Jade que podría cambiar lo que sabemos sobre los Mayas
El arqueólogo de la UC San Diego Geoffrey Braswell sosteniendo una réplica del pendiente de jade maya. Crédito: UC San Diego
«Fue como encontrar el Diamante Hope en un lugar de Nueva YorkK, dijo Braswell, que dirigió la excavación que descubrió una gran piedra de jade tallada que perteneció a un antiguo rey maya. «Es de esperar que algo así se encuentre en una de de las grandes ciudades del mundo maya. En cambio, estaba aquí, lejos del centro», dijo.
La joya, un colgante de jade que llevaba en el pecho un rey maya durante importantes ceremonias religiosas fue descubierto por primera vez en 2015. Ahora está alojado en el Banco Central de Belice, junto con otros tesoros nacionales. Braswell ha publicado recientemente un artículo en la revista de la Universidad de Cambridge «Ancient Mesoamerica» que detalla el significado de la joya. Un segundo documento, en el Journal of Field Archaeology, describe las excavaciones.
El colgante es notable por ser el segundo más grande de jade maya encontrado en Belice hasta la fecha, dijo Braswell, profesor en el Departamento de Antropología de la Universidad de California en San Diego. El colgante mide 7,4 pulgadas de ancho, 4.1 pulgadas de alto y tan sólo 0,3 pulgadas de espesor. Realizar esta joya de forma delgada y plana, con una cuerda, grasa y polvo de jade habría sido una proeza técnica. Pero lo que hace al colgante aún más notable, dijo Braswell, es que es el único que se conoce que está inscrito con un texto histórico. Tallado en la parte posterior del colgante se encuentran 30 jeroglíficos que tratan acerca de su primer propietario.
«Literalmente, nos habla», dijo Braswell. «La historia que cuenta es breve pero importante». Él cree que puede incluso cambiar lo que sabemos acerca de los mayas.
Tres de los objetos enterrados por los mayas alrededor del año 800. ¿Por qué fueron sepultados?
Tres de los objetos enterrados por los mayas alrededor del año 800. ¿Por qué fueron sepultados?
Algo que también es importante es que el colgante «no fue arrancada de la historia por los saqueadores», dijo Braswell. «Buscarlo en una expedición legal, en su contexto, nos da información sobre el sitio y la joya que no podríamos haber tenido de otra manera o tal vez incluso imaginado.»

¿Donde se encontró la joya?

Nim Li Punit es un pequeño sitio en el Distrito de Toledo de Belice. Se asienta sobre una loma en las Montañas Maya, cerca del pueblo contemporáneo de Indian Creek. Ocho diferentes tipos de loros vuelan por encima. Llueve nueve meses del año.
Se estima que Nim Li Punit fue habitada entre los años 150 y 850. El nombre del sitio significa «sombrero grande», y fue llamado así luego del descubrimiento en 1976 de un elaborado tocado lucido por una de sus figuras de piedra. Su nombre antiguo podría ser Wakam o Kawam, pero esto no es totalmente seguro.
Braswell, los estudiantes graduados de UC San Diego, Maya Azarova y Mario Borrero, junto con un equipo de gente local, estaban excavando un palacio construido alrededor del año 400, cuando se encontraron con un colapsada, pero intacta, tumba. Dentro de la tumba, que data de alrededor del año 800 d.C, encontraron 25 vasijas de cerámica, una gran piedra que poseía la forma de una deidad y un pectoral de jade precioso. A excepción de un par de dientes, no había restos humanos.
El aspecto más importante de la joya, dice Braswell, es un texto histórico de 30 jeroglíficos en su parte posterior, un mensaje privado visto por el rey que la portaba.
El aspecto más importante de la joya, dice Braswell, es un texto histórico de 30 jeroglíficos en su parte posterior, un mensaje privado visto por el rey que la portaba.
El colgante está en la forma de una T. Su frente está esculpido con una T también. Este es el glifo maya «ik», que significa «viento y la respiración». Fue enterrado, dijo Braswell, en una curiosa plataforma, en forma de T. Y una de las vasijas descubiertas con él, un recipiente con una cara picuda, probablemente representa un dios maya del viento.
Para el año 800 d.C., el colgante fue enterrado, no con su dueño humano, sino que sólo con otros objetos. ¿Por qué? El colgante no era una chuchería, dijo Braswel, «tenía un inmenso poder y magia».
Los reinos mayas estaban colapsando a través de Belice y Guatemala alrededor de 800 d.C, dijo Braswell. Los niveles de población se desplomaron. Una generación después de la construcción de la tumba, Nim Li Punit fue abandonado.
«Una teoría reciente es que el cambio climático había causado sequías que condujeron al fracaso generalizado de la agricultura y el colapso de la civilización maya», dijo Braswell. «La dedicación de esta tumba en ese momento de crisis al dios del viento que trae las lluvias anuales, presta apoyo a esta teoría, y nos debería recordar sobre el peligro del cambio climático.»
La inscripción en la parte posterior del colgante es tal vez lo más intrigante de ello, dijo Braswell. El texto aún está siendo analizado por el coautor de Braswell, Christian Prager de la Universidad de Bonn, en el documento Ancient Mesoamerica. Y la propia escritura maya aún no está completamente descifrada.
Pero la interpretación hecha por Prager y Braswell del texto hasta el momento es la siguiente: La joya fue hecha para el rey Janaab Ohl K’inich. Además de narrar el primer uso del colgante en el año 672 para una ceremonia de dispersión de incienso, los jeroglíficos describen la paternidad del rey. Su madre, indica el texto, era de Cahal Pech, un sitio distante en el oeste de Belice. El padre del rey murió antes de los 20 años de edad y puede haber venido de algún lugar en Guatemala.
También describe los ritos de adhesión del rey en el año 647, dijo Braswell, y termina con un pasaje que enlaza posiblemente al rey con la poderosa e inmensa ciudad maya de Caracol, ubicada en la actual Belice.
«Cuenta una historia política lejos de Nim Li Punit», dijo Braswell. Señala que Cahal Pech, lugar de nacimiento de la madre, por ejemplo, posee 60 millas de distancia. Eso equivale a un viaje en autobús de cinco horas hoy en día, y en aquel entonces habrían sido muchos días a pie a través de la selva y a través de las montañas.
Puede que nunca sepamos exactamente por qué el colgante llegó a Nim Li Punit o por qué fue enterrado como lo hicieron, pero el proyecto de Braswell para entender el sitio continúa. Él planea regresar en la primavera de 2017. Esta vez, él también intentará ver si podría descubrir un vínculo con el mar Caribe. Después de todo,se encuentra a sólo 12 millas río abajo, un viaje de cuatro horas en canoa.

No hay comentarios :

Publicar un comentario