miércoles, 15 de marzo de 2017

El arma secreta de la CIA que WikiLeaks no reveló: "Una máquina del tiempo que obtuvo del Vaticano"


El Vaticano tiene la llave del secreto del viaje en el tiempo ... y compartió la tecnología con la CIA, de acuerdo con nuevas afirmaciones.

Tras las declaraciones de WikilLeaks donde dice que la CIA tiene las herramientas para hackear teléfonos inteligentes e incluso televisores para escuchar conversaciones, un autor ha afirmado que la CIA tiene un dispositivo mucho más sofisticado, que puede viajar a través del espacio y el tiempo.

El autor Alfred  Webre, quien escribió varios libros sobre viajes en el tiempo, dijo al diario ingles Daily Star Online : "Esta información filtrada de WikiLeaks no incluye los programas secretos que permiten a los seres humanos viajar hacia el pasado y hacia el futuro en el tiempo".

Afirma que el Vaticano proporcionó la tecnología conocida como "acceso cuántico" a la CIA desde la década de 1960.

Él dijo: el "acceso cuántico son secretos profundos del tipo que WikiLeaks no ha elegido  revelar".

Afirma que el Vaticano tiene una máquina "perspicaz" que puede acceder a "huellas" dejadas por eventos pasados ​​y ver escenas de la historia.

Aparentemente, se compone de una pantalla con sintonizadores-dials, y es llamado "chronovisor".

El autor dice que esta maquina no es tan sofisticada como para permitir que un usuario pueda "entrar" en la historia, pero muestra los eventos en la pantalla como si se hubieran grabado.

Webre alegó que el Vaticano ha permitido que sólo los estados de confianza puedan tener la tecnología, incluida la CIA, y dijo que "el Vaticano fue quien ayudó a fundar esa agencia", y que esa agencia es "el servicio secreto de los jesuitas".

"Lo que el Vaticano hizo fue subcontratar la tecnología y la dio al Pentágono y la CIA a partir de finales de los años sesenta.

"La CIA inmediatamente vio que podían usarlo con fines políticos.

"Ellos pusieron en marcha un programa a finales de 1960 para obtener conocimiento sobre el futuro político".

Él dice que también pueden mirar hacia el futuro, y se utiliza para revelar a los futuros presidentes, como Donald Trump, para que puedan ser preparados y "arreglados para el trabajo".

Webre sospecha que esta maquina también habría sido entregada a los servicios secretos británicos.

Dijo: "En el Tratado secreto de Verona, todas las coronas europeas se inclinaron ante el Vaticano.

Esto viene hasta el presente.

"¿Por qué habría subcontratado [la tecnología del cronovisor] el Servicio Secreto de la Corona Británica? según Webre fue para que la Corona Británica y el MI6 lo tuvieran para ayudar al Imperio Anglo-Americano.

"El MI5, el MI6 y la CIA son realmente criaturas del servicio secreto del Vaticano que se remontan a muchos siglos".

El Sr. Webre es Licenciado en Derecho de la Universidad de Yale.  Es autor de varios libros sobre viajes en el tiempo y el universo, y dirige un blog llamado Exopolítica.

Su último libro, Omniverse explica "la historia del chronovisor", y en su blog "establece historias de experiencias de la gente con el chronovisor".

No hay, por supuesto, ninguna evidencia para respaldar ninguna de las afirmaciones, y la ciencia dice que para que el viaje en el tiempo sea posible, tendríamos que viajar más rápido que la velocidad de la luz, que no está cerca de suceder.

Las controvertidas demandas del Sr. Webre lo han visto prohibido de sitios como Wikipedia y Facebook, pero afirma que su última publicación fue encargada por la Universidad de Oxford.

La Oficina de Prensa del Vaticano ha sido contactada por el diario ingles para hacer comentarios, pero aún no ha respondido.

Vídeo:

No hay comentarios :

Publicar un comentario